Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viola Davis: “Con este papel, por primera vez me siento actriz”

La protagonista de 'Cómo defender a un asesino' hace balance de su carrera

Viola Davis: “Con este papel, por primera vez me siento actriz”

Para muchos la mayor sorpresa de Cómo defender a un asesino fue que una actriz como Viola Davis, candidata al Oscar en dos ocasiones, aceptara pasarse al campo de la televisión. El éxito vino después. La audiencia, el fenómeno viral en el que se ha transformado esta serie que produce Shonda Rhimes, el hito histórico que ha marcado la intérprete al conseguir el primer Emmy como protagonista para una actriz negra.

Pero como demuestra la serie, siempre mezclando pasado y presente, hay muchas formas de ver las cosas. El arranque de la segunda temporada de Cómo defender a un asesino (en España la estrena esta noche el canal AXN, 21.30), es un buen momento para el balance. “Mi sorpresa fue que la gente pensara que yo tenía una carrera", confesó Davis a El PAÍS. Sin desdeñar sus trabajos anteriores, las candidaturas como mejor reparto conseguidas por Criadas y señoras (2010) y La duda (2008), Davis subraya que Hollywood nunca vio en ella a una protagonista. “La gente se piensa que tenía la carrera de una Cate Blanchett, de una Helen Mirren, pero nunca me ofrecieron esos papeles. Esos no llegan a mujeres de mi raza, de mi color, de mi edad. Por eso no entiendo la sorpresa. Con Annalise Keating por primera vez me siento actriz”, asegura.

La polémica está servida. La diversidad (o la falta de), es el pan nuestro de cada día en Hollywood. Pero por eso mismo y como dijo hace una semana nada más recoger otro premio por su trabajo, Davis prefiere no continuar hablando de lo que parece un trending topic en lugar de un problema.

Keating ha cambiado la vida de Davis de muchas otras formas. “Primera y principal: me ha dado una vida”, sonríe reconociendo algo que muchos otros actores han podido comprobar cuando han cambiado de medio. “Las cosas son más fáciles. Ahora duermo en casa todas las noches”, recuerda. Tras un año interpretando en pantalla a esta abogada criminalista con bastante historia a sus espaldas, nada parece sorprenderle, ni tan siquiera un arranque de temporada donde corre la sangre, incluida la suya. Y eso que asegura no saber mucho de la trama hasta que no llega al set. “A mi no me interesa la trama sino el personaje y no tengo ningún interés en encasillar a Annalise. Ya basta de tópicos, de adjetivos como fuerte, sensual o matriarcal que acompañan a los papeles que ofrecen a las negras. Yo la veo como una persona real”, describe. Bajando del pedestal acepta que algunos de los crímenes, de los que no quiere dar más detalles para no destripar la trama, si la han llegado a sorprender casi tanto como a los espectadores. Pero no la bisexualidad de su personaje, algo que vio venir desde que le dieron el primer guión. Como recuerda, Annalise busca lo que la hace sentir a gusto y, al menos durante un instante, segura. “Es una superviviente... y está hecha un lío”, afirma, por un segundo abriendo la coraza que ha creado para su personaje. “La única motivación de Annalise es la victoria”, confirma.

En su caso la victoria es algo más que el Emmy que su marido, el también actor Julius Tennon, le cambia constantemente de sitio y que hoy está en su estudio. “Siempre voy a ser esa niña que corría perseguida por chavales que me insultaban por ser negra. Pienso seguir corriendo con mi piel negra, oscura, siempre hacia delante porque no, no soy la niña rubita y blanca de La tribu de los Brady. Soy Viola Davis”, asegura la actriz ahora también productora de cine y televisión y dispuesta a mejorar la presencia de los negros en una industria que lleva años dándoles la espalda. “Porque como dice la escritora Anaïs Nin, las historias nunca se acaban”, remata.

El factor X

Mientras Viola Davis hace historia, la trama de Cómo defender a un asesino cuenta con una nueva estrella: Famke Jansen. La musa de los X-Men interpreta el papel de Eve Rothlow, abogada especializada en la pena capital y parte del pasado de Annalise, antigua compañera de clase dispuesta a plantarle cara. Otra mujer de armas tomar que no es fácil de describir. Porque como todo en Cómo defender a un asesino, Eve también oculta algo. Jansen tampoco se deja encasillar.

Más acostumbrada al cine, la actriz asegura que se está habituando al medio pero que la compañía ayuda. "Hay escenas que son verdaderas joyas. Los personajes son inigualables”, asegura. Sin miedo a ser la nueva en una serie ya establecida, Jansen reconoce que Davis tiene mucho que decir de su personaje. “Pero también tiene un gran instinto”, recalca.