Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De abogado de ficción a los tribunales

Rob Lowe protagoniza la comedia ‘Grinder’, por la que ha estado nominado al Globo de Oro

Rob Lowe y Fred Savage, en una imagen de la serie 'Grinder'.
Rob Lowe y Fred Savage, en una imagen de la serie 'Grinder'.

¿Y si a Rob Lowe le diera por presentarse a presidente de Estados Unidos? “Pero así, sin preparación, sin estudiar, sin nada. Solo por el hecho de haber trabajado en El ala oeste de la Casa Blanca”, dice el actor a EL PAÍS, comparando esa situación surrealista con lo que ocurre en Grinder, su nueva serie que esta noche (22.30) estrena Fox Life en España. En ella, Lowe interpreta a un actor al que le acaban de cancelar su serie de abogados (también llamada Grinder) y no se le ocurre otra cosa que utilizar los conocimientos que cree haber adquirido en la ficción para trabajar en el bufete de su padre pretendiendo ser un letrado. “Como si alguien contratara a Hugh Laurie como médico tras los años que se pasó en House”, resume el cocreador de la serie, Jarrad Paul.

Fred Savage, el niño de 'Aquellos maravillosos años', coprotagoniza la serie

Y quién mejor para vender la moto que alguien como Lowe. El actor parece incapaz de envejecer ante las cámaras y puede hacerle creer al público cualquier cosa. “Hay una parte de mí que siente que podría llegar a presidente”, sigue convenciéndose a sí mismo un actor cuyas ideas políticas están más cercanas a las de aquellos que dejaron la pantalla por la política (Ronald Reagan, Arnold Schwarzenegger) que a las de su personaje en El ala oeste de la Casa Blanca.

Grinder nació como una idea pero también como un deseo: el de hacer comedia. Lowe se confiesa adicto a series dramáticas como Los Soprano, Boardwalk Empire, The Americans o Rescue Me. “Y estoy obsesionado con Downton Abbey. Me pongo los cascos con la música de la serie cada vez que paso la aspiradora”, dice. Pero a la hora de volver a la pantalla prefiere la comedia. Porque a este amante de Saturday Night Live siempre le ha gustado como género y porque en un momento en el que la televisión generalista cada vez parece más obsoleta, Lowe defiende este medio y, especialmente, la comedia. “Me gusta disfrutar de una buena audiencia”, confiesa alguien acostumbrado a vivir, tanto en lo bueno como en lo malo, bajo la luz pública.

De abogado de ficción a los tribunales

Entre sus comedias favoritas, el intérprete de Parks and Recreation cita Modern Family. Es la respuesta adecuada porque en esta es donde se escondió durante años la otra mitad de Grinder. Tan opuesto a Lowe en la vida real como su personaje en la ficción, Fred Savage, más conocido como el niño protagonista de Aquellos maravillosos años, lleva años apartado de las cámaras dirigiendo series como Modern Family.

“Fue una decisión personal la de apartarme de la interpretación y dedicarme a la dirección los últimos 10 o 12 años”, recuerda alguien que tras crecer delante de las cámaras prefiere evitarlas. Su regreso fue parte curiosidad y parte admiración por Lowe, “el chico cool” que idolatraba de niño. “Y lo que no me di cuenta hasta que comencé a trabajar en Grinder es que por primera vez me sentí totalmente cómodo delante de las cámaras”, describe.

Grinder se apoya en el magnetismo de Lowe pero necesita del balance de Savage. “Yo veo nuestro trabajo como el de Simon y Garfunkel”, resume Lowe, no está claro si en serio o en broma. El único problema de esta comedia son sus diálogos, llenos de una jerga exageradamente legal que a Savage, que en la ficción interpreta a un verdadero abogado y que en la vida real no le hubiera importado ser letrado, se le traba. De nuevo, ying y yang, porque para Lowe es pan comido. “Tienes que acordarte que yo sobreviví a la escuela de diálogos de Aaron Sorkin”, recuerda, esta vez muy en serio, de su trabajo con el creador de El ala oeste de la Casa Blanca.

Una carrera en la pequeña pantalla

Desde que Rob Lowe debutara en una serie con 15 años, no ha parado. Aunque ha compaginado cine y televisión, el reconocimiento le llegó gracias a la pequeña pantalla. Durante 84 capítulos dio via a Sam Seaborn, uno de los asesores del presidente Bartlet en El ala oeste de la Casa Blanca.

Continuó en el mundo de la política con Cinco hermanos, donde interpretaba al senador Robert McCallister. Más recientemente, fue el optimista auditor Chris Traeger en Parks and Recreation. Una de sus seis nominaciones a los Globos de Oro le llegó por su trabajo en la película para televisión Behind the Candelabra, basada en la vida del músico Liberace.

Más información