Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aventuras en la Escocia de los clanes

'Outlander’ regresa con nuevos capítulos de su primera temporada

Sam Heughan y Caitriona Balfe, protagonistas de 'Outlander'.

La andadura de Outlander comienza en 1991. Aquel año, Diana Gabaldon publica el primer volumen de lo que terminaría convirtiéndose en una serie de éxito —en España, la editorial Planeta acaba de editar la octava parte—, que ha vendido más de 20 millones de ejemplares en todo el mundo. En verano de 2014, arrancó en la cadena estadounidense Starz la adaptación televisiva de las historias de Claire Randall y Jamie Fraser y el fenómeno Outlander revive. Con otro pequeño viaje en el tiempo se llega al próximo domingo, cuando la segunda parte de la primera temporada de la ficción televisiva arrancará en Movistar Series, solo un día después de su emisión en Estados Unidos.

Outlander narra la historia de Claire (Caitriona Balfe), una enfermera británica que, poco después del final de la II Guerra Mundial, de repente es transportada a la Escocia del siglo XVIII. El secreto del éxito de la serie está en su combinación de aventuras, fantasía, ficción histórica y altas dosis de romance, además del característico toque que añade el ser grabada en las Tierras Altas escocesas.

Sam Heughan, Jamie Fraser en 'Outlander'.
Sam Heughan, Jamie Fraser en 'Outlander'.

“En los ocho primeros capítulos se introducía la historia y se presentaban los personajes y la situación. La segunda parte se vuelve más oscura. El ritmo y la intriga continúan. Descubrimos más sobre los personajes. Sus relaciones son puestas a prueba y tienen que luchar por mantenerse juntos. El final de temporada es muy poderoso”, adelanta Sam Heughan, que da vida al joven Jamie Fraser, el culpable de que Claire vaya olvidándose poco a poco de Frank (Tobias Menzies), el marido que dejó en el siglo XX y que en el XVIII tiene un maligno antepasado (también con el rostro de Menzies).

Entrevistado por teléfono por EL PAÍS, Sam Heughan rememora las escenas subidas de tono que protagoniza junto a Caitriona Balfe en la ficción. “Éramos muy conscientes de que no queríamos tener escenas de sexo o violencia sin más, queríamos que tuvieran un significado para la historia o para los personajes. Siempre que hay una escena gráfica de ese tipo trabajamos mucho para que haga que la historia vaya adelante, que tenga relevancia. Estoy muy orgulloso del trabajo que hemos hecho”, cuenta sobre unas secuencias que describe como complicadas de rodar. “Estás en un sitio pequeño, con poca ropa, mucha gente del equipo viéndote…”.

Una imagen de los nuevos capítulos de 'Outlander'.
Una imagen de los nuevos capítulos de 'Outlander'.

La visión femenina que se ofrece de la historia (y el que la mujer lleve la voz cantante también en esas escenas) hizo que se calificara la historia de Outlander como una serie “solo” para mujeres. “A los que dicen eso les diría que tienen que ver la serie y se darán cuenta de que no es así. El tener una mujer como protagonista no quiere decir que la serie sea solo para mujeres. Hay muchas cosas interesantes, parte histórica, acción, ciencia ficción, aventura, viajes en el tiempo… Y una relación en el centro, pero le puede gustar a todo el mundo”, sentencia el coprotagonista de esta historia.

Aventuras en la Escocia de los clanes

Ser Jamie Fraser no es fácil, pero Heughan ha superado la prueba con nota. O eso parece por la aceptación de las fans de la saga y por el total respaldo de la autora de las novelas. “Tuve un entrenador personal con el que estuve trabajando en Londres durante cinco semanas para coger músculo. Cuando fuimos a Escocia teníamos un campamento en el que practicábamos monta de caballo cada día, cómo caminar y movernos con las armas, aprendimos gaélico…”, explica el actor, escocés como su personaje, aunque el llevar 14 años viviendo fuera de Escocia ha hecho que la serie le haya ayudado a redescubrir sus raíces. “Creo que Outlander es la representación más fiel de Escocia que hay ahora mismo. Hay elementos de fantasía en el guion y es una historia de ficción, pero tratamos de hacerlo lo más auténtico e históricamente fiel posible. Hay mucha investigación detrás, un vestuario muy cuidado, se cuidan hasta los más pequeños detalles”, añade Heughan, fan confeso de la ciencia ficción y, especialmente, de Battlestar Galactica, de la que Ronald D. Moore, productor ejecutivo de Outlander, también fue máximo responsable.

Tras los nuevos ocho capítulos, que cerrarán la primera temporada, en breve empezará la grabación de una segunda entrega que recogerá el contenido del segundo volumen de la saga literaria. Por delante tienen material de sobra para seguir contando durante años (si la cadena quiere) las aventuras de Claire y Jamie en una adaptación que se mantiene muy fiel a las novelas, como resalta Heughan. “He leído los libros, pero he intentado no leer mucho más de lo que hemos grabado”, confiesa. “Diana [Gabaldon] me ha dado muchos consejos, me mantengo en contacto con ella y uso los libros como guía. Lógicamente, no todo lo que está en las novelas se puede trasladar tal cual a la pantalla, tienes que hacer algunas concesiones. Pero creo que Ron y los guionistas han hecho un trabajo fantástico”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información