Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Euskadi a la televisión nacional

David de Jorge estrena este lunes su programa ‘Robin Food’ en Telecinco

Los cocineros Martín Berasategui y David de Jorge, en la cocina del programa.
Los cocineros Martín Berasategui y David de Jorge, en la cocina del programa.

El programa no va a cambiar de nombre. No van a dejar las guarrindongadas. Y seguirá, por supuesto, liderado por el mismo David de Jorge. “La diferencia es que ahora jugamos en el Maracaná”. El cocinero, famoso por su programa Robin Food que transmitía el canal vasco EITB, se traslada desde este lunes a Telecinco (14.00), acompañado del chef Martín Berasategui, uno de sus mentores.

Y lo hace porque cree que hacen falta más programas de cocina. Sí, más. “Porque no tienen fines retorcidos, solo quieren el bienestar de quien los ve”, dice con la honestidad que lo caracteriza. Y es que De Jorge suelta todo lo que piensa con una naturalidad tan auténtica como espontánea. “Si vas por la vida como un tipo normal no tienes problemas con nadie. Nos fuimos de EITB cuando terminó el contrato, y nos dijeron: ‘Ya saben dónde está nuestra casa’. Tenemos la mejor relación con ellos y estamos muy agradecidos”.

Según Manuel Villanueva, director general de contenidos del grupo Mediaset España, tampoco fue su intención ‘robarle’ al canal vasco el popular programa. “Esto es simplemente un upgrade para ellos”. Él mismo se declara un fanático de Robin Food, además de aficionado a la gastronomía. “Sí, hay muchos programas de cocina en la televisión, y es porque funcionan. La diferencia en éste son ellos. Su forma de contar las recetas”.

David de Jorge, 'Robin Food'.
David de Jorge, 'Robin Food'.

Que seguirá siendo la misma. Lo que va a cambiar es la metodología. Cada semana frente a las cámaras, De Jorge, que fue Premio Euskadi de Gastronomía 2013 y dos veces Campeón de España de Cocina, pasará los lunes cocinando para la dieta, los martes con una receta histórica, los miércoles demostrando sus trucos en el microondas dedicadas a los que van “a toda mecha”, los jueves acompañado de Berasategui y los viernes haciendo guarrindongadas, esas creaciones que le envían sus televidentes.

“Esto es más que un sueño hecho realidad. Ahora nos vamos a acercar mucho más a la gente”. Berasategui, que además de aparecer una vez por semana también dirigirá el programa, ha acompañado a David durante casi toda su carrera. “Se inscribió en el primer Campeonato de España que ganó porque yo le falsifiqué el documento de identidad. Era demasiado joven, ¡y lo ganó!”. Desde entonces es su fiel compañero.

Y su guía. Es en el plató situado debajo de su restaurante en Lasarte (Guipúzcoa) —tres estrellas Michelín— donde se graban todos los episodios. Y fue él quien colgó un aviso que pone: “No te dejamos hacer nada complicado”, por si a alguno de los dos se le olvida la premisa de la fórmula que los ha hecho populares.

Un día a la semana lo dedicará a los trucos de la cocina con microondas

Hablando de su éxito, De Jorge no tiene miedo a confesarse: “Yo he sido un estudiante horrible, por eso estoy tan feliz de estar aquí. Y además tengo que agradecerle a la televisión lo mucho que me ayudó a adelgazar”. Habla de los más de 130 kilos que ha perdido en dos años. “Ahora tengo más ganas de comerme el mundo”, declara, agregando que lo de estar frente a la cámara le hizo notar no solo su obesidad, sino las ventajas que podía tener cambiar su estilo de vida.

Que es lo que ha hecho. De dieta nada. De saludable, todo. Eso es lo que quiere mostrarle a España. Sopas, cremas, pescados, cereales, sándwiches, todo tiene su justo lugar en su cocina. “Y nos seguiremos riendo", dice, antes de vitorear "¡Hasta la victoria, venceremos!", uno de sus muchos gritos de guerra. Como el de "¡Viva Rusia!", que ahora cambiará. “La cosa está muy complicada para estar gritando eso”. ¿Que qué va a gritar ahora? Pues "¡Viva Prusia!", por supuesto. Sin complicaciones, sencillo. Como él.