CRÍTICA / ARTE
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Otra historia para el ‘Guernica’

En la exposición 'Kill Lies All' Javier Arce elabora una crónica alternativa de la obra de Picasso

Vista de la exposición 'Kill Lies All' de Javier Arce.
Vista de la exposición 'Kill Lies All' de Javier Arce.

El Guernica de Picasso se ha convertido en uno de los iconos más representativos del siglo XX, ya que es una imagen que se halla presente en infinidad de lugares y situaciones que no tienen relación con la Guerra Civil, el País Vasco, el arte o la actividad política, que serían los contextos más adecuados para justificar su presencia. A través de los más variados medios de difusión, la obra de Picasso se ha extendido por todo el orbe, pero a cambio su significación se ha diluido, la imagen ha dejado de ser un alegato político y su simbolismo se ha desplazado para convertirse en un elemento descargado de significación concreta. Pero la imagen creada por Picasso es tan potente que genera a su vez otra historia al margen de la gran historia que relata la pintura.

Como si padeciera una obsesión paranoica, Javier Arce (Santander, 1973) ha recogido imágenes y noticias aparecidas en diversos medios de difusión en las que el Guernica está implicado como noticia o como simple fondo ocasional, y con todo ello ha realizado una especie de crónica que ha recreado a través del dibujo. El punto central de esta intrahistoria se sitúa en la llegada del Guernica a España en 1981, después de su larga estancia en el MOMA de Nueva York, donde se exhibió desde finales de los años cincuenta. Con estos materiales heterogéneos, encontrados ocasionalmente y sin premeditación, Javier Arce construyó en 2012 dos exposiciones, una en Nueva York (Newman Popiashvili) y otra en Madrid (Max Estrella), lugares de partida y destino de la obra picassiana, los materiales de aquellas dos exposiciones son ahora mostrados en el MAS de Santander en una nueva instalación.

Pero lo que interesa aquí destacar es el doble trabajo de Javier Arce, que por una parte reivindica la manualidad del artista en la época de la reproductivilidad técnica, al servirse de un depurado dibujo que parodia las calidades de los medios de reproducción mecánica, y por otra recupera la capacidad narrativa de las imágenes, perdida en los procesos de conceptualización del arte, al reflexionar sobre los procesos asociativos en la creación visual.

Javier Arce. Kill Lies All. Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria. Rubio, 6. Santander. Hasta el 8 de junio 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción