Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Este superhéroe sí es de barrio

Los creadores de 'Malviviendo’ estrenan en Canal Sur su nuevo proyecto, ‘Flaman’

También preparan la tercera temporada de su exitosa serie 'online'

Un fotograma de la serie 'Flaman', dirigida por David Sainz. Ampliar foto
Un fotograma de la serie 'Flaman', dirigida por David Sainz.

Imaginen que un día se despiertan y se dan cuenta de que tiene superpoderes. Pueden llegar a lugares lejanos en solo segundos o pueden levantar coches con una sola mano. Ahora imaginen esos dones en manos de un cani sevillano, y tendrán Flaman, la serie que ayer estrenó Canal Sur y que viene firmada por los creadores de Malviviendo,la producción que revolucionó Internet con su retrato desternillante y surrealista de los bajos fondos sevillanos.

“El protagonista es un chavalito de barrio que se acerca bastante a lo que es un cani, un chaval normal que va a la facultad y un poco corto de mente. Un día descubre que tiene superpoderes y que no los puede controlar. Gracias al típico friki, que es un amigo de clase y que pretende convertirlo en una especie de Superman, irá evolucionando”, explica David Sainz, director de Flaman y de Malviviendo, ambas de la productora Diffferent. La nueva serie tendrá 14 capítulos que ya están listos para la emisión y que se han rodado en Montequinto y Dos Hermanas, cerca de Sevilla, y también en las propias casas de la gente del equipo y en los bares de sus amigos. En la serie “todos son un poco antihéroes”, y aunque los escenarios retratan una Sevilla menos dura que la de Malviviendo, el vecindario de Flaman podría ser Los banderilleros, el barrio marginal imaginario en el que transcurre la serie online.

Para esta serie, que cuenta con el apoyo de la productora de los hermanos Cadaval (Los Morancos), Sainz resalta que han mejorado mucho a nivel de interpretación. Del casting inicial salió el protagonista, Emilio Márquez, que encarna al Zequi. “Lo bonito del proyecto es que todos tienen entre 18 y 24 años. El protagonista es un chico de Córdoba que estaba en primer curso de Interpretación cuando grabamos el piloto. También seguimos contando con actores más conocidos como Dani Mantero, Lucía Hoyos o Antonio Dechent”, comenta Sainz.

Pero a pesar de que los derechos de la serie están comprados por Canal Sur y que eso les da cierta estabilidad —Malviviendo subsistía a base de donaciones de los seguidores y de patrocinios—, los chicos de Diffferent no están más tranquilos. “Cuando empezamos con Malviviendo no teníamos miedo a perder nada”, dice Sainz. Pero como saben que las televisiones “viven un momento difícil”, agradecen “la gran oportunidad que da Canal Sur”, porque piensan que quizá si no hubiera crisis ellos no hubieran tenido cabida en el canal autonómico. Tras el estreno de la serie en Canal Sur, los capítulos podrán verse a través de Internet en la web de la televisión autonómica.

Ahora que han estrenado Flaman, es momento de ponerse con la tercera temporada de Malviviendo, que seguirá emitiéndose a través de la web de la serie, en la que ya cuentan con más de 27 millones de visionados de los capítulos de las dos primeras. “Creemos que esta será la última temporada. Si la primera fue la juventud perra de los protagonistas en la que se vanaglorian de no hacer nada y la segunda una trancisión del desorden a la madurez, esta temporada estará centrada en una madurez ligada a las relaciones personales, el momento en el que los personajes buscarán a las mujeres de sus vidas”, comenta Sainz, que en la serie encarna a El negro. “En esta temporada todos nos vamos a ver reflejados. Va a haber bombazos que cambiarán la vida de los chavales: habrá nuevos personajes y también bajas”, explica. Los rodajes empezarán en abril y se espera que empiecen a colgar capítulos en la web en junio. Mientras, han vendido los derechos de la serie a Italia, Ecuador y El Salvador, además de haber conseguido emitir las dos primeras temporadas en el canal TNT. “En Malviviendo podemos hacer lo que queramos, pero sabemos que nos queda otro año de apretarnos el cinturón, aunque no nos importa. El objetivo es tener más patrocinadores, así la gente no tendría que gastarse su dinero y nosotros no tendríamos que pedírselo para continuar”, concluye Sainz.