Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tea Party inspira uno de los vampiros de la quinta temporada de ‘True Blood’

El fanatismo de Roman se basa en Rick Santorum, ultraconservador aspirante republicano a la Casa Blanca

Roman, el vampiro de 'True Blood' basado en el político Rick Santorum.rn
Roman, el vampiro de 'True Blood' basado en el político Rick Santorum.

Los incondicionales de la quinta temporada de True Blood estarán al tanto del nuevo inquilino de se ha instalado entre las criaturas que pueblan el universo de Bon Temps -el pueblo de Luisiana donde está ambientada-. El nuevo vecino se llama Roman y es el jefe supremo de lo que se podría considerar la Teocracia de los vampiros. Lo que quizás ignoren los seguidores de la serie es que el fanatismo del personaje está inspirado en los líderes del Tea Party, el movimiento ultraconservador del Partido Republicano de Estados Unidos, y más en concreto en Rick Santorum, que se postuló a la presidencia del país durante las primarias conservadoras.

Alan Ball, el genio creativo detrás de True Blood, explicaba en una entrevista a The Wrap por qué decidió inspirarse en el político republicano para uno de los nuevos personajes de la serie. “El punto de inflexión fue ver las primarias republicanas, escuchar a Santorum o Michele Bachmann... Pensé que era lo más parecido a una teocracia en América y me di cuenta que eso era más aterrador que cualquier monstruo de ficción”.

Al escuchar a Santorum, pensé que era lo más parecido a una teocracia en América y me di cuenta que eso era más aterrador que cualquier monstruo de ficción”

Alan Ball

Roman, personaje interpretado por el actor Chris Meloni, además de trajes un tanto extravagantes, es el encargado de determinar qué vampiros pueden cohabitar con los humanos sin beber su sangre, una suerte del guardián de la pureza de los de su especie, del mismo modo que Santorum y, por extensión, el Tea Party son los encargados de velar por las esencias del conservadurismo y la moral estadounidenses. Porta un vial con el plasma de primer vampiro, “el equivalente a un icono cristiano”, explicaba Ball. Santorum es un devoto católico, seguidor del Opus Dei.

Con esta especie de Gobierno de los vampiros -”una mezcla de Vaticano más Tribunal Supremo”, según la propia definición de Ball- de la que Roman es el sumo sacerdote, el creador ha hecho su particular transfusión a True Blood del Tea Party de EE UU. Será su último legado. Ball ya ha anunciado que abandonará la serie tras la quinta temporada.