Retorno a Brideshead, donde todo empezó

Mucho antes de la cadena HBO, incluso antes de Twin Peaks, Laura Palmer, las tartas del agente Cooper y de la extraña señora del tronco, se estrenaron dos series con las que todo empezó, dos productos televisivos extraordinarios que ya demostraron el poder y el valor que podían tener las películas por entregas. En aquellos tiempos, cuando alguien pensaba en series, venían a la cabeza títulos como La casa de la pradera o Con ocho basta, tal vez Arriba y Abajo. No es que fuesen malas... eran... bueno ... otra cosa. Sin embargo, entre finales de los años setenta y principios de los ochenta, llegaron a las pequeñas pantallas adaptaciones de clásicos recientes de la literatura británica que convirtieron las series en lo que son ahora: un producto cultural y cinematográfico de primera categoría. Se trataba de Yo, Claudio, basada en la novela de Robert Graves, Calderero, sastre, soldado y espía, La gente de Smiley, adaptaciones de la saga del Circus de John Le Carré, o Retorno a Brideshead, versión de la novela más conocida de Evelyn Waugh.

Todas estas series tienen puntos en común: el extraordinario material literario en el que se basan --no resulta nada fácil estar a la altura y lo están--, la impecable dirección y adaptación y, sobre todo, sus actores: Jeremy Irons, John Hurt, Derek Jacobi, John Gielguld, Alec Guiness, Laurence Olivier... lo mejor de la escuela británica. Retorno a Brideshead, sobre la que incluso llegó a filmarse un documental, tal vez sea la más redonda y es, sin duda, uno de los mejores trabajos que se han realizado nunca para televisión. Eso sí, a diferencia de otras series, no puede prolongarse más allá de sus diez capítulos, es un historia que empieza y termina sin posibilidad de segundas temporadas.

La novela de Evelyn Waugh (1903-1966) en la que se basa la serie es una de las grandes obras literarias británicas del siglo XX. El relato arranca cuando Charles Ryder, oficial británico durante la II Guerra Mundial, se instala con sus tropas cerca de una maravillosa mansión que le trae todo tipo de recuerdos. "Tan familiar me era aquel nombre, tan mágico me resultaba su poder ancestral que, al conjuro de su mero sonido, los fantasmas de aquellos últimos años hechizados empezaron a desvanecerse", escribe Waugh sobre aquel encuentro. En la serie, con una voz en off muy literaria que, sin embargo, consigue pegarse a las imágenes gracias a la voz magnética de Jeremy Irons, escuchamos, con la banda sonora de fondo: "Sí, había estado allí, lo conocía todo muy bien. Había estado allí la primera vez con Sebastian en una mañana de junio en la que vine sin conocer entonces mi destino".

Así empieza el largo flashback que narra la serie: la historia de la relación de Charles Ryder, el personaje interpretado por Irons en su primer papel importante, con los Flyte, la familia que posee Brideshead, católicos en la protestante Gran Bretaña, como el propio autor del libro. Todo funciona perfectamente, desde la impecable dirección de Charles Sturridge (autor de otra gran adaptación de Waugh, Un puñado de polvo) hasta la música, la fotografía, la adaptación, la ambientación y las interpretaciones. Las breves apariciones de Laurence Olivier y de John Gielgud son impresionantes, pero todo el reparto está a la altura.

Retorno a Brideshead nos sumerge en un mundo perdido, en una historia donde se mezclan la ambición, el tiempo, el amor. Conforme avanza la narración van surgiendo nuestros propios recuerdos, nuestras propias evocaciones. He visto la serie varias veces a lo largo de mi vida (son diez capítulos, como una película larga con el metraje que suelen tener los filmes en estos tiempos), pero nunca olvidaré la impresión que me causó la primera vez que la vi. Fue uno de mis primeros viajes al corazón de la nostalgia. Un consejo: traten de verla en versión original con subtítulos: el inglés que se habla merece la pena ser escuchado. Segundo consejo: traten de leer el libro si les ha gustado la serie. Es una combinación de cine y literatura que se logra pocas veces.

Comentarios

Yo me he leido el libro y es sencillamente delicioso. Me apunto la serie para verla porque tiene muy buena pinta.
Rcuerdo que cuando pasaron "Yo, Claudio" nuestro prefesor de latín, ya estábamos en COU, nos recomendó, casi nos obligó, so pena de bajarnos la nota, a verla, la pasaban los domingos por la noche y los lunes, como antaño las monjas con el sermón de la misa de los domingos, nos preguntaba de qué había tratado el capítulo. Desde entonces me he leído todo lo que he encontrado de su autor. Con la serie que encabeza este artículo la experincia fue muy similar, conocer la serie me dio a conocer al autor y su obra, y como bien dice el articulista y pocas veces se disfruta tanto leyendo una novela como viendo su versión en la pantalla. La cuestión ahora es, ¿dónde poder verlas de nuevo? Muchas gracias por este ejercicio de nostalgia
La serie es muy buena pero, como casi siempre, el libro es mucho mejor; es uno de los que más emociones me ha hecho sentir. Al contrario de lo habitual, es mejor leerlo despues de ver la serie en tv.
Gracias por la recomendación del libro, no lo conozco. Pero la serie me maravilló a mis quince años, aún la recurdo perfectamente.
La música de Brideshead revisited es simplemente mágica. Soy una fan total. Libro de Evelyn Vaugh y los videos de todos los capítulos en mi estantería. Más que un clásico, es el origen de las buenas series de TV, algo así com un eterno retorno. Genial.
La música de Brideshead revisited es simplemente mágica. Soy una fan total. Libro de Evelyn Vaugh y los videos de todos los capítulos en mi estantería. Más que un clásico, es el origen de las buenas series de TV, algo así com un eterno retorno. Genial.
Por supuesto tanto la novela como la serie son obras maestras, las he disfrutado en idioma original, que es soberbio. Pero, poner Arriba y Abajo (Upstairs Downstairs) al mismo nivel de La casa de la pradera es irreal. arriba y abajo es otra serie genial.
Un YouTube este es el comienzo y siguientes "Brideshead Revisited" sin subtitulos por supuesto. Una maravilla:http://www.youtube.com/watch?v=sD0nrC-vfaY&feature=relatedGracias por los recuerdos.
Brideshead fué el aglutinante estético que me convocó, junto a mis otros dos inseparables camaradas, en aquellos ya lejanos tiempos de la adolescencia tardía. Nos tradujo a imágenes (bellísmas) una novela compartida y celebrada. Una dulcísima huella imborrable y venerada
Coincido con Fernando. Decir que "Arriba y abajo" es una serie inferior es simplemente infamante. Es una gran serie, con unas interpretaciones absolutamente deliciosas y que, al igual que en "Yo, Claudio" tienen solo los decorados necesarios. No necesitan un gran despliegue.
En el año 2008 se hizo una nueva adaptación de la novela de Evelyn Waugh al cine, dirigida por Julian Jarrold e interpretada por Michael Gambon, Emma Thompson, Greta Scacchi, etc. ¿Alguno de vosotros la ha visto?, ¿merece la pena?
Cuando estrenaron Retorno a Brideshead en TV, el doblaje fue excelente, con Ricardo Solans al frente.Luego ese doblaje se perdió por temas comerciales, y el re- doblaje para sucesivas exposiciones y venta en VHS y DVD se fué al traste. Una pena.Ya me gustaría conseguir esa versión primigenia pero me ha sido imposible.
Yo también soy un enamorado de las series inglesas. Por muchas razones. También estoy en desacuerdo con que Arriba y Abajo sea una obra menor. Tiene todos los ingredientes que podríamos denominar típicamente británicos. Y recuerdo con verdadera nostalgia aquellos años en los que vimos series tan desconocidas como inencontrables hoy en día: "El Magistrado Ingles", "La Mansión Flambards", "Sombras en la Oscuridad"...... Luego llegó el tiempo de los "culebrones" y las insulsas series americanas alargadas hasta el infinito sin motivo...
En aquel año yo entraba en la universidad. Era un apasionado del cine. Ver esta serie fue para mí una especie de 'shock'. Era increíble que todo fuera tan bueno: la música, los actores, la ambientación, la historia, los diálogos, los monólogos ... Me sentía muy impresionado al ver cada episodio, de una manera que yo creía que era personal, sólo mía. Poco a poco vi que no era el único, algunos amigos y amigas en la facultad empezamos a hablar de ello, al principio brevemente, después fueron conversaciones que duraban horas. Son algunos de mis mejores recuerdos de aquellos años.
Para Pere , en mi humilde opinión , no se te ocurra ver la película , sin más comentarios....
Arriba y Abajo es una de las mejores series que se han visto en Televisón. Decir lo contrario es no tener criterio.
"Retorno a Brideshead" ... emociona.
[ 'In Arcadia ego', 9:41:24] "La cuestión ahora es, ¿dónde poder verlas de nuevo? ". Las dos series evocadas en el post, tanto en el caso de "Retorno a Brideshead", compilada en un pack de 11 DVDs, como "Yo, Claudio", en un pack de 6 DVDs, pueden localizarse a la venta en páginas del tipo de e-bay, sin mayor problema.. No es el caso, para mi gran frustración personal de aficionado mitómano, de otra serie contemporánea (1983) a las citadas. "The winds of war", a partir del relato homónimo de Herman Wouk, todo un verdadero mosaico narrativo de la encrucijada apocalíptica que el siglo XX encaró en el período que la historia ha tipificado como "segunda guerra mundial". Con unos espléndidos Robert Mitchum y Ali MacGraw al frente de un reparto coral que compone, probablemente, uno de los frescos históricos de la segunda guerra mundial más televisivamente valioso y al mismo tiempo, por una extraña paradoja comercial, más difícilmente accesible a los aficionados de habla no inglesa. Al punto de que en la versión DVD, de culto internacional, no existe siquiera la versión de subtitulado en castellano..
Inolvidable serie. Marcó época y sigue siendo bajo mi punto de vista la mejor. La he vuelto a ver hace poco en dvd y he experimentado la misma sensación de estar ante un hito en la historia de las series. TODO es inmejorable. Por cierto, la peli no está mal- pero ni punto de comparación con el original y el libro de Waugh- maravilloso! Imprescindible verlo en V.O.
"[...] tal vez Arriba y abajo"... Arriba y abajo sigue siendo una de las mejores series de televisión jamás producidas
Comparto plenamente la opinión de Guillermo Altares. Esta serie ha dejado en mí una huella inolvidable. Después de verla leí el libro en español un par de veces. Tanto me gustó, que incluso se lo reglaba a las que por entonces eran mos novias. Más tarde, mi hermana me regaló el libro en inglés y es así como empecé a descubrir al auténtico Evelyn Vaugh. También leí "A handful of dust", que me gustó mucho, aunque algo menos que Brideshead Revisited.La serie de TV la tengo en DVD y la he visto en versión origianl. Tanto Charles Ridel como la voz en off son evocadoras, te inundan de nostalgia y sosiego.Por último, la cita que más me gusta de este libro es la siguiente:"The languor of Youth -how unique and quintessential it is! How quickly, how irrecoverably, lost! The zest, the generous affections, the illusions, the despair, all the traditional attributes of youth -all save this- come and go with us through life. These things are part of life itself; but the languor -the relaxation of yet unwearied sinews, the mind sequestered and self-regarding- that belongs to youth alone and dies with it."
Comparto plenamente la opinión de Guillermo Altares. Esta serie ha dejado en mí una huella inolvidable. Después de verla leí el libro en español un par de veces. Tanto me gustó, que incluso se lo reglaba a las que por entonces eran mos novias. Más tarde, mi hermana me regaló el libro en inglés y es así como empecé a descubrir al auténtico Evelyn Vaugh. También leí "A handful of dust", que me gustó mucho, aunque algo menos que Brideshead Revisited.La serie de TV la tengo en DVD y la he visto en versión origianl. Tanto Charles Ridel como la voz en off son evocadoras, te inundan de nostalgia y sosiego.Por último, la cita que más me gusta de este libro es la siguiente:"The languor of Youth -how unique and quintessential it is! How quickly, how irrecoverably, lost! The zest, the generous affections, the illusions, the despair, all the traditional attributes of youth -all save this- come and go with us through life. These things are part of life itself; but the languor -the relaxation of yet unwearied sinews, the mind sequestered and self-regarding- that belongs to youth alone and dies with it."
Es un libro y una serie maravillosos. Los he visto varias veces, pero , por favor, ¿conoce "La saga de los Forsyte"?, la realizó la BBC a finales de los 60 y la emitieron en tve. Fue una maravilla. No consigo encontrarla. Muchas gracias.
La peli de Brideshead no es mas que un trailer muy largo e innecesaria. Mejor ver la serie.
Yo tengo esta serie en V.O. subtitulada... pero descargada de internet (que la vamos hacer, soy un pobre mileurista)... Otra serie extraordinaria fue La joya de la corona, que se basaba en las novelas de Paul Scott sobre los ultimos años de la dominación britanica de La India... Esta también me la descargué... pero, desgraciadamente, no es en version original.
El que Guillermo Altares compare 'la casa de la pradera' con 'Upstairs & downstairs' hace que me pregunte si realmente ha visto bien la serie británica, porque no tienen realmente nada que ver. Es algo así como equiparar 'The West wing' a 'Aida'.
De nuevo de acuerdo con Guillermo Altares. La serie es de una fidelidad absoluta al libro de Evelyn Waugh, al que sigue e interpreta en cada uno de sus matices. Si se añade la belleza de la imágenes en todos sus planos, la interpretación (Jeremy Irons, Anthony Andrews, fantásticos los padres de Sebastian, su hermana Cordelia, el padre de Charles, Anthony Blanche, Mr. Samgrass), y la música de Geoffrey Burgon, el resultado es una serie inolvidable; que también he visto completa 3 o 4 veces. Mejor, desde luego, en inglés. Como único reparo a la historia; tanto a la literaria como a la serie, es que decae algo al perder presencia el personaje de Sebastian.
La fidelidad al libro no lo es tal. La culpa desaparece. Creo que el centro del libro es la culpa. Por ser gay, por no serlo, por la redención. Por todo. en fin, el catolicismo.
Para el de ingenio con sabor a laca:¿Te has preguntado alguna vez por qué los de El Pais no censuran/moderan tus comentarios? y otra cosa ¿De verdad de verdad pero de verdad piensas que tienes ingenio?
[ 'In Arcadia ego', 9:41:24] "La cuestión ahora es, ¿dónde poder verlas de nuevo? ". http://www.seriesyonkis.com/serie/retorno-a-brideshead/ De nada
[ 'In Arcadia ego', 9:41:24] "La cuestión ahora es, ¿dónde poder verlas de nuevo? ". http://www.seriesyonkis.com/serie/retorno-a-brideshead/ De nada
Recuerdo que Brideshead Revisited fue una producción muy cara, tal vez sigue siendo la más cara de la BBC, y eso se nota.También recuerdo una superproducción alemana, Los Buddenbrook, de Franz Peter Wirth sobre la primera novela de Thomas Mann, de diez episodios en 1979, también era muy buena.Pero la mejor serie de todos los tiempos, difícilmente superablees ha sido y será Heimat, de Edgar Reitz.
Marcelo, no se que nota del BBC , era un producción del ITV. Una series muy buena y muy querido en su día. Era unos o la mejor series de mi juventud.
Marcelo, no se que nota del BBC , era un producción del ITV. Una series muy buena y muy querido en su día. Era unos o la mejor series de mi juventud.
Retorno a Brideshead: Maravillosa serie que marcó mis primeros años, recuerdo la espera de los viernes junto a mis padres para verla. Maravillosa Banda sonora,la he buscado pero es imposible encontrarla en España o en USA, A,lguien podría darme una pista la respecto? Arriba y Abajo otra serie que marcó época en la TVE, fantástica!!
Tiene razón Borja. Una de dos, o la gente no se ha leído el libro o no ha visto la serie. El asunto central del libro, como de la serie, es la culpa y el pecado vistos por un elitista. Y donde hay pecado surge el tiempo y su corrosión. Pero para comprender a Waugh y a su novela hay que ir a Londres, a South Kensington; allí está buena parte de la más rancia sociedad británica desplegada por calles, plazas y avenidas, y el London Oratory. Sin acudir a una misa en el London Oratory no comprenderán nunca a Waugh. Ahora que es Primavera y todo es sutil y sensual por las calles de South Kensington es una buena ocasión para entrar en las penumbras del Oratorio donde Waugh encontró el material para su novela. Se puede comprender la novela sin ser británico, quizás, pero sin haber meditado sobre el pecado no, en absoluto.La serie no mejora el libro pero fue un producto estupendo. La ITV tenía que renovar su licencia televisiva y quiso mostrar que era una cadena de calidad; no escatimó nada para la producción de una obra que en principio tenía muy poco para conquistar al público. Pero lo bueno y selecto puede fascinar incluso a los cerdos. Don Silvio no tiene por qué preocuparse.Buenas tardes y tengan cuidado con las sombras de la culpa ...
es cierto, perdón, fue un lapsus, de toda s formas tiene el record de la serie más cara.
No se preocupe. Equivocarse no es pecar. Lo de ser tan cara fue un gesto de un compañía privada, la ITV, que quería renovar su concesión televisiva y quería presentar la serie como pasaporte. Entonces el panel que examinaba a las concesionarias de televisión era de un rigor espartano y la ITV no quería perder el suculento negocio televisivo así que dio por bien empleados sus gastos en Brideshead Revisited. ¿Quién se atrevería a decir que la ITV no apostaba por la calidad después de ver la extraordinaria producción sobre una novela de Waugh acerca del pecado y la redención?
A mí me gustó mucho y sigue haciéndolo la versión televisiva de Brideshead. Sin embargo creo que sus objetivos eran distintos de la novela. Como se ha dicho, la novela insiste permanentemente en el trinomio pecado – culpa – redención. Sin embargo la serie tenía un propósito fundamentalmente estético y evocador, dejando en segundo plano y a veces mal resuelto lo significativo. En este sentido, la relación de los dos protagonistas no aparece suficientemente explicada. La serie presenta a Charles fascinado por Sebastian, por contraposición a su aburrido ambiente aburguesado previo, mientras que presenta a Sebastian como un tarado excéntrico y alcoholizado que a su vez su interés por Charles se sustenta solo en su deseo de tener sumisamente disponible a alguien que le ría las gracias. La relación entre ambos a lo largo de la primera parte de la serie es una simple sucesión de anécdotas. Lo sustantivo son las conversaciones de Charles con las personas del entorno familiar de Sebastian. En la segunda parte éste último ya ha desaparecido devorado por sus propias flaquezas y Charles abandona a una esposa con la que se detesta sin explicarse cómo es que pudiesen estar juntos, y se lanza a una relación amorosa con Julia presentada falsamente como la recuperación de un amor que fue imposible anteriormente. Estética y formalmente es una serie soberbia de tal manera que sus debilidades conceptuales quedan de alguna manera disimuladas.
Deliciosa y el libro imprescindible.
Ya muchísimo antes de esas dos, hace ahora ya 50 años, la BBC había producido una de las mejores series de la historia: "An Age of Kings", adaptación de la serie de obras de Shakespeare sobre los reyes británicos de las dinastías Lancaster y York. Por su antigüedad se considera la primera gran miniserie, que dignificó y dio prestigio al naciente mundo de la televisión. Realmente la pionera de todo lo que hoy podemos disfrutar. Que sea tan poco conocida y difícil de conseguir es muy injusto y una tremenda pena.
Mis miniseries favoritas " La plaza del diamante", "Los años dorados". Me encantaron.
Mis miniseries favoritas " La plaza del diamante", "Los años dorados". Me encantaron.
Paolo acierta de pleno en su comentario: el núcleo de Brideshead es, efectivamente, el pecado y sus consecuencias sobre el alma visto por un elitista, efectivamente, pero, y creo que esto es fundamental, católico converso. Los Flyte, ante un charles estupefacto, se muestran muy conscientes del pecado, de la culpa que conlleva y de la inevitable expiación, simbolizada por la pérdida de la intensidad de las pasiones juveniles. Por cierto, que un personaje del que hasta ahora nedie ha comentado nada, me viene a la cabeza cada vez que veo a alguno de los políticos (y no solo españoles) ayunos del más mínimo fundamento que padecemos: se trata de Rex Mottram, que, por si mismo daría para una novela satírica.
Los anglófilos de casi 40 años lo somos, en parte, por series como ésta. Es algo que hemos mamado, vamos. Igual que la música, desde los Beatles hasta Kid A pasando por el glam, el punk, los new romantics, el shoegaze y el brit pop. Pues lo mismo pero en series.
PD.Os acordáis de Dentro del Laberinto???
PD.Os acordáis de Dentro del Laberinto???
Alguien sabe dónde se puede descargar esta serie pero en V.O. porque ver una serie inglesa con doblaje español es más feo que pegarle a una madre.
La serie se consigue en Amazon íntegra (por supuesto en VO). Yo la tengo y la veo al menos una vez cada dos años. Una obra maestra.
La serie se consigue en Amazon íntegra (por supuesto en VO). Yo la tengo y la veo al menos una vez cada dos años. Una obra maestra.
Coincido con muchos en que meter en el mismo saco a "Con 8 basta", "La casa de la pradera" y "Arriba y abajo" es un grave insulto a la última. También me he convertido en un anglófilo militante, como otra de las comentaristas, seguramente por las series inglesas que ponían en los tiempos en que la tv no estaba inundada de basura. Por último, me alegro mucho de que a3 haya apostado por poner en un buen horario una serie británica también de calidad (Downton Abbey) y lamento todos estos años en que nos han inundado de series españolas y americanas de bajísima calidad (no todas). Espero que sea un camino que sea respaldado suficientemente por el público.
Me encantaron tanto el libro como la serie. Me quedé tan sumamente intoxicada que estuve una temporada larga leyendo a Evelyn Waugh y sobre Evelyn Waugh.
Magnifico libro sobre la melancolia del declive de un estilo de vida, no he visto la serie aunque he visto una adaptación aceptable en el cine que hicieron recientemente.Para los que hayan leido el libro comentar la anecdota de que la familia a la que se hace referencia, los Flyte, estaria basada en una familia real de la epoca del autor y donde los problemas con el alcohol que se cuentan en la novela, serian en la familia veridica problemas de homosexualidad, por no poder admitirla por los prejuicios de la epoca y la religiosidad catolica tan estricta de esta familia en concreto.
Hola: aquí el autor de estas líneas.Muchísimas gracias por vuestros comentarios, incluso por los comentarios negativos o, mejor dicho, sobre todo por los comentarios negativos, porque se aprende más de las críticas. Sólo quisiera aclarar una cosa: cuando digo que Con ocho basta o Arriba y abajo no son malas, no lo digo en un sentido irónico, lo pienso de verdad: no lo son. En mi caso, Con ocho basta ocupa un lugar importante en los recuerdos de mi infancia. Lo que quiero decir cuando asegura que "son otra cosa" es que son muy diferentes en cuanto a ambición y medios. Las cosas se hacían de una forma para el cine y de otra para la televisión y, de repente, con Retorno, se demostró que se podía hacer televisión con medios de cine.Gracias de nuevo por los comentarios
Ah, se me olvidó: la serie está disponible en España en DVD
La banda sonora la encuentras en la mula.Yo tengo el CD original, asi es que creo que alguien lo tendrátambién.bobelmalo@gmail.com
Retorno a Brideshead es LA SERIE de TV, es la perfección hecha TV. Yo también la visto muchas veces y siempre me cautiva. Y el libro es fantástico. Pero estoy de acuerdo con Arcadio: Arriba y Abajo no es comparable a esas otras series americanas que quizás te traen buenos reuerdos de la infancia pero ahora no pordías aguantar más de 10 minutos. Arriba y abajo es del estilo de Yo Claudio en el sentido de "poco dinero, muchísimo talento". La he visto también varias veces, y de hecho la estoy volviendo a ver en estos días. Si en España hubiéramos logrado algo así alguna vez nos lo tendríamos muy creído. Es realmente fantástica. El fulgor de Brideshead no nos debe cegar, pero la melancolía de la infancia tampoco. Y bienvenido seas, blog.
¿Y que os parece Downton Abbey? ¿no es ligeramente folletinesca?...¿intenta seguir la estela de Retorno y Arriba y abajo?....creo que el problema es la base literaria, la novela de Waugh es PERFECTA.
Soy enemigo radical de los pirateos, en mi videoteca - pagada - figuran en los lugares de honor dos series de TV, de ellas podría estar hablando durante horas, lo he hecho y lo seguiré haciendo, ahora solo diré que ocupan un huequecito en mi alma, su producción está separada por veinte años, sus títulos: Retorno a Brideshead y The Wire, la primera para soñar, la segunda para que la realidad te abra surcos en la piel. Para personas como yo, el arte colocado en el centro de nuestras inquietudes y emociones más sagradas.
Una barbaridad , incluir "ARRIBA Y ABAJO" en el mismo saco de "La casa de la pradera". También quiero mencionar aquí que en la segunda mitad d e los 70 tuvimos la suerte de ver muchas adaptaciones de clásicos literarios de factura anglosajona . Y no olvidemos las series sobre la dinastía Tudor de aquella época -nada que ver con el horror de una `producción reciente con el mismo tema
¡Qué abismo hay entre "Yo Claudio" y las series de tema romano de la HBO! La comparación es una bofetada a la inteligencia
El fervor que se siente por esas viejas series citadas, especialmente Arriba y abajo, Yo Claudio, o Will Shakespeare (una serie también británica que me marcó), y de manera muy especial Retorno a Brideshead, se debe a descubrir que el medio televisivo podía trascendir de la mediocridad y la banalidad que dominaban el panorama. ¿Alguien recuerda los Estudio1 en blanco y negro de los setenta? Pocos medios sensacionales actores y grandiosas recreaciones de piezas teatrales.
Tenía once años cuando la vi por primera vez. Pocas cosas han influido tanto en mi percepción de lo estético como esta serie.
El comentario de Lukács (time 15.18.35) me da pie a sugerir que pertenece al tipo de análisis que esteriliza el arte. Irrepochable enfoque si estuviéramos hablando de ingeniería, física de partículas o una campaña militar e inapropiado para evaluar una creación artística, que no admite tal desmenuzamiento "operacional". Me ha recordado los comentarios de algunos profesionales, que ¡ pobrecillos ! confiesan su incapacidad de disfrutar de las obras de sus pares por estar obsesivamente pendientes de descubrir la tramoya técnica que sostiene lo visible.
Arriba y Abajo no se puede comparar con las series americanas de la época. Fue y sigue siendo una obra maestra que se puede ver una y otra vez y descubrir cosas nuevas. Para ensalzar una serie buena no hay que menospreciar a otra obra genial.
Definitivamente Guillermo Altares no ha visto Arriba y Abajo. No es buena porque le trae recuerdos de su juventud sino porque es una obra maestra. Si no la vio, o no la apreció, le invito a que la vea, sobre todo la temporada de la primera Gerra Mundial. Para que no se canse viendola entera, aunque yo la he visto enterita, como millones de personas, muchas veces.
¿Aguien recuerda "Los mejores años de Miss Brody" (The prime of Miss Brody)? Era de una profesora en un colegio de niñas. La pusieron a finales de los setenta. ¿Y La fuga de Golditz? Que casualidad, todas eran inglesas.
Waugh era un converso. Casi todos los católicos en el Oratorio lo son, para empezar el Cardenal Newman que ya es beato. Religión, Arte y vacío, de eso está llena la novela de Waugh y la serie. Religión y Arte tan presentes en la realidad; si ustedes salen de confesarse en el Oratorio lo primero que se encuentran a mano derecha el Victoria & Albert Museum.La novela tiene otras muchas cosas, es una novela. Ya que estamos en ello podríamos apuntar aquellas secuencias o episodios que más nos hayan impresionado. Yo seleccionó el final del capítulo X de la serie, Cordelia ha relatado a Charles la situación de Sebastián en Túnez y apostilla a la pregunta de Charles que sí, que Sebastián sufre, y que sin sufrimiento no hay santidad, momentos antes le había recordado que sólo ella y él habían amado a Sebastian. Waugh incrusta dos motivos eucarísticos en la acción, el amor y el sufrimiento.
Retorno a... es una gran serie. Sin embargo, también tiene algunos fallos, que aquí no se han comentado, comparada con el libro. Por ejemplo, en el libro Charles y Sebastian comienzan siendo muy jóvenes (en la serie los actores tienen aspecto de tener 30 años mínimo) y, lo más interesante, Sebastian y Julia se parecen muchísimo en el libro, lo que incluye todavía más connotaciones homosexuales en la historia. Es dfícil hacerlo en la serie, ya lo sé, pero estas son todavía más razones para leer el libro.
Yo tambien soy un apasiondo de Retorno a Brideshead. Me parece una serie de una calidad impresionante. Tambien tengo el libro en que está basada.Me gustaria volver a verla con el primer doblaje que hizo TVE, que era de un nivel muy superior al segundo.¿Habrá alguien que la tenga grabada con el primer doblaje?Pagaria lo que fuera por verla con esas maravillosas primeras voces del doblaje.
Brideshead es "revisitado" en dos ocasiones. Está el Brideshead de Sebastián en los años veinte, luego la vuelta a Brideshead con Julia al final de los treinta. Y la visita final de Charles a Brideshead para arrodillarse en la Capilla. Waugh no estaba interesado en hablar de la homosexualidad, ni a favor ni en contra, si aparece la homosexualidad es porque existe, yo creo que Waugh refleja todo aquello que existía en la sociedad. Todo está ordenado en una exploración hacia la salvación en un mundo atormentado que se tambalea. El asunto de la homosexualidad es como una difusa nube ... acaso el cardenal Newman no pidió ser enterrado junto a su amigo de juventud ... y juntos descansaron hasta hace poco.Hay dos grandes obras de literatura basadas en el espíritu del Oratorio de Londres. Una es la de Waugh y otra la de Tolkien. Yo prefiero a Waugh, un pintor del alma.

Sobre la firma

Guillermo Altares

Es redactor jefe de Cultura en EL PAÍS. Ha pasado por las secciones de Internacional, Reportajes e Ideas, viajado como enviado especial a numerosos países –entre ellos Afganistán, Irak y Líbano– y formado parte del equipo de editorialistas. Es autor de ‘Una lección olvidada’, que recibió el premio al mejor ensayo de las librerías de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS