EL PAÍS que hacemos
Por Equipo de Comunicación

Los suscriptores de EL PAÍS vuelven a la redacción

Un grupo de lectores se reúne con la directora, Pepa Bueno, a la que transmiten sugerencias para la nueva etapa del diario

El periodista Nacho Touza explica a un grupo de suscriptores cómo se gestiona la información en la web del diario.
El periodista Nacho Touza explica a un grupo de suscriptores cómo se gestiona la información en la web del diario.Claudio Álvarez

La redacción de EL PAÍS en Madrid está recuperando su actividad poco a poco. El murmullo de los redactores, fotógrafos, desarrolladores y otros profesionales vuelve a darle vida después de un año y medio de ausencia por la pandemia. El pasado jueves también regresó físicamente a EL PAÍS una parte fundamental del periódico: sus suscriptores. 13 de ellos acudieron para reunirse con la directora, Pepa Bueno, en un encuentro de más de dos horas que forma parte del programa de actividades diseñadas por EL PAÍS+ en exclusiva para ellos.

Algunos de los suscriptores habían estado en la redacción previamente; algunos, incluso 30 años antes. Otros ni siquiera alcanzaban esa edad. Pero la experiencia resultó novedosa para todos. La redacción se ha ido adaptando a la evolución del periodismo y la propia sociedad. No solo se ha configurado en torno a la gestión de la página web de EL PAÍS, que requiere de atención 24 horas, sino que ha ampliado y añadido secciones para ofrecer más y mejor contenido a los lectores. Es el caso del departamento de Nuevas Narrativas, Vídeo o Audio, lanzado este mismo octubre. Los suscriptores, antes de reunirse con la directora, conocieron estas y otras novedades, además de a Gloria Montero, una de las artífices del nuevo diseño digital del diario. También compartieron unos minutos con el periodista Ignacio Touza, que en esos momentos se encontraba al frente de la portada de la página web y les mostró el funcionamiento de la misma.

La directora de EL PAÍS, Pepa Bueno, se reúne con un grupo de suscriptores del diario en la redacción.
La directora de EL PAÍS, Pepa Bueno, se reúne con un grupo de suscriptores del diario en la redacción.Claudio Alvarez/EL PAIS

La directora acudió al encuentro con voluntad de “escuchar a todos” los suscriptores, tal y como les declaró, porque entiende que “hay una demanda de transparencia y de poder participar en la construcción del periódico” que quiere atender. Los lectores iniciaron una ronda de preguntas inquiriendo sobre su decisión de abandonar la radio y las dificultades de cambiar de un medio radiofónico a un formato 360º, con papel, web, vídeo y audio. “No es dirigir un periódico, es dirigir EL PAÍS”, precisó la directora. “Lo que me está fascinando es el papel”, reconoció. Bueno, que accedió al puesto hace dos meses, recordó que el diario forma parte de la aspiración profesional de generaciones de periodistas y que a ella la ha acompañado toda su vida, enseñándole que podía convertirse en “una ciudadana libre e independiente”.

El modelo de suscripción, los asuntos internacionales o el rumbo de la sección de Cultura con su nuevo redactor jefe, Guillermo Altares, fueron algunas de las cuestiones tratadas en el encuentro. La directora comentó otras novedades, como el rediseño de la web, que pretende jerarquizar mejor la información y facilitar la consulta de noticias; o la designación de Andrea Rizzi, anterior subdirector de Opinión, como corresponsal de Asuntos globales. Este puesto, poco común en los medios de comunicación, aspira a “unir puntos” de grandes temáticas internacionales, ofreciendo una visión conjunta de cuestiones que hasta ahora podían quedar sesgadas por regiones, como el cambio climático o la crisis de suministros. Bueno recogió en una libreta las impresiones de los suscriptores y se marchó con el compromiso de tenerlas muy presentes en la construcción del diario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS