Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona, ‘coach’ de las comunidades de vecinos

El Ayuntamiento consigue que 357 familias vulnerables consigan subvenciones para rehabilitar 41 edificios

Gloria y Pilar frente a su edificio rehabilitado
Gloria y Pilar frente a su edificio rehabilitado

“En diciembre de 1963 mis padres y otros vecinos que vivían en barracas construyeron este edificio. En el 3º 2ª tengo toda mi vida… Mira, en esta foto, estoy con mi padre encima de ese muro. De este mismo portal salí yo vestida de novia hace la tira de años”, se enorgullece Pilar Torres mientras muestra fotografías en un móvil. Torres es una de las vecinas del número 3 de la calle Fortuna en el barrio barcelonés del Polvorí en Montjuïc. El edificio que construyó, entre otros, su padre es uno de los 41 que se ha rehabilitado a través del plan de barrios del Ayuntamiento de Barcelona. Un programa destinado a mejorar las fincas de “alta complejidad” — el eufemismo usado para dirigirse a vecinos vulnerables económicamente— que sin la tutela del Consistorio no hubieran llegado a rehabilitar el edificio al enfrentarse a una montaña de burocracia.

“Aquí no estaba constituida ni la comunidad de vecinos. No pasábamos la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE) y sin la comunidad constituida no podíamos optar a las subvenciones, era una pescadilla que se muerde la cola”, lamenta Gloria Lort, la que es desde hace unos meses primera presidenta de la comunidad y vecina del 2º 2ª del 3 de la calle Fortuna.

La concejal de vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, Lucía Martín, explicó ayer que los vecinos del edificio de ocho pisos donde viven Lort y Torres se han acogido a un programa de rehabilitación —junto con otros programas del Consorcio de Vivienda de Barcelona— que tiene como objetivo llegar a las comunidades de vecinos que no acceden a las ayudas tradicionales: “Hemos salido proactivamente a buscarles. Les hemos ofrecido ayuda técnica en los trámites y, también, apoyo económico”.

La idea surge de un estudio de fincas vulnerables realizado por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), que detectó en la capital catalana 444 edificios con necesidades especiales. El Consistorio comenzó entonces a realizar un trabajo de contactar con las comunidades de propietarios. En total ya se trabaja con 116 comunidades (algunas constituidas tras el asesoramiento municipal), 67 se encuentran en trámites burocráticos y, de ellas, hay 41 que han iniciado las obras. El Fortuna 3 es de los pocos que ya las han acabado. Mercedes Rodríguez fue la técnica encargada de contactar con Torres y Lort y el resto de vecinos. “Fue complicado, muchas veces no lo acaban de entender y siempre hay sospechas y suspicacias a que llegue la administración con ganas de ayudarte”, explica Rodríguez.

El programa del Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto destinar, en total, 16,1 millones de euros a la rehabilitación de estas 116 comunidades de vecinos y otros 200.000 euros más para acompañamiento técnico y social de los vecinos. El concejal de Presidencia y responsable del Plan de Barrios, Jordi Martí, aseguró ayer que en las 67 fincas en trámites burocráticos se han concedido un total de 357 subvenciones a familias sin recursos para hacer frente al coste de las obras, a las que se les cubrirá el 100% del importe. Una ayuda para la que se han destinado 2,45 millones de euros.
Lucía Martín subrayó que entre los edificios con necesidades especiales detectados por la UPC se encuentra diversas fincas del barrio del Sur Oeste del Besòs: “Desde el Plan de Barrios trabajamos para impulsar su rehabilitación, y ya hemos acompañado a cuatro fincas para que soliciten las ayudas en una obras que ejecutará el Ayuntamiento”.

El conjunto de los proyectos de vivienda del plan correspondientes a las políticas de rehabilitación “proactiva”; los servicios de asesoramiento y acompañamientos de familias y colectivos, y las experiencias en colaboración con entidades sociales han supuesto un presupuesto total de 21,3 millones: un 84% destinado a la rehabilitación y el 16% al resto de proyectos.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >