Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre de 80 años, desahuciado mientras estaba de compras

El afectado asegura que no recibió ninguna notificación del juzgado y que tiene consignado el pago del alquiler hasta marzo de 2020

Francisco Sánchez, en la habitación del hotel donde se hospeda desde el deshaucio. Ampliar foto
Francisco Sánchez, en la habitación del hotel donde se hospeda desde el deshaucio.

Francisco Sánchez, un vecino de 80 años de Barcelona, fue desahuciado el miércoles mientras estaba comprando. Sánchez vivía en el ático de un edificio de la calle Maignon desde 1975. En 2001 pactó con los propietarios del inmueble trasladarse a la portería del edificio, pero añadiendo solo un anexo al contrato por lo que en ningún momento perdía la antigüedad.

Los problemas para Sánchez comenzaron en junio de 2017 cuando una sociedad compró todo el edificio. La sociedad consideró que el anexo añadido no era válido y comenzó el proceso judicial de desahucio.

El letrado de Sánchez, Lluís Humet, no entiende cómo después de que un juzgado diera la razón a su representado la Audiencia de Barcelona considerara extinguido el contrato. Los actuales propietarios dejaron de cobrar el alquiler, pero Sánchez consignó cada una de las mensualidades en el juzgado. Humet asegura que mientras Sánchez consignaba los pagos a un juzgado, los propietarios instaban al desahucio en otro. 

El miércoles se procedió al desalojo de Sánchez mientras se encontraba haciendo gestiones sobre el bono social en una empresa energética. Sánchez asegura que no ha recibido ninguna notificación. Su letrado afirma que está consignado el pago del alquiler hasta el próximo marzo. Ninguno entiende como se ha procedido al desahucio sin información y sin tener en cuenta que había la consignación. 

Desde el pasado miércoles, Sánchez vive en un hotel sin ninguna de sus pertenencias que quedaron dentro del piso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >