Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas ven insuficiente la protección urbanística de la Costa Brava

SOS Costa Brava considera un "paso adelante" el veto del Govern a la construcción de 15.000 viviendas

Construcción de viviendas en la Pedrera de S'Antiga en Begur.
Construcción de viviendas en la Pedrera de S'Antiga en Begur.

La plataforma ecologista SOS Costa Brava ve como un "claro paso adelante" la medida de la Generalitat de Cataluña de blindar el litoral gerundense con el veto a la construcción de 15.000 viviendas. Sin embargo, la entidad considera que la medida es "insuficiente" porque aún se mantienen "enormes posibilidades de crecimiento urbanístico en muchos municipios". SOS Costa Brava se reunirá este jueves en asamblea para valorar el nuevo Plan Director Urbanístico (PDU) y planificar una campaña de actos para informar a los vecinos de los municipios afectados. La reacción de los alcaldes ha sido dispar.

Tras la aprobación inicial del PDU, SOS Costa Brava ha iniciado un periodo de información pública. Un equipo multidisciplinar de técnicos formado por ambientólogos, biólogos, arquitectos, geógrafos y abogados, entre otros, está estudiando toda la documentación para formular alegaciones y seguir reclamando “desclasificaciones masivas de sectores edificables no ejecutados en la Costa Brava y que el Plan no revisa”, avanza la plataforma ecologista. SOS Costa Brava celebra que algunas zonas como parte de Rodors (Pals), Aiguafreda (Begur) y Cala Morisca (Tossa de Mar) hayan sido desclasificadas para la construcción. No obstante, lamenta que se "den por buenos" proyectos como Sa Guarda (Begur) o S'Antiga (Begur). 

La mayoría de alcaldes quiere estudiar al detalle el PDU antes de expresar su opinión. Las primeras reacciones han sido diversas. El primer teniente de alcalde de El Port de la Selva, Roger Pinart, ha hecho este símil: “Tienen 22 pacientes, algunos con cáncer y otros constipados y nos han aplicado quimioterapia a todos”. Pinart recuerda que el Consistorio fue “muy restrictivo con el POUM de 2003” y ve una “gran injusticia” que les hagan tantas restricciones si el Ayuntamiento siempre ha “respetado el territorio”. “Si todos lo hubieran hecho, ahora no estaríamos hablando de salvar la Costa Brava”, asegura.

En Roses y Begur sus respectivas alcaldesas, Montse Mindan y Maite Selva, muestran satisfacción en cuanto a la preservación de parte del territorio, pero son críticas en algunos puntos. Ambas avanzan que presentarán las alegaciones que crean oportunas. Roses es donde se da una mayor reducción de viviendas potenciales, pasa de 6.624 a 948, sobre todo en la zona de Santa Margarida, que es inundable. En Begur, como en otros pueblos, el PDU ha motivado quejas de vecinos afectados que heredaron una parcela o que la compraron para hacerse una vivienda y habrán pagado por suelos rústicos.

La Comisión Territorial de Urbanismo del Govern aprobó este lunes el PDU de suelos no urbanizables del litoral de Girona. El Plan de Protección de la Costa Brava impedirá la construcción de 15.037 viviendas en espacios de interés natural y paisajístico de las 30.843 potenciales, o sea, que podrían haberse llegado a erigir. Entre las que desaparecen figuran las del polémico sector de Aiguafreda, en Begur: de las 374 casas previstas se quedan en 56, construidas además hace años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >