Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pilar de Lara acelerará el cierre de sus macrocausas hasta enero

El Poder Judicial critica "la injustificada paralización de las actuaciones durante años" en el juzgado de Instrucción 1 de Lugo, que "repercutió negativamente en derechos fundamentales" de los imputados

Pilar de Lara
Documentación del 'caso Pokémon', a su llegada a los juzgados de Lugo.

La juez Pilar de Lara tratará de “agilizar” al máximo el cierre de las numerosas macrocausas que lleva, como la Carioca sobre redes de prostitución o la Pokémon sobre corrupción política, antes del mes de enero.

Al acelerar las instrucciones persigue concluirlas antes de que el Tribunal Supremo decida sobre si se ejecuta la sanción de siete meses y un día, que acarrea perdida de destino, que le impuso el Consejo General del Poder Judicial por dilaciones indebidas, o finalmente se suspende dicha ejecución hasta que tome una decisión final el alto tribunal sobre dicho castigo.

El abogado de la juez de Instrucción 1 de Lugo, Agustín Azparren, ha precisado que “lo primero es comunicar la interposición del recurso donde se solicitan las medidas cautelares de suspensión de la ejecución para lo que el Tribunal Supremo suele tardar un mes”. Ya anticipa que “lo normal es agotar los plazos”, con lo que no interpondrán recurso hasta agotar el plazo que es el “nueve o diez” de diciembre, que finalmente será el diez al ser festivo el nueve.

Azparren ha desvelado que la juez “está viendo la dificultad de que se la suspenda definitivamente si no se acuerda la suspensión de la ejecución”, y así defiende que “cuanto menos queden pendientes las macrocausas mejor”. “Vamos a intentar acabar todo lo que tenga y para eso tenemos este margen de tiempo (que se iría hasta enero del próximo año una vez interpuesto recurso de suspensión de ejecución de la sanción)”, infiere.

Otro aspecto que no pasa por alto es que esta situación no conduce a una “nulidad” de las múltiples causas que lleva la titular del Juzgado número 1 de Lugo. “Es un tema claro, el Tribunal Constitucional declaró hace tiempo que no se podían ejecutar las sanciones hasta que no se resolviera sobre la ejecución”, para acabar concluyendo que “no hay posibilidad de anular nada”, en cuanto a esas investigaciones que también salpican a la diputación de Lugo, con la operación Pulpo y Cóndor, o al urbanismo de la ciudad de las murallas con la investigación sobre el Garañón, esas edificaciones que se sitúan al pie de las cuestas del parque Rosalía de Castro.

Notificación del CGPJ

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acaba de notificar a la juez el escrito en el que acuerda desestimar el recurso de alzada interpuesto por el letrado de la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes, contra el acuerdo de la Comisión Disciplinaria de 27 de marzo de 2019 que la sanciona con siete meses y un día sin empleo y sueldo, lo que conlleva pérdida de destino.

Dicho acuerdo, según se señala en la resolución de 104 folios, fue dictado en el seno del expediente disciplinario por el que se le impone una sanción de suspensión de funciones por tiempo de siete meses y un día, por la "comisión de una falta muy grave" prevista en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Para el CGPJ, merecen castigo "la persistencia de la conducta infractora durante más de tres años, la magnitud del descontrol y la falta de supervisión" en el juzgado. La cúpula judicial, cuyos magistrados son pactados por los partidos mayoritarios, critica en De Lara "el número de asuntos afectados, la injustificada paralización de las actuaciones durante años (todo lo cual pone de manifiesto la intencionalidad), su negativa repercusión en derechos fundamentales ajenos, la perturbación ocasionada en el funcionamiento de la Administración de Justicia y en su imagen, así como su trascendencia y su repercusión social".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >