Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La desconfianza se extiende entre los socios de Gobierno de la Comunidad de Madrid

“Desleal”. “Alucinante”. “Ellos verán”. El PP reaccionó este miércoles con la máxima dureza al apoyo de Ciudadanos, su socio de gobierno en la Comunidad de Madrid, a la comisión de investigación de Avalmadrid

Díaz Ayuso y Aguado en la Asamblea de Madrid, este martes. En vídeo, declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Vídeo: EPV

“Desleal”. “Alucinante”. “Ellos verán”. El PP reaccionó este miércoles con la máxima dureza al apoyo de Ciudadanos, su socio de gobierno en la Comunidad de Madrid, a la comisión de investigación de Avalmadrid, en la que previsiblemente se pedirá la comparecencia de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. Aunque la líder popular rebajó el tono en público —“Nunca hablaré de mi socio de Gobierno más que en positivo”, dijo—, los dos partidos estrenan su coalición separados por la desconfianza y rodeados por la incertidumbre.

¿Está resignado el PP a que la Asamblea de Madrid estudie los polémicos avales concedidos por Avalmadrid entre 2007 y 2018, lo que incluiría el de 400.000 euros recibido en 2011 por una empresa participada por el padre de Isabel Díaz Ayuso? No. La formación conservadora estudia si pide un informe jurídico en la Mesa de la Cámara que dilucide si el Parlamento regional tiene competencias para investigar a una entidad que no es pública en su totalidad, abriendo el camino a que Ciudadanos pudiera reconsiderar un apoyo que hoy es firme y claro. ¿Quiere decir eso que la relación entre los dos socios se mantiene intacta? No. Ni mucho menos. Tras ver cómo Ciudadanos apoyaba una iniciativa conjunta de la izquierda (PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos Madrid en Pie), el PP reaccionó ayer con la mayor severidad.

“Estamos perplejos”, resumió una fuente gubernamental que cuenta con la confianza de la presidenta regional. “Me parece bastante desleal. Se olvidan de que somos socios de Gobierno. Es la sensación de tener la oposición dentro del Gobierno, la de que te van a apuñalar en cuanto salgas del Consejo de Gobierno”, argumentó. “Nos quiere suplantar al precio que sea”, añadió, en referencia a la guerra abierta entre PP y Ciudadanos por seducir al electorado de derechas. Y remató: “Esperemos que con el tiempo se vaya reconduciendo. No es un buen arranque. En la comisión, todos sabemos que la caza mayor es Isabel Díaz Ayuso, que es a por quien va. Juegan a la labor de desgaste”.

“Ellos verán”

“No me parece la mejor manera de empezar un Gobierno. No es leal por parte de alguien que hace 15 días ha apoyado a ese Gobierno y a esa presidenta”, opinó un concejal del Ayuntamiento de Madrid. “Ya tuvimos el episodio del Equipo Aguado al inicio. Ellos verán. Yo creo que a la larga no les va a venir bien esta actitud”, añadió. Y aclaró que en el gobierno municipal los dos partidos están trabajando “muy bien y fluido”. “Espero que la cosa ruede mejor y sepan reconducirlo, porque si no va a ser complicado”, confió esta fuente, que señaló que “se han dado todas las explicaciones del mundo y las comisiones de investigación sirven para lo que sirven, que es básicamente para nada”.

“Estamos sorprendidos de la actitud de Cs. Alucinamos”, le continuó un diputado regional popular. “Tienen que aclararse”, pidió. “Se acaba de configurar el Gobierno después de un periodo incierto, que no ha sido nada fácil, está la Cámara paralizada, que llama la atención… y que lo primero con lo que salgan sea con esta comisión, es un cachondeo”, lamentó, resumiendo una opinión compartida por otros representantes regionales. Y se preguntó: “¿Queremos un Gobierno en armonía, para sacar cosas adelante? ¿O uno en el que se luche para ver si yo tengo más protagonismo que ella?”.

Esas dos preguntas cargadas de ironía resumen la inquietud que reina en una parte del PP desde el 20 de agosto, cuando los consejeros del nuevo Gobierno regional asumieron sus cargos. “A partir de este momento, ya hemos formado un equipo. Un único equipo”, reclamó aquel día Díaz Ayuso, avanzándose a los problemas que le distanciarían luego de Ignacio Aguado, el líder de Ciudadanos y su vicepresidente.

Inmediatamente se instaló la sensación de que en Madrid convivían dos Gobiernos en uno. Ciudadanos celebró su entrada en el Ejecutivo con un vídeo, Equipo Aguado, en el que presentaba uno a uno a sus consejeros (ni rastro de la presidenta ni de sus compañeros del PP). Al poco, el vicepresidente se trasladó al Metro junto al consejero de Transportes, Ángel Garrido, igual que si fuera el número uno del Ejecutivo. Y el martes, cuando ya su partido había anunciado que apoyaría la comisión de investigación, razonó su decisión utilizando argumentos que avanzan que la legislatura será inestable.

“Caiga quien caiga”

“No se debe confundir lealtad con complicidad”, escribió en sus redes sociales. “No vamos a parar hasta levantar todas las alfombras de la Comunidad de Madrid, le pese a quien le pese... y caiga quien caiga”, añadió, en una clara referencia a Díaz Ayuso, su presidenta y aliada.

“Yo voy a ser fiel compañera del señor Aguado”, contestó este miércoles la líder popular, comprometiéndose a hablar únicamente “en positivo” de su socio. “La izquierda española es una maquinaria de destrucción del adversario en lo político y lo personal”, opinó. “Aguado o [Albert] Rivera pasarán por esa máquina y quiero que sepan que yo estaré a su lado, les pienso ayudar y les apoyaré porque confío en ellos; y porque confío en ellos hemos pactado un Gobierno”.

Todos los partidos de la Asamblea de Madrid, menos el PP, apoyan la comisión de investigación sobre Avalmadrid. Incluido Vox, que anunció que se unía al resto de formaciones de la Cámara. Los votos del partido de extrema derecha fueron decisivos para que PP y Cs llegasen al gobierno regional, igual que en Andalucía y Murcia.

La entidad, que tiene un 31,07% de participación de la Comunidad de Madrid, ha sido investigada por el Banco de España, que le ha abierto un expediente sancionador. El objeto de Avalmadrid es facilitar el acceso al crédito a Pymes madrileñas. En su gestión, el Banco de España ha detectado 162 operaciones en las que la evaluación del riesgo, el seguimiento o la información sobre cómo recuperar el dinero prestado han sido defectuosos. También hay dudas sobre algunos beneficiarios de los avales, como empresas vinculadas a los empresarios Gerardo Díaz Ferrán y Arturo Fernández, que eran consejeros de la entidad.

Una de las operaciones que están bajo la lupa es la que se concedió a una empresa participada por el padre de Díaz Ayuso, con la única garantía de una nave industrial, en 2011. Antes del primer impago, los hijos recibieron como donación dos viviendas que quedaron así fuera del alcance de posibles acreedores. El crédito avalado nunca se devolvió en su totalidad.

Mientras el PP alienta el proyecto de España Suma, para intentar unir a todas las fuerzas de derechas en próximas citas electorales, el experimento del Gobierno conjunto de Madrid arranca con algo más que dudas. Díaz Ayuso fue investida presidenta de la Comunidad de Madrid el 14 de agosto. Tomó posesión del cargo el 19. Sus consejeros lo hicieron el 20. No han pasado ni 15 días desde que echó a rodar el primer Gobierno de coalición de la historia de Madrid y ya hay problemas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información