Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los candidatos por Valencia se reprochan la corrupción pasada y la falta de gestión del presente

Ribó (Compromís), Gómez (PSPV) y Oliver (Unides Podem) apuestan por reeditar un gobierno progresista; Giner (C's) y Catalá (PP), por un ejecutivo de centro derecha

Los cinco candidatos a la alcaldía de Valencia, con el delegado regional de la SER, Bernardo Guzmán, minutos antes del debate electoral en La Nau.
Los cinco candidatos a la alcaldía de Valencia, con el delegado regional de la SER, Bernardo Guzmán, minutos antes del debate electoral en La Nau.

Los candidatos a la alcaldía de Valencia en las elecciones del 26-M han confrontado en el primer debate de la campaña, organizado por la Cadena SER este viernes en el Paraninfo de la Universitat de València, diferentes modelos de ciudad. Compromís, PSPV y Unides Podem [que han gobernado en coalición el Ayuntamiento durante cuatro años] han destacado la regeneración política que vive la ciudad frente a etapas pasadas de "corrupción, despilfarro y deuda galopante". Ciudadanos y PP han criticado a la coalición por su falta de gestión y las "grescas" entre socios. 

Moderados por el director regional de la cadena en la Comunidad Valenciana, Bernardo Guzmán, los tres candidatos, socios de Gobierno, Joan Ribó (Compromís), Sandra Gómez (PSPV) y María Oliver (Unides Podem) han apostado por reeditar el pacto del pasado mandato, eso sí, disputándose el liderazgo del mismo, mientras María José Catalá (PP) y Fernando Giner (C's) aspiran a un ejecutivo de centro derecha. Las alusiones a la extrema derecha han partido de las formaciones de izquierda mientras el PP ha replicado que no levantará "la bandera del miedo contra nadie".

Ribó se ha mostrado dispuesto a llegar acuerdos, "incluso con la oposición" y ha destacado la política de descentralización por barrios de la nueva etapa: "Todos los distritos tienen zonas verdes", ha dicho, y ha subrayado cómo el Gobierno de La Nau ha reducido la deuda municipal a la mitad.Ha insistido en las ayudas contra la pobreza energética y ha defendido, frente a los ataques de la oposición, el nuevo modelo de movilidad, con menos coches, más bicicletas y menos contaminación. 

El alcalde ha defendido que en este mandato Valencia "ha pasado de estar en el mapa de la corrupción al de la honradez" y ha resaltado que han "gestionado bien" y "devuelto la sonrisa" a una ciudad que quiere ser "honrada, justa, solidaria, verde y plural".

Gómez ha asegurado que no se aliará "con nadie dispuesto a abrir las puertas del ayuntamiento a la extrema derecha", en alusión a Vox -es la candidata que más se ha referido a ello en el debate-. Ha insistido en que "la extrema derecha está cerca" y va a "dejarse la piel" para evitar que entren en el Ayuntamiento.

Oliver ha calificado el mandato recién acabado de transición "tras 24 años de corrupción y despilfarro" en los gobiernos del PP, y ha pedido a los ciudadanos otros cuatro años para culminar las políticas sociales de mejora de la vivienda y de la educación. "También necesitamos cuatro años más para quitarnos de encima el modelo especulativo del PP", ha remachado.

Catalá (PP) ha asegurado que el PP es "la única opción en el centro derecha que garantiza que no habrá un gobierno con imposiciones ideológicas", ha subrayado que el PP ni "titubea" ni va "de un lado para otro" y ha defendido que es "importante" hablar con todos y tener "altura de miras". Ha ofrecido poner "sentido común a la gestión" para generar seguridad y atraer inversiones, y se comprometido a bajar impuestos.

La candidata popular ha protagonizado varios rifirrafes con Ribó, cuando éste ha pedido el apoyo de los votantes para que "no vuelvan a haber más corruptos" en el Ayuntamiento: También ha habido roces con la socialista Sandra Gómez, que la ha acusado de mentir cuando Catalá ha asegurado que tres partidos del Gobierno municipal llevan investigados en sus listas: "Me sorprende su talante. El PSPV no lleva a ningún imputado pero usted ha tenido en su grupo a nueve ediles investigados [por blanqueo de capitales]".

El cabeza de lista de Ciudadanos, Fernando Giner, ha asegurado que "sale a ganar" porque tiene "el mejor proyecto para Valencia" y ha sostenido que Valencia necesita más gestión. Ha dicho que creará dos concejalías, una de familia y otra de autónomos, si es alcalde, y se ha quejado de que Valencia "está sucia y atascada".

Giner se ha inclinado por el diálogo "La capacidad de hablar y de diálogo es necesaria" porque lo piden los ciudadanos, ha dicho y, tras rechazar "negociar con los nacionalistas y los que ponen en jaque a España", ha sentenciado que su "línea roja" para pactar es "no ceder en la pérdida de derechos sociales".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >