Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC vuelve a verse favorito en Cataluña

Los comunes reivindican ser el voto del "sí se puede" y de la garantía de diálogo

Meritxell Batet en un mitin socialista en Barcelonarn rn
Meritxell Batet en un mitin socialista en Barcelona

El PSC se ha fijado el objetivo de volver a ganar unas elecciones en Cataluña, algo que no logra desde 2009. “Lo tenemos casi en la punta de los dedos, casi, pero lo tenemos que tocar. Hay que seguir trabajando. No podremos pedir públicamente el voto pero hay que seguir trabajando hasta el domingo a las ocho de la tarde”. La candidata socialista por Barcelona, Meritxell Batet, ha cerrado así la campaña en un acto rodeada por militantes de las juventudes del partido: “Necesitamos un voto masivo para ganar y gobernar, porque no es suficiente solo con ganar”, dijo, consciente de que en Cataluña ERC puede arrebatarle la victoria.

La líder socialista insistió en una de las ideas que ha repetido en la campaña: “esto va de ir hacia adelante o hacia atrás, no os engañéis” y echando mano de uno de los memes que están corriendo por las redes -“perder unas elecciones es normal en democracia, lo malo es perder la democracia en unas elecciones”- subrayó la especial importancia de estas elecciones generales. Ante el riesgo de que el voto de la izquierda se fragmente y que eso facilite un gobierno del tripartito de derechas – “porque eso ya está claro del todo”, añadió- la candidata instó al electorado a “no correr riesgos. No es hora de hacer cálculos o votar a intermediarios”.

Miquel Iceta, primer secretario del PSC, remachó en el mensaje de que las libertades y los derechos nunca están asegurados, que se pueden perder: “Nunca como hasta ahora lo que está en juego es un cambio radical, y eso no es cualquier cosa. Esta no ha sido una campaña normal porque estamos hablando de cosas como el peligro de los derechos de las mujeres, o de los homosexuales. Y eso pasa porque las derechas nos están haciendo hablar porque si ganan podemos retroceder y eso no puede pasar”.

Ni Iceta ni Batet se refirieron en ningún momento a posibles pactos o acuerdos postelectorales. Sí lo hizo, en cambio, el candidato de En Comú Podem, Jaume Asens, en el acto de cierre de campaña en el que criticó “el silencio de PSOE y ERC estas dos semanas sobre qué acuerdos harán tras las elecciones”. Asens ha calificado el voto de los comunes como "el de la esperanza, del 'sí se puede' y de garantía de diálogo entre Cataluña y el resto de España”.

Ante unas 200 personas en L'Hospitalet de Llobregat, el cabeza de lista de los comunes por Barcelona – la formación que se impuso como la más votada en Cataluña en las generales de 2016- consideró que el PSOE ha mantenido un silencio elocuente, que se puede interpretar como la voluntad de pactar con Cs, y tachó de “vergonzoso” el silencio de ERC sobre qué hará tras el 28 A a quien reprocha que pacte con Junts per Catalunya: “Mientras tú vas a las elecciones con este partido, yo les ponía querellas a los del 3%, yo les ponía querellas a la familia Pujol".

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >