Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran: “Es tiempo de estadistas y no los veo”

El exlíder de Unió clama por reconciliar Cataluña en la presentación de su libro El risc de la veritat

Josep Antoni Duran i LLeida, junto a Mònica Terribas y Josep Cuní, en un momento del acto.
Josep Antoni Duran i LLeida, junto a Mònica Terribas y Josep Cuní, en un momento del acto. EL PAÍS

“Tenemos que intentar reconducir esta triste situación. No quiero ser prepotente pero son tiempos de estadistas y lo que pasa es que yo no los veo”. Con esa lapidaria sentencia, Josep Antoni Duran Lleida, exlíder de Unió, cerró ayer la presentación de su libro El risc de la veritat, sus memorias políticas y para muchos la crónica política de las tres últimas décadas. El político admitió que en las páginas hay dolor porque se puede ir al traste lo mejor que ha logrado Cataluña desde 1714. “Estamos más cerca de perder la autonomía que de la independencia”, afirmó.

Fue el único momento en el que el auditorio de la Casa del Llibre, lleno de público, le tributó una ovación. Duran casi se excusó pidiendo que cesaran los aplausos porque no pretendía, recalcó, hacer un mitin. No lo era pero sí evidenció el poder de atracción que aún ejerce un hombre que lo fue casi todo en la política catalana aunque se quedó un peldaño por detrás de sus exsocios convergentes. “Me ha faltado coraje y ambición”, dijo en alusión a su propia carrera política y al no haber reivindicado más el fondo social de la democracia cristiana que, recordó, junto a los socialistas, han firmado los grandes avances sociales en Europa.

El acto reunió a miembros de Units per Avançar, en el que Duran es militante de base; líderes socialistas —Miquel Iceta y el expresident Montilla—; Manuel Valls, candidato por Ciudadanos y a Juan Rosell, expresidente de la CEOE, entre otros. Antes de su discurso, hablaron tres periodistas. Josep Cuní afirmó que, con el libro, Duran dejaba de sentirse “atrapado” y “pasaba factura”. Antoni Puigverd reivindicó la “autenticidad” del relato y Mònica Terribas señaló que Duran, en un momento de “máximo dolor”, hace un retrato de una forma de hacer política de los últimos 30 años. “El libro es inequívocamente Duran. No hay ningún negro. Está él en cada línea”, dijo.

Nos ha pasado como en el libro Conversaciones en la Catedral, de Vargas Llosa, cuándo se pregunta cuándo se jodió Perú". Y ¿Cuándo Cataluña?", afirma

Periodista frustrado que acabó estudiando Derecho para ser después político, Duran reveló que meditó mucho si debía de hacer las memorias pero que, al final, se decidió para romper el “silencio”. “No he tenido un afán de pasar cuentas pero están pasando cosas gravísimas en este país”, dijo y apuntó que el bien común exige recomponer el “espejo roto”. Defensor de la Constitución —”Siempre es mejorable”—, Duran señaló que no ha pretendido hacer una crónica del procés aunque no rehúye sus críticas a Artur Mas o Carles Puigdemont.

“Nos ha pasado como en el libro Conversaciones en la Catedral, de Vargas Llosa cuando aparece la frase ¿Cuándo se jodió Perú?’ Y ¿cuándo Cataluña? Pues en muchos instantes, uno a uno. La transición fue un éxito colectivo y el procés un fracaso colectivo con responsables de aquí y de allá”. Duran tiene un diagnóstico y un itinerario para el estadista que no ve: Cataluña está agrietada y necesita una reconciliación interna para después hacerlo con España y por último con los mercados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >