La detención de dos alcaldes de la CUP vuelve a paralizar el Parlament

Los grupos independentistas abandonan las comisiones de la Cámara

Imagen de archivo de los diputados de Ciudadanos y el PSC, esperando a comenzar un pleno
Imagen de archivo de los diputados de Ciudadanos y el PSC, esperando a comenzar un plenoAlbert Garcia

Los grupos de Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP optaron ayer por ausentarse de las comisiones parlamentarias en protesta por las detenciones de la Policía Nacional en su investigación por el bloqueo de las vías del AVE en Girona, el pasado 1 de octubre. Entre los retenidos estaban dos alcaldes de la CUP y otros miembros de los llamados Comités en Defensa de la República (CDR). La falta de quórum llevó a que se suspendieran seis sesiones y la oposición cargó contra esas formaciones acusándolas de impedir el funcionamiento del Parlament.

Más información

El Parlament había retomado el pasado lunes la actividad de las comisiones tras la pausa navideña. El último pleno se había celebrado el pasado 20 de diciembre y el próximo agendado es el próximo miércoles. La noticia de la detención de los alcaldes cuperos de Verges (Baix Empordà), Ignasi Sabater, y el de Celrà (Gironès), Dani Cornellà, llegó cuando se comenzaban a celebrar las primeras comisiones y las formaciones independentistas decidieron protestar ausentándose de las sesiones.

En una nota de prensa, el Parlament explicó que por la mañana se suspendieron las comisiones de Asuntos Institucionales y de Territorio después de que los diputados independentistas abandonaran las salas donde se celebraban. En la de Trabajo, sólo se realizó una comparecencia antes de que la sesión fuera suspendida. Por la tarde, en las comisiones de Interior, Economía y Medio Ambiente, los diputados de Junts per Catalunya asistieron solo para dejar en constancia que se ausentarían en signo de protesta.

Por tanto, las propuestas que figuraban en el orden del día de las seis sesiones no se pudieron votar por falta de quórum. En la lista de puntos que han quedado colgados figuran, por ejemplo, la supresión del Consejo Comarcal del Barcelonès o el dictamen de la proposición de ley de ordenación del mapa comarcal. El consejero de Territorio, Damià Calvet, y el vicepresident Pere Aragonès tenían que comparecer, a petición de la comisión de Medio Ambiente, sobre la polémica concesión de Aigües Ter Llobregat.

Se trata de un episodio que se suma a la parálisis legislativa que vive el Parlament. Desde junio hasta ahora solo se han aprobado tres modificaciones de leyes que ya existían. El independentismo defendió el bloqueo a las comisiones como forma de protesta. Según Gemma Geis, la portavoz adjunta de Junts per Catalunya, “no se puede pretender actuar de forma normal cuando la represión existe”. “La represión sigue igual, da igual si gobierna el PP o el PSOE. Y no podemos normalizar ni blanquear la situación", añadió Geis. Esquerra, por su parte, sostuvo que detrás de las detenciones hay “una nueva maniobra por parte del Estado previa al inicio del juicio para dar un mensaje a la ciudadanía para que no se movilice ni proteste”, dijo el diputado Gerard Gómez del Moral.

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, calificó de “vagos” a los diputados que se ausentaron y dijo que “boicotearon” las sesiones. Para la formación naranja, esa forma de protesta es un “golpe al Parlament”. Ciudadanos presentó ayer una queja formal al presidente de la Cámara, Roger Torrent, pidiéndole que “inste a los grupos a cumplir con sus funciones políticas y que no vulneren los derechos de representación del resto de grupos”. Santi Rodríguez, el portavoz del PP, consideró que el independentismo estaba “secuestrando la Cámara”.

“De las múltiples formas de protesta que podrían haber decidido los grupos mayoritarios, han decidido escoger la que paraliza el Parlament y la que impide las iniciativas legislativas parlamentarias de la oposición”, lamentó el diputado socialista Ferran Pedret. Los comunes, por su parte, rechazaron las detenciones “irregulares” pero criticaron que se afecte la actividad parlamentaria.

La protesta de las fuerzas independentistas también llegó al Ayuntamiento de Barcelona. Por la mañana, los concejales de PDeCAT, Esquerra y la CUP abandonaron las comisiones municipales como protesta. Las de la tarde sí se realizaron con normalidad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción