Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La magia del esfuerzo

“Trabajar es fundamental, sin eso es difícil que aparezca el duende”, afirma Carlos Saura

Estrella Morente, Carlos Saura y Soleá Morente, en un momento de su ponencia.
Estrella Morente, Carlos Saura y Soleá Morente, en un momento de su ponencia.

“Todas las artes, y aún los países, tienen capacidad de duende, de ángel y de musa, y así como Alemania tiene, con excepciones, musa; e Italia tiene permanentemente ángel, España está en todos los tiempos movida por el duende, como país de música y danza milenarias, donde el duende exprime limones de madrugada, y como país de muerte, como país abierto a la muerte”. Este fragmento de una conferencia del poeta granadino Federico García Lorca fue el eje del debate que protagonizaron Estrella y Soleá Morente con el cineasta Carlos Saura en el congreso El bienestar y la música: entre dos aguas, de Cadena SER. Los tres ponentes intentaron explicar este concepto, además de reflexionar sobre el flamenco, el arte y el proceso creativo. “No sabemos muy bien lo que es. Un artista sabe que está haciendo las cosas bien, sabe que lo puede hacer mejor… yo llamaría duende a esa satisfacción de haber hecho bien las cosas”, dijo el cineasta. Lorca definió al duende como “un poder y no un obrar, es un luchar y no un pensar”. “Para mí es un misterio. Para un poeta es muy fácil decir lo del duende”, añadió el director de Cría cuervos. “Hablaría de un misterio, yo tampoco puedo llamarle duende”, apoyó Estrella Morente.

Bajo el título Pero, ¿qué es eso del duende? y moderados por la socióloga Patricia Soley-Beltrán, las hermanas Morente y Saura indagaron en sus procesos creativos y en la búsqueda de esa magia que “eriza la piel”. “Puedes ver eso que llaman duende mientras ruedas, cuando cantas… sientes que estás rebasando una línea que conoces, el misterio existe siempre, al cantar, al hacer una película… Hay un proceso de aventura, de búsqueda, y cuando encuentras ese camino, o te estás acercando, a eso se le puede llamar duende, estás transcendiendo. Pero hay que buscar esa aventura, ese riesgo, si no lo hay dediquémonos a otra cosa”, apuntó Saura, quien aseguró que “todo el mundo tiene duende”. “Una de las cosas más curiosas que ocurren cuando comienzas a crear es que todo se va situando de una manera natural, comienzas a trabajar por una llamada, por un impulso, y el destino o el azar lo va colocando todo”, aportó Soleá Morente, galardonada este año con el premio Princesa de Girona en la categoría de Artes y Letras.

Y para que esa magia aparezca, los tres ponentes coincidieron en señalar la importancia de estar formado. “El ser artista, pertenecer al arte, eso se nace, eso te pare tu madre. Hay quien nace artista aunque en su casa no haya pintores, cineastas, músicos… pero otra cosa es que se trabaje el talento. Si lo practicas, puedes llegar a esos picos de inspiración, de duende, pero ahí está el sacrificio, un trabajo previo, una preparación”, afirmó Estrella Morente, quien prepara un nuevo trabajo que comenzó con su padre, Enrique Morente, y en el que hace “una mirada a ese sonido popular de las bandas de música de los pueblos”.

“Trabajas tanto que alguna vez te tiene que visitar el duende”, bromeó su hermana. “Trabajar es fundamental, sin eso es difícil que aparezca el duende ni nada parecido, hay quienes pueden tener una mayor facilidad, pero hasta Camarón trabajó mucho para ser Camarón”, agregó Saura. “Al escenario llegas con el concierto preparado, con un trabajo previo. Luego, ahí arriba, ocurren cosas que no te esperas, pero ese momento de emoción depende del trabajo que has hecho antes. Y cuando suceden esas cosas que no estaban previstas, tienes que cerrar los ojos y dejarte llevar por la música, disfrutarlo y entrar, hacerle caso a la intuición”, explicó Soleá Morente.

El futuro “extraordinario” del flamenco

El cineasta Carlos Saura lo tiene claro: “El flamenco ha tenido un pasado glorioso, está viviendo un presente formidable y puede tener un futuro extraordinario, pero depende de los artistas”. “Vivimos un momento muy especial en el flamenco”, apoyó Soleá Morente. Saura aseguró que el género tiene un “camino maravilloso” y no solo por su fusión con otras músicas, también desde la creación. “Es necesario que los artistas sean creativos, Camarón y Paco de Lucía nunca se repetían, siempre hacían variaciones. Y es muy importante también la improvisación, aunque se equivoquen, ellos lo hacían y no tenían problema en reconocerlo”, apuntó el director, quien también destacó el papel de Enrique Morente en el mundo del flamenco. “Marcó un antes y un después”, apuntó Estrella Morente, quien defendió que el género “viene de la raíz, de la tierra, de los sentimientos”. “El flamenco es un lamento, es muy difícil apartarlo del dolor”, añadió. “Hay mucho dolor, pero también una parte festiva”, dijo Saura.

En todo este proceso también desempeña un papel muy importante, según la cantante de Autorretrato, “el poder de la transmisión”. “Es algo muy bonito, lo importante cuando un toro sale a la plaza es que transmita porque, por muy perfecta que sea la corrida, si no llega no sirve para nada. Lo mismo pasa con un disco, una pintura, si no tiene esa chispa que te eriza la piel…”, señaló la artista. “Un espectador se da cuenta, lo ve, aunque no entienda, ve ese duende”, añadió Soley-Beltrán. “Son unos segundos que te provocan una reacción, eso es el arte, cuando hay arte es cuando estás sintiendo algo, pena, tristeza, es una reacción”, añadió la pequeña de las Morente. “El arte es muy subjetivo.

Yo me puedo emocionar escuchando a Bach y en cambio a otro señor no le puede interesar nada”, apuntó Saura. “Donde más sale el duende es en una reunión de amigos”, confesó Estrella Morente tras una pregunta del público. “A veces pasa que en el concierto te lo estás pasando bien, disfrutando, pero cuando terminas y vuelves a cantar con los amigos dices: ‘¿por qué no me habrá salido así en el escenario?’, el duende siempre se apunta a la fiesta”, recordó Soleá, quien señaló que esa magia “sale sin pensarlo, sin empecinarse”. “Sale en la medida en la que tú estés concentrado”, agregó su hermana. “Y disfrutando, si no es inútil intentarlo”, concluyó el cineasta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >