Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El COI avala unos Juegos de Invierno en Barcelona en 2030

Un documento técnico del comité internacional asegura que Cataluña "reúne las condiciones"

Imagen de archivo de la estación de esquí La Masella.
Imagen de archivo de la estación de esquí La Masella.

Barcelona y los Pirineos pueden aspirar a los Juegos Olímpicos de invierno de 2030. Es la conclusión del informe elaborado por el Comité Olímpico Internacional (COI) después de una visita técnica de tres días el pasado septiembre por territorio catalán. El organismo trasladó su satisfacción y opinión favorable a Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE) y a Gerard Figueras, presidente de la Secretaria General de l'Esport (SGE) en una reunión con Juan Antonio Samaranch Jr., vicepresidente del COI, celebrada la madrugada del lunes en Buenos Aires . Es la primera vez que Barcelona recibe el aval del comité internacional para los Juegos de Invierno.

El encuentro refuerza el proyecto de llevar unos Juegos de inviertno a la capital catalana tras las insinuaciones fallidas de los exalcaldes Jordi Hereu y Xavier Trias durante su mandato, de cara al 2022 y 2026. El siguiente paso será construir una propuesta operativa real, detallar sedes y subsedes, y presentar una precandidatura. La organización, sin embargo, ya tiene clara la división de las pruebas: Barcelona albergaría la competiciones de hielo, y los Pirineos, las de nieve.

El informe del COI, elaborado por el consultor Gilbert Falli, también tuvo en cuenta infraestructuras de Badalona, Sabadell y la Seu d'Urgell, entre otros espacios. Falli fue uno de los hombres de confianza del expresidente del COI Juan Antonio Samaranch, hombre clave para la elección de Barcelona en los Juegos de 1992.

Acuerdo a cuatro bandas

Las posibilidades reales de que Barcelona vuelva a vivir unos Juegos en 2030 pasan por un entendimiento a cuatro bandas: COI, COE, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona. “Para conseguir unos Juegos es necesario sumar complicidades y sumar la implicación de todos”, remarcó Figueras a este diario.

Y si a nivel político las posiciones son dispares, a nivel organizativo parecen coincidir en una de las cuestiones más trascendentales: el dinero. El objetivo común pasa por evitar los despilfarros. La medida casa con el nuevo planteamiento del COI, que pretende adaptar los Juegos Olímpicos a las necesidades de cada ciudad. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >