Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona multará con 900.000 euros a los dueños de los narcopisos

El consejero de Interior vuelva a remarcar que no dotará de más Mossos a Barcelona

Ada Colau tras reunirse con el Conseller de Interior, Miquel Buch.
Ada Colau tras reunirse con el Conseller de Interior, Miquel Buch. EL PAÍS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado que el Consistorio utilizará la ley de vivienda catalana para luchar contra la proliferación de narcopisos. El Consitorio dijo en julio que iba a utilizar esta normativa, que no había activado ninguna administración, para imponer sanciones administrativas a aquellas empresas o personas que practicaran mobbing inmobiliario a inquilinos. Tras un verano donde las protestas por la inseguridad han provocado manifestaciones vecinales y mucha política en el bando de la oposición municipal, Colau ha forzado hoy a mantener una reunión con el consejero de Interior, Miquel Buch, la consejera de justicia, Ester Capella, miembros de la judicatura y cargos de Mossos d’Esquadra.

Tras la reunión, la alcaldesa ha amenazado: “Más de dos tercios de los narcopisos son propiedad de grandes tenedores. Necesitamos que los dueños se responsabilicen de los pisos y que los tapien para que no vuelvan a ser ocupados. Si hay dejadez el Ayuntamiento pondrá en marcha esta herramienta que puede acarrear multas de hasta 900.000 euros a los propietarios”.

Colau ha acudido a la reunión con la propuesta de perseguir a los propietarios de los narcopisos y exigiendo más agentes de los Mossos d’Esquadra a la Generalitat. Una solicitud que el propio Buch ha asegurado que no proporcionará.

“Desde Barcelona hay temas de seguridad urgentes que implican a varias administraciones. El problema de los hurtos y los narcopisos nos preocupan como ciudad y, especialmente, en Ciutat Vella”, ha asegurado la alcaldesa. Colau ha pedido reforzar la coordinación y ha solicitado ayuda a la Generalitat: “Hay temas como el narcotráfico o los hurtos reiterados que tienen que ver con organizaciones criminales que deben investigarse [competencia que corresponde a los Mossos d’Esquadra]. Los responsables policiales tenemos que vernos periódicamente para aprovechar recursos y trabajar de forma colaborativa”. La alcaldesa ha conseguido que en la comisaría conjunta de Guardia Urbana y Mossos de la Barceloneta se pueda estudiar comenzar a recoger denuncias y ha vuelto a exigir más agentes de la policía autonómica también al Estado que es quién debe autorizar la oposición: “La Generalitat tiene nuestro apoyo para exigir más agentes. Esperemos que se desbloquee esta situación”.

La alcaldesa ha advertido que “dará la cara” ante las protestas contra la inseguridad que están realizando algunas agrupaciones vecinales.

En cambio, el consejero de Interior ha resaltado: “El fenómeno de los narcopisos es complejo y las soluciones no son solo policiales. La solución de los narcopisos no pasa por tener más Mossos en la calle”. Buch ha exigido al Ayuntamiento que trabaje en el “campo de la salud pública y la propiedad” para acabar con el problema y tal y como dijo en la junta de seguridad local celebrada antes del verano ha remarcado que no dotará de más Mossos Barcelona.