Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bañistas de una piscina municipal increpan a miembros de La Manada

El Ayuntamiento de Palomares, que declaró a los condenados personas 'non gratas', ha destacado la "importante alarma social" generada en la localidad

Los cinco miembros de La Manada, en una foto tomada en los Sanfermines de 2016.

Dos miembros de La Manada, condenados a nueve años de cárcel por abusar sexualmente de una joven en los Sanfermines de 2016, han sido increpados este fin de semana por los usuarios de una piscina municipal de Palomares del Río (Sevilla) cuando fueron reconocidos, por lo que tuvieron que pasar a otra zona del polideportivo hasta que cerró la piscina para poder salir. "Desde este equipo de gobierno no vamos a permitir que personas que han sido declaradas non gratas por parte del Pleno de este Ayuntamiento vengan a nuestro municipio a utilizar nuestro espacios públicos para provocar alarma social", señala en un comunicado la alcaldesa accidental, Juana Caballero (IU), quien reconoce a su vez que no se les puede prohibir la entrada a estos espacios.

Según relata Caballero, los dos miembros de La Manada acudieron sobre las 15.00 del sábado junto a otras 10 personas a la piscina invitados por un operario municipal que quería celebrar allí su cumpleaños. Tras comer en el bar, pasaron a las copas en la piscina. Allí, los dos condenados fueron reconocidos por los usuarios que comenzaron a increparles con gritos. La situación generó "una importante alarma social", que Caballero espera que "no vuelva a ocurrir". Ante ello, el operario decidió seguir la celebración en otras dependencias del polideportivo para "evitar que la sangre llegara al río", según asegura la edil les ha dicho el trabajador en la reunión mantenida esta mañana. Tras ducharse en las instalaciones, el grupo esperó a que cerrase la piscina para salir. 

El gobierno local de Palomares ha destacado este lunes que no permitirá que personas declaradas "non gratas" por el pleno del Ayuntamiento utilicen espacios públicos "para provocar alarma social". Además, ha indicado que se ha abierto un expediente informativo al operario municipal para depurar todas las responsabilidades que tenga respecto al uso indebido de unas instalaciones públicas y, encima, "para beneficio de unos violadores". "No vamos a permitir que Palomares del Río se convierta en refugio de violadores ni delincuentes, no vamos a tolerar que nuestra ciudadanía se sienta alarmada por este tipo de visitantes indeseables", añade Caballero.