Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau y Buch se unen contra los ‘narcopisos’

La alcaldesa y el recién nombrado consejero de Interior se reúnen en la primera junta de seguridad tras la restitución de la Generalitat

Colau y Buch durante la Junta de Seguridad en el Ayuntamiento
Colau y Buch durante la Junta de Seguridad en el Ayuntamiento EL PAÍS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el concejero de Interior, Miquel Buch, se han reunido esta mañana en la primera Junta de Seguridad Local, en el Consistorio barcelonés, celebrada tras la restitución del gobierno de la Generalitat. El gobierno municipal llevaba meses exigiendo el levantamiento del 155 por parte del gobierno estatal para abordar problemas de seguridad, sobre todo, relacionados con el fenómeno de los narcopisos en el Raval. Tras la reunión, Colau ha amenazado: “No habrá impunidad con los hurtos, los narcopisos y la venta ambulante". La primera edil ha asegurado que “como alcaldesa mi obligación es pedir el mayor número de policías para garantizar la seguridad de la ciudad”. Un guante que Buch no ha recogido admitiendo que no aumentará el número de efectivos patrullando en Barcelona y que se destinará el número necesario para cubrir la seguridad en cada momento. 

Colau ha defendido la coordinación entre agentes de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra en el distrito de Ciutat Vella para luchar contra el fenómeno de los narcopisos. Pese a ello, la alcaldesa ha anunciado que se reunirá con la jueza decana de Barcelona, Mercè Caso, para que los trabajos policiales tengan un “resultado más efectivo”. La primera edil ha pedido revisar los protocolos: “No puede ser que tras horas y horas y decenas y decenas de agentes con un enorme trabajo policial, se llegue al ámbito judicial y se acabe quedando prácticamente en nada porque dentro de un piso hay poca droga". La alcaldesa ha considerado muy preocupante que los propietarios de los inmuebles no tapien los pisos y los narcotraficantes puedan volver a estas vivienda a seguir vendiendo sustancias.

Por su parte, Buch ha destacado que la solución a los narcopisos implica cerrar el circuito para que los detenidos sean castigados judicialmente.

Sobre el top manta, Colau ha asegurado que Urbana y Mossos siguen poniendo énfasis en los principales ejes comerciales y ha remarcado: “Pondremos los máximos esfuerzos y recursos para garantizar la seguridad en todos los barrios y no habrá impunidad en ningún hecho delictivo”. La alcaldesa ha desatacado que el próximo mes habrá más de un centenar de nuevos efectivos de la Urbana muchos de los cuales se destinarán a Ciutat Vella.

El consejero de Interior y la alcaldesa han detallado que la alerta antiterrorista se mantiene en el nivel 4 sobre 5 y ha declarado que, aunque no exista el riego cero, “hay mucha gente” velando por la seguridad de todos.