Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errejón y Espinar se enfrentan por el control de los grandes municipios

El partido no entiende que Errejón intente controlar las ciudades cuando ya es el candidato de Podemos a la Comunidad

Ramón Espinar, durante una comparecencia en el Senado el pasado día 11.
Ramón Espinar, durante una comparecencia en el Senado el pasado día 11. Efe

La renovación de los secretarios generales de Podemos en 30 municipios madrileños ha incrementado la rivalidad entre Íñigo Errejón y Ramón Espinar por el control de estas ciudades. En Alcalá, la situación ha tocado fondo con la invalidación por parte del Comité Electoral de Luis de Santiago (errejonista), que ha acudido al Comité de Derechos y Garantías para reclamar. En el caso de que la decisión se confirme, ganaría Espinar. En el partido no entienden la decisión de Errejón de apoyar candidaturas diferentes de las oficiales, porque “todos van a trabajar para que él gane las elecciones de 2019” como candidato a la Comunidad.

Podemos ha abierto otra batalla interna por el control de la región con la elección de los nuevos secretarios generales de la formación política en 30 grandes municipios madrileños. Entre ellos, se encuentran plazas tan importantes para la formación de Pablo Iglesias en las próximas elecciones autonómicas como Alcorcón, Parla, Tres Cantos o San Sebastián de los Reyes, y otras donde ya gobierna como Móstoles, Pinto, Rivas-Vaciamadrid y Alcalá de Henares. “El procedimiento es el normal de renovación de esos órganos del partido, el problema surgió debido a que se presentó una lista [controlada por Ramón Espinar, próximo al secretario general, Pablo Iglesias] que parecía de consenso, pero no lo era”, explica un miembro errejonista de la dirección del partido en Madrid.

Espinar, secretario general de Podemos en Madrid, además de diputado autonómico y senador, elaboró a finales de mayo las candidaturas oficialistas (pablistas) para encabezar el partido en diferentes municipios bajo el nombre de Unid@s Rumbo 2M19. Era una selección de consenso, pero en una única dirección. Faltaba la opinión de Íñigo Errejón, candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, que hizo públicas sus preferencias por Twitter el 7 de junio de 2018. “En 2019 el cambio lo vamos a conquistar pueblo a pueblo. Por eso os pido el apoyo a las candidaturas municipales que nos ayudarán a construir un Madrid más justo, verde, democrático y feminista”, indicaba en su tuit.

Fuentes del partido en Madrid aseguran que “les decepcionó” la postura adoptada por el que es el candidato del partido para la Comunidad de Madrid, que debería estar elaborando “su programa, el proyecto de región”. “Las candidaturas que lanza Ramón Espinar [con el respaldo del partido] tienen como objetivo preparar una alternativa al Partido Popular, trabajar con todo el mundo en el territorio, y tienen la voluntad de hacer Errejón presidente de la Comunidad de Madrid”, añaden.

Denuncias y comités en Alcalá de Henares

El Comité Electoral ha apartado del proceso de primarias a Luis de Santiago Rodrigo, candidato en Alcalá de Henares (195.000 habitantes), uno de los municipios en los que gobierna Podemos junto a otras confluencias y el PSOE. De Santiago explica que se presentaron dos candidaturas para el puesto de secretario general, la de Teresa López, más cercana a Ramón Espinar, y la suya próxima a Errejón, que describe como “más plural”. El candidato se siente “víctima de una persecución, porque han visto que íbamos a ganar y nos han intentado parar con una denuncia al Comité Electoral”. Un órgano del que desconocen quién controló el sorteo mediante con el que se configuró. De Santiago no identifica a los que considera “culpables”, pero afirma que si él se va, la aspirante que queda (de Espinar) ganaría, porque no hay nadie más.
El comité ha dado credibilidad a la denuncia que les acusa de haber contado con el apoyo de varios ediles de Somos Alcalá investigados por prevaricación y que están apartados temporalmente del partido. Además, el comité considera que pudo beneficiarse de una cuenta de Facebook del círculo de Podemos en su campaña. De Santiago considera que la acusación no iba acompañada de ninguna prueba ni testimonio concluyente. En todo caso, añade, se trataría de una cuestión política que debería haber dirimido el Comité de Garantías Democráticas. “El Comité Electoral debe velar por la limpieza en el proceso no por la línea política, que decidirán los vecinos de Alcalá de Henares”, manifiesta. Por estos motivos, ha interpuesto una primera denuncia por la filtración a la prensa antes de que él tuviera constancia.

Las mismas fuentes señalan que el candidato no se debería meter en la organización interna en los pueblos. “Tendría que estar preocupado con su candidatura, él tiene autonomía para elaborar su equipo, algo que ya ha hecho, además de dirigir su campaña”. Lo que les lleva a la conclusión de que quería dirigir el partido y ahora también quiere controlar los municipios. Pero Podemos en Madrid no está dispuesto a dejar de definir las alianzas territoriales, la línea política municipal y la del partido.

Consideran la postura de Errejón “legítima”, pero recuerdan que no cuenta con ningún anclaje orgánico en la dirección de Madrid.De los 18 candidatos por los que ha mostrado sus preferencias Errejón, solo dos coinciden con las del secretario general de Madrid: Francisco Javier Sanmiguel, de Tres Cantos, y Alicia Sánchez, de Arganda del Rey. De hecho, el aval del candidato a la Comunidad de Madrid no ha sentado bien a todos los aspirantes. Jesús Arrabé, que presenta candidatura única en Móstoles, se descolgó con un tuit. En él le agradece “de corazón” el apoyo recibido, pero también le recuerda que su candidatura se “basa una de sus líneas en la ausencia de tutelajes, que en el pasado nos han llevado a unas dinámicas que nos han hecho sentir incomodas. Siempre serás bienvenido a Móstoles con cariño”. En Fuenlabrada ha sucedido algo similar. En ambos municipios se elige también al Consejo Ciudadano.

Abrir círculos

Arrabé explica que su lista incluye todas las sensibilidades, por lo que no le gusta la idea de que esté “tutelada por nadie”. “Es nuestro proyecto municipalista, en el que hay gente que ve a Errejón con unos ojos y otros de forma diferente”. Arrabé piensa que todas estas polémicas deberían estar superadas. Él se va a centrar en abrir a los ciudadanos los seis círculos con los que cuenta Móstoles, para que se conviertan en una herramienta de ayuda a la población.

Al aparato del partido en Madrid le preocupa que lo ocurrido pueda afectar al ánimo de sus votantes. Tampoco están seguros de que bajar a la política municipal sea una labor que beneficie al candidato. Errejón avala a candidatos en Parla, Talamanca del Jarama, Collado-Mediano, Pozuelo y Navalcarnero. Espinar controla Getafe, Alcorcón, Pinto, Arganda Aranjuez, Tres Cantos, Colmenar-Viejo y Alcobendas.

Se mantienen neutrales Móstoles y Fuenlabrada, con unas candidaturas que incluyen a personas de las dos marcas. Y hay lugares donde compiten por separado aspirantes de las dos corrientes: Leganés, Alcalá de Henares, Coslada, San Fernando de Henares, San Sebastián de los Reyes y Las Rozas. En Torrejón de Ardoz y Rivas-Vaciamadrid también se presenta candidatos afines a Espinar con anticapitalistas.