Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado un ultra por un delito leve de amenazas a un periodista el 12 de octubre

El juez absuelve al dirigente de las juventudes de Democracia Nacional

Varias personas reciben en Montjuïc la marha ultra.
Varias personas reciben en Montjuïc la marha ultra.

El juzgado de lo penal número 27 de Barcelona ha condenado al ultra José Miguel Patón a una multa de 240 euros por un delito leve de amenazas a un periodista durante la marcha del día de la Hispanidad de 2016, en Montjuïc. Patón le dijo a un informador del diario Ara: "Eso, hazme una foto y mándasela a tu hermano, que te voy a arrancar la cabeza". El juez tiene en cuenta el atenuante de la reparación del daño y añade que la amenaza no constituye un "anuncio serio de una decapitación u otro ataque", sino la "exteriorización del disgusto o incomodidad" las fotografías que creía que le hacían, por lo que le absuelve de un delito de coacciones y otro de amenazas.

En la misma causa, el magistrado ha absuelto a Juan de Haro, líder de las juventudes del partido de extrema derecha Democracia Nacional. Considera que no ha quedado probado que De Haro amenazase a los periodistas que había en el lugar puesto que los testigos no le atribuyen "ninguna concreta expresión o gesto inequívocamente amenazantes". Y señala que el "solo hecho de mostrar una actitud y unos gestos desafiantes y hostiles no basta por sí solo para integrar ninguno de los graves delitos" de los que le acusaba el ministerio fiscal.

La sentencia sí considera probado que los periodistas de El País, El Periódico, el Ara y Rac1 tuvieron que abandonar el acto del día de la Hispanidad, después de que algunos de los manifestantes confundiesen a uno de los informadores con el fotoperiodista Jordi Borràs con el que un dirigente de Democracia Nacional mantiene un litigio por amenazas. "Ante el ambiente hostil que se había creado" y "el temor de que la situación pudiese escalar y algunos de los exaltados pudiera pasar de la hostilidad verbal a la agresión física", los periodistas consideraron la "conveniencia de abandonar el lugar", recoge la sentencia. Mientras los informadores se alejaban, "iban siendo seguidos de cerca por varios de los asistentes", entre ellos De Haro y José Miguel Patón, "con gesto hostil y desafiante, con la aparente intención de asegurar que Enric Borràs [periodista en el diario Ara y hermano de Jordi Borràs] abandonara definitivamente el lugar".

El Fiscal de Delitos de Odio pedía tres años de prisión para Patón y de De Haro por un delito de amenazas a colectivo profesional. Y solicitaba además la prohibición de aproximarse a menos de 1.000 metros durante tres años a los periodistas Enric y Jordi Borràs, además de la prohibición de asistir a manifestaciones y concentraciones públicas en Barcelona convocadas por Democracia Nacional, Democracia Nacional Joven, Falange, MCE-AJV durante el mismo periodo de tiempo. La sentencia no es firme y se puede recurrir.