Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almodóvar y Raphael reciben el título de hijo adoptivo de la capital

La alcaldesa Manuela Carmena otorga al cineasta y al cantante el galardón

Almodóvar y Raphael, con la alcaldesa Carmona.

Pedro Almodóvar y Raphael han recibido este miércoles el título de hijo adoptivo de Madrid, en una ceremonia presidida por la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. Los dos artistas, emocionados, han agradecido al Consistorio capitalino la entrega de ese galardón que, han dicho, deseaban desde años. "Casi de un modo biológico me siento vinculado a esta ciudad", ha afirmado Almodóvar, quien ha añadido que en todo el mundo suelen asociar su figura a Madrid, de la misma manera que Federico Fellini a Roma, y Woody Allen a Manhattan.

"Para mí, Madrid profesionalmente lo significa todo". ha dicho Almodóvar, y ha explicado que él llegó a la "ciudad de la libertad" desde Extremadura. Lo hizo entrando por la A-5, en Puerta del Ángel. Ese es su primer recuerdo de la "ciudad de los cines, de los teatros, de los videoclubs". En esos años, ha relatado, descubrió la Plaza de Santa Ana, punto de reunión de los hippies de los setenta de los que envidiaba "el pelo largo y lo guapos y guapas que eran".

La ciudad siempre fue un personaje más en sus películas, como el sándwich de la cafetería Manila y la Gran Vía. "Aquí todos los personajes viven y se equivocan", ha mantenido, y explicado: "Tuve la suerte de vivir en un país que se abría en una situación de libertad y democracia. Me siento muy afortunado de haber sido joven en estos años. Madrid es donde yo quiero vivir, lo tengo claro". 

La iglesia, los teatros y el Bernabéu

También Raphael ha recordado los primeros pasos en el coro de la iglesia, los teatros y el primer concierto en el Estadio Bernabéu. "Soy andaluz, pero donde me he criado y he aprendido todo lo que sé es en Madrid. Soy un artista español, europeo y del mundo, y desde hoy hijo adoptivo de Madrid".

El cantante ha rememorado su primera etapa, cuando ya era solista. "Me llevaban a que cantara a Jesús de Medinaceli y comencé a ver los teatros de soslayo, el cine Pompeya, el Avenida... empecé a meterme en ese mundillo para el cual estaba predestinado", ha recordado. "La primera persona con la que compartí mi nombramiento fue mi mujer, ella se entera de todo", ha concluido Raphael.

Durante su introducción, la alcaldesa ha destacado de Pedro Almodóvar (Calzada de Calatrava, 1949), que es "el más internacional de los cineastas españoles de la segunda mitad del siglo XX y su obra refleja la recuperación de las libertades y la restauración de la democracia de España, dando lugar a una sociedad abierta, tolerante y cosmopolita". "Un atrevido Quijote que ha domesticado tigres en Hortaleza y que ha hecho de las mujeres habitantes de Madrid arrojadas Dulcineas", ha afirmado Carmena, y ha añadido: "Gracias por no haberte hecho francés o haberte ido a vivir a Manhattan. Madrid se rinde a tu talento".

Mientras que de Raphael (Linares, 1943), la alcaldesa ha remarcado "su condición de emigrado le inculcó los valores del esfuerzo y la dedicación. Raphael representa también los mejores valores que hacen conocida a Madrid como una ciudad de tolerancia, respeto y comprensión mutua y que son la clave de su éxito nacional".

Entre los hijos adoptivos de Madrid destacan figuras como los premios nobel Camilo José Cela y Mario Vargas Llosa; el poeta Luis Rosales, el periodista José Montero Alonso y el filósofo y premio Príncipe de Asturias Julián Marías. También el tenista Rafael Nadal y los políticos Adolfo Suárez y Josep Tarradellas recibieron esta distinción.

Todos los ayuntamientos de España pueden conceder a un ciudadano el título de "hijo adoptivo", que se otorga por méritos personales o servicios prestados a la ciudad. Almodóvar es director de cine, guionista y productor galardonados, entre otros premios, con dos Óscar y varios Goya. Raphael es cantante y actor, galardonado con destacados premios nacionales e internacionales. Tiene más de 350 discos de oro y 50 de platino, y es, además, hijo predilecto de países como Colombia, Chile y Perú.