Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre encarcelado por el embarazo de una niña de 14 años sostiene que no hubo coito

La juez De Lara solicita al Imelga pruebas de morfología física y de madurez psicológica de la menor. El investigado, de 28 años, alega que creía que la muchacha tenía ya 17

Pilar de Lara, en el archivo del juzgado.
Pilar de Lara, en el archivo del juzgado.

El hombre de 28 años que permanece encarcelado por un delito de abusos a una menor, de 14 años, a la que supuestamente dejó embarazada en la ciudad de Lugo insiste en que “no hubo coito” con la muchacha. Así lo ha atestiguado hoy Francisco Torrijos, el abogado del imputado, de nacionalidad colombiana. Según el letrado, su cliente “espera con ansia que llegue el 7 de marzo”, en que se llevará a cabo la exploración de la menor ordenada por la juez de Instrucción 1 de Lugo, Pilar de Lara que investiga el caso. Entonces también está prevista la declaración de la madre por videoconferencia, y que se ha ausentado de Lugo con la niña.

El pasado enero, la menor se sintió mal y acudió con su madre a un centro de salud de la ciudad. Allí le confirmaron que estaba embarazada y se aplicó el protocolo de actuación en los casos de gestaciones en menores de 16 años, remitiendo la documentación a la policía. El caso recayó primero en el juzgado de Instrucción número 2 y el detenido entró en la cárcel. Ahora la investigación ha pasado al número 1 y el pasado viernes De Lara confirmó la prisión provisional del hombre de 28 años tras comparecer en el juzgado.

“Hasta ahora no consta ninguna declaración ni exploración de la menor, en sede judicial”, ha explicado esta mañana el letrado. Torrijos asegura que su cliente insiste en que “no tuvo coito con la menor”, sino una “brevísima relación” con una chica que "él creía que tenía 16 o 17 años”, no 14 como ocurría en realidad. Fue él, sigue relatando el abogado, quien enseguida decidió "no continuar" con la muchacha.

Ante la juez De Lara, el investigado mantuvo el viernes pasado la versión de que no conocía la edad de la cría. En España, a partir de los 16 años no es delito mantener relaciones consentidas con un menor. Para tratar de confirmar si el hombre miente y sí sabía que la niña tenía 14 años la magistrada ha solicitado al Instituto de Medicina Legal de Galicia varias pruebas forenses. Una de ellas es un examen de morfología física, que determinará la edad que aparenta tener la menor, es decir, si su desarrollo se corresponde al propio de una chica de 14 años o va por delante de los parámetros normales.

La otra prueba que llevarán a cabo los forenses será un test de madurez psicológica. Con esto, la juez aspira a saber si la supuesta víctima es fácilmente influenciable y manipulable, qué secuelas le pueden quedar después de pasar por estos acontecimientos a una edad tan temprana y cuál es su grado de madurez.

Más información