Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Apostemos por Madrid

La autora critica la decisión de Economía de intervenir el Ayuntamiento, lo que obliga al Consistorio a reducir sus políticas sociales

Cuando hace unos años el Partido Popular llegó al Gobierno de España y empezó a aplicar recortes en políticas que afectaban gravemente a los derechos sociales, sanitarios y económicos de los ciudadanos y ciudadanas, atacando gravemente el Estado del Bienestar, muchas personas dijimos que era un ajuste ideológico. Tras la “intervención” del Ministerio de Hacienda a las cuentas del Ayuntamiento de Madrid estoy convencida de que quienes dijimos aquello acertamos en el análisis.

La aplicación de la regla de gasto para controlar los presupuestos municipales, tal y como está haciéndose por el PP, es un ataque a los derechos de la ciudadanía, limitando el gasto público en aquellas competencias que afectan de manera clara a la vida de las personas con más dificultades y menos renta. Me refiero a servicios sociales, lucha contra la pobreza, vivienda pública, actividades culturales, deportivas, limpieza de la ciudad, transporte público, etc.

Esta medida, junto a otras que el PP ubica bajo el paraguas de la estabilidad presupuestaria, supone en la práctica una reducción dramática del sector público. Un objetivo que conseguirá, si el rumbo no cambia, bloquear el gasto en servicios e inversiones, contratar personal, crear estructuras de gestión o nuevas empresas públicas. La única salida a esta situación es la externalización, es decir, la privatización de servicios además del pago adelantado de la deuda.

Los y las socialistas también defendemos la estabilidad presupuestaria, pero es que nadie puede argumentar que un Ayuntamiento que paga su deuda antes de tiempo y que tiene superávit en sus cuentas es un riesgo para la estabilidad presupuestaria del país. Este es el caso del Ayuntamiento de Madrid.

Dije hace unos días en una intervención pública que Rajoy había nombrado al ministro Montoro portavoz de la oposición del PP en el Ayuntamiento de Madrid. Aunque el comentario pueda parecer una broma, sin embargo, no lo es, puesto que su actuación está llevando a una situación de bloqueo de las cuentas municipales.

Nos enfrentamos a una reducción importante de servicios e inversiones públicas, que de cumplirse afectará a la economía madrileña, como afectará al avance social y territorial de Madrid, especialmente si la aplicación de los ajustes por parte de Ahora Madrid se vuelve a hacer sobre los ciudadanos y ciudadanas más desfavorecidos, tal y como ha alertado el Grupo Socialista, perdiendo la oportunidad de avanzar en igualdad y equilibrio territorial.

Es el momento de que todas las fuerzas políticas, los agentes económicos y sociales, junto a ciudadanía, nos unamos a favor de Madrid a fin de reclamar un trato justo y la oportunidad de gestionar nuestros recursos para mejorar la sociedad, la economía y la cultura madrileña, a favor en definitiva de nuestra ciudad.

Purificación Causapié es portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS