Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fuegos arrasan en octubre más de 42.400 hectáreas en Galicia

La cantidad eleva en 7.000 hectáreas la superficie de 35.500 que según la Xunta ardió durante los tres días de la ola incendiaria

Monte quemado en Galicia durante los últimos incendios.
Monte quemado en Galicia durante los últimos incendios. EL PAÍS

Los incendios forestales han arrasado en Galicia solo en este mes de octubre una superficie superior a las 42.400 hectáreas. Así lo refleja el sistema EFFIS-Copernicus (basado en información de los satélites de la Nasa) que utiliza la Unión Europea (UE). Se trata de una estimación a la baja ya que solo contabiliza las superficies en las que han ardido extensiones de más de 30 hectáreas.

La cantidad eleva en 7.000 hectáreas la superficie de 35.500 que según según la Xunta y el Gobierno ardió en los tres días de la ola incendiaria. Según los datos del sistema EFFIS -analizados con la colaboración de Federico González Alonso, expresidente de la Asociación Española de Teledetección-, la provincia de Ourense ha sido la principal damnificada por los fuegos de este mes, con 20.000 hectáreas devoradas por el fuego, aunque el más grande se registró en la de Pontevedra, en el municipio de Pazos de Borbén, en donde el fatídico fin de semana de mediados de octubre ardieron 8.700 hectáreas.

En la provincia de Pontevedra los fuegos arrasaron este mismo mes 18.700 hectáreas; en la de Lugo, 3.100 y en la de A Coruña, 400. Los datos de los satélites evidencian que entre el 2 y el 15 de octubre el cielo estuvo prácticamente despejado en Galicia de forma continua, con ausencia de precipitaciones y temperaturas claramente por encima de los valores medios. Unas circunstancias que incrementaron de forma muy importante el riesgo de aparición y desarrollo de los incendios forestales,debido a la sequedad de la biomasa y a las elevadas temperaturas con respecto a los valores normales.

El sistema EFFIS-Copernicus refleja además que entre los días 14 y 15 se experimentó un extraordinario aumento de los focos activos. En ambas jornadas se registraron fuertes y cambiantes vientos y altas temperaturas Aunque la oleada incendiaria se ha cebado este mes con la comunidad gallega, el incremento de hectáreas quemadas por los incendios forestales durante este año ha sido generalizado en toda Europa. Los datos del sistema EFFIS reflejan que, en lo que va de año, se han quemado en el conjunto de la UE 984.664 hectáreas, lo que representa “4,2 veces la media del período comprendido entre 2008-2016”, mientras que en España la superficie asolada hasta esa fecha ha sido de 129.467 hectáreas, “2,16 veces la media del mismo período”. En Portugal se han arrasado este año de 563.247 hectáreas, “ 6,76 veces la media” del período mencionado.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, cifró este jueves en 48.100 las hectáreas “arrasadas en todo el año” en Galicia de las que, afirmó, 35.5000 corresponden “a la segunda semana de octubre”, cantidad alejada de los más de 42.000 que contabiliza el EFFIS para todo el mes y teniendo en cuenta que en la franja entre los día 16 y 26 no se contabilizaron incendios toda vez que los registrados no superaron las 30 hectáreas.

González Alonso sostiene que este método espacial debería desempeñar un “papel relevante” en todos los aspectos relativos a “la prevención, detección, seguimiento, evaluación de daños y recuperación de las áreas afectadas” por lo que hace un llamamiento a las diferentes Administraciones implicadas para que “potencien su utilización. Este especialista sostiene que el sistema EFFIS-Copernicus permite obtener una información “totalmente homogénea y objetiva” y en su opinión, los datos evidencian que los incendios forestales “se han convertido en la UE en un problema ambiental de primera magnitud que está desbordando a los gobiernos” por lo que entiende que es necesario hacer un replanteamiento “teniendo muy presente que el cambio climático y el calentamiento global agravarán el problema en los próximos años”.