Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

FiraTàrrega se vuelca con sus vecinos

La participación ciudadana, protagonista en los dos primeros días del festival de teatro

'Momentos estelares de la humanidad', de la compañía Eléctrico 38.
'Momentos estelares de la humanidad', de la compañía Eléctrico 38.

Los dos primeros días de FiraTàrrega han sido fieles al hilo conductor de su 37º edición: la participación ciudadana. Ayer noche concluyó urGENTestimar, la pieza de 40 horas que el pasado jueves inauguró la feria del teatro en la calle. El concierto de corazones y mensajes reivindicativos que se celebró en la plaza Mayor del municipio aglutinó a cerca de 400 participantes, la mayoría vecinos. Un sensor pegado al pecho de Ada Vilaró, directora del montaje, hizo sonar su corazón mientras los voluntarios actores se miraban a los ojos y se abrazaban. La artista, vestida de sacerdotisa, ofrecía a los participantes un sensor en forma de pelota para que escucharan sus latidos desde los cuatro altavoces instalados.

Pero la obra de Vilaró fue solo el principio de esta feria, donde cualquier calle, ventana o incluso rotonda se puede convertir en escenario de teatro callejero. Como en Momentos estelares de la humanidad, de la compañía Eléctrico 38. El espectáculo recorrió durante una hora parte del centro de la ciudad y fue un ejemplo más de teatro participativo, auténtica marca de este festival. Aquí, los espectadores, con auriculares, seguían a los cuatro actores de la compañía mientras una voz explicaba cómo “provocar circunstancias para crear un momento estelar en la humanidad”. La duda era saber si cualquier vecino con el que se cruzaban por la calle o se asomaba a una ventana era un actor o un simple targarí.

Especialmente impactante fue Diez de cada diez, de la uruguaya Valeria Piriz, una performance estrenada en Uruguay e inspirada en los 12 asesinatos a mujeres que se produjeron en el país latinoamericano en 2015. Más de una docena de actrices de distintas edades y vestidas de rojo proliferaron mensajes entremezclados como: “Catorce mujeres denuncian por día en Cataluña haber sufrido violencia de género” mientras señalaban al público. Tras muchos minutos de gritos y miradas penetrantes, algunas de ellas precintaron la cara y el pecho a sus compañeras para crear un molde con figura humana que dejaron en medio de la plaza.

El público también fue protagonista en Hamlet (entre todos), de la compañía Los números imaginarios, donde los espectadores participan en la escenificación del clásico de Shakespeare durante las cuatro horas de duración de la boda del rey Claudio y la reina Gertrudis, en un inmersivo espectáculo que se repetirá hasta el domingo.

‘Màtria’ emociona

Emocionados, incluso algunos llegaron a derramar lágrimas, acabaron los espectadores de Màtria, de Carla Rovira. La joven actriz y directora se sirve de las cartas personales de un antepasado suyo, Enrique Isart Alonso, fusilado en 1939 por los tropas franquistas. Rovira da voz a sus familiares “para convertir la memoria histórica de una familia en la memoria colectiva de todos”. El espectáculo documental entremezcla dramatismo con altas dosis de humor.

FiraTàrrega es durante cuatro días una fiesta que va más allá de los actos programados. Decenas de artistas callejeros llenan año tras año las estrechas calles del casco antiguo del municipio con malabares y guitarras. Como La Duende (nombre artístico), una cantaora flamenca que lleva acudiendo 15 años de manera ininterrumpida a la feria. “FiraTàrrega también somos nosotros: los artistas callejeros”, explica. Montse, de 48 años y vecina de Lleida, participó como voluntaria en urGENTestimar. “De este edición me quedo con la participación de la ciudadanía. Este año, más que nunca, la fiesta ha sido para nosotros”, explica.