Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revisión del catastro subirá el IBI en un 23% en los próximos diez años

El IBI bajará en 2018 en 37 barrios, subirá en otros 10, y quedará igual en 26

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Barcelona llevaba 16 años sin revisar el catastro, que fija el valor de 1,1 millones de inmuebles (pisos, aparcamientos, tiendas...) y acaba de hacerlo. La actualización es trascendente, porque en base al catastro se calculan impuestos como el IBI (de bienes inmuebles) y el de transmisiones o las plusvalías. La actualización, encargada al Ministerio de Hacienda, eleva un 19% el valor global de los inmuebles de la ciudad y un 23% en el caso de las viviendas. Estos porcentajes tendrán que trasladarse al recibo del IBI, una subida que se aplicará gradualmente en 10 años.

En vistas al año 2018, hay una buena noticia para los vecinos de 37 de los 73 barrios: su recibo del IBI bajará, porque sus pisos estaban sobrevalorados. De hecho una de las sorpresas de la revisión catastral es que un 24% de los inmuebles residenciales desciende de valor. El impuesto quedará congelado en 26 barrios y subirá en otros 10. En estos casos, la subida máxima que se les aplicará en el recibo del IBI de 2018 será del 6%.

En realidad, el IBI en 2018 solo aumentará para el 3,6% de los propietarios de vivienda, los 24.000 que viven en pisos de más de 300.000 euros de valor catastral. Más allá de 2018, lo que es impepinable es aplicar, donde la haya, la subida del catastro al recibo del IBI entre 2019 y 2027. El gobierno municipal tendrá que pactar con la oposición en qué tramos aplica la subida.

La revisión del catastro se remonta al comienzo del mandato del gobierno de la alcaldesa Ada Colau. La anunció pocas semanas después de llegar al poder, en 2015: revisaría el catastro para distribuir el impuesto de forma más justa. Que los propietarios de bienes de más valor paguen más; y los de menos, menos. Y una de las sorpresas de la revisión, que Hacienda hace con criterios estrictamente técnicos, es que un 47% de los bienes de la ciudad están sobrevalorados y con la revisión baja su valor catastral. Y coincide que los 37 barrios donde baja son, sobre todo, los de menor renta, Y donde sube, los de mayor.

La revisión catastral en Barcelona

El valor global de los inmuebles aumenta un 19% en diez años

De la revisión se desprende que el 47% de bienes estaba sobrevalorado

Del 1,1 millones de recibos del IBI, la mitad son viviendas

El incremento medio del valor de las viviendas es del 23%. De 73 barrios, el valor baja en 37, se mantiene en 26 y sube en 10

El aumento repercutirá gradualmente en el recibo del IBI a lo largo de 10 años

En 2018 el 96,4% de los hogares pagarán igual. El 3,6% pagarán hasta un tope de un 6% más

El tipo de inmuebles cuyo valor cae más son los industriales (-37%), suelo (-13%) y aparcamientos (-11%)

Los inmuebles cuyo valor crece más son los edificios singulares (55%), los hoteles (44%), espectáculos (42%), religiosos (40%) y cultural (34%)

El teniente de alcalde de Economía, Gerardo Pisarello, ha subrayado este jueves que el objetivo de la puesta al día "no es recaudatorio, sino reequilibrar el IBI". "Hay quien pagaba mucho más de lo que debía y la política fiscal que defendemos pasa por no penalizar a quien peor lo ha pasado durante la crisis", afirmó. Como ejemplo, afirmó que en los barrios de Vallvidrera i Les Planes el recibo bajará, en 2018, 109 euros de media, en Baró de Viver 108 o en Vallbona, 95. En cambio, la máxima subida, de 41 euros, se aplicará en el barrio de Les Tres Torres.

La actualización también impactará en la recaudación: la del IBI en 2018 caerá en 30 millones de euros sobre un total de 650 millones, calcula el Ayuntamiento. Una caída que el gerente de Economía, Jordi Ayala, cree que se compensará con el aumento de plusvalías.

Más allá de las viviendas, hay tipos de inmuebles cuyos valores catastrales registran subidas notables. Como los hoteles, que de media pagarán 480 euros más de IBI. También los edificios que albergan espectáculos, como cines o teatros, que pagarán 200 euros más. En cambio, las industrias pagarán mucho menos (más de dos miil euros menos al año) y los equipamientos deportivos, casi 1.250 menos. También caen el IBI de los solares (823 euros menos de media) o los edificios administrativos (725 euros menos).

Desde la oposición el PDeCAT ha reclamado al ejecutivo "un compromiso para evitar que el aumento del catastro afecte de forma desmedida a las clases medias de Barcelona" y aseguró que la subida provocará un aumento todavía mayor de los alquileres, lo que el gobierno negó. Por su parte, ERC pidió información sobre cómo el cadastro afectará a otros impuestos y exigió que presente una propuesta sobre los tramos de aplicación del aumento del IBI.

Más información