Podem y el núcleo de Colau reabren la crisis por el nuevo partido

La formación morada rechaza que los comunes utilicen la marca En Comú Podem y que el día 8 no se vote el nombre del partido

Albano Dante Fachin, junto a la secretaria de organización, Ruth Moreta, en una rueda de prensa.
Albano Dante Fachin, junto a la secretaria de organización, Ruth Moreta, en una rueda de prensa.Andreu Dalmau (EFE)

Podem y el núcleo de Ada Colau reabrieron ayer la crisis por la construcción de la confluencia. El partido morado cree que no está garantizado el principio de neutralidad en la votación al utilizar el diputado Xavier Domènech la marca En Comú Podem para su candidatura a la ejecutiva de la formación. Podem alega además que a sus inscritos se les exige más requisitos para votar que al resto de militantes de otras organizaciones y rechaza, tal y como reveló Domènech, que en la asamblea fundacional no se vote el nombre del nuevo partido. El diputado presentó ayer su lista que incluye a las cúpulas de todos los socios salvo Podem, dividido en varias. La dirección impulsó una liderada por Marta Sibina, diputada en el Congreso por En Comú Podem mientras la diputada en el Parlament, Jessica Albiach, próxima a los comunes, presenta este martes otra.

Más información
Podem se suma al partido de Colau tras asegurarse sus demandas
El nuevo partido de Colau se tambalea por las exigencias de Podem
Colau relanza su nuevo partido tras la amenaza de plantón de Podem

Pablo Iglesias, líder de Podemos, Xavier Domènech y Albano Dante Fachin, secretario general de Podem, cerraron la semana pasada un acuerdo para pactar las condiciones exigidas por los inscritos en la consulta celebrada hace 10 días. Los comunes, nombre con el que se conoce al núcleo de Ada Colau y Xavier Domènech, aceptaron todos los requisitos y Podem cedió en que sus militantes, en el momento de votar el nuevo partido, escribieran su DNI. La paz parecía cerrada pero ayer se reanudó la crisis. En una conferencia de prensa, Domènech presentó su lista bajo el nombre de En Comú Podem, la marca de la coalición en el Congreso.

Podem pidió que los candidaturas no usaran  ninguno de los cuatro nombres que se barajan para el nuevo partido

La elección de esta marca causó indignación en la formación morada. Podem había pedido, en pos de la neutralidad del proceso, que ninguna candidatura utilizara ninguno de los cuatro nombres que se barajan para bautizar la nueva formación: En Comú Podem, Catalunya en comú; comuns o En comú. Fuentes del partido de Fachin señalaron que esa decisión era equiparable a que, por ejemplo, el socialista Miquel Iceta, en unas primarias, eligiera como logotipo PSC. No solo eso: Domènech anunció que el día de la asamblea fundacional, no se votará el nombre del partido porque han decidido aplazarlo a días después. Esa decisión contraviene, según Podem, uno de los primeros acuerdos que tomaron los socios. Podem se enteró por la prensa.

No gustó tampoco en Podem que en las mesas territoriales para que los futuros militantes se inscriban para votar en el censo de Un país en común solo hubiera apoderados de Iniciativa o EUiA. Las dos partes negociaban anoche una solución. Lo que queda clara es que la lista de Domènech integrará a la dirección de todos los partidos confluyentes salvo Podem. El único representante de este último partido es el catedrático Vicenç Navarro, que estuvo en las listas de Pablo Iglesias en Vistalegre 2.

El partido morado supo por la prensa que los militantes no votarán el día de la asamblea el nombre del partido

“Es una lista plural que recoge todas las sensibilidades”, afirmó Domènech a quien se considera el futuro líder de la confluencia. En su candidatura figuran también cinco miembros de Iniciativa —entre ellos Ernest Urtasun, Marta Ribas y David Cid—; cuatro de EUiA —capitaneados por Joan Josep Nuet— y cuatro de Barcelona en Comú —por Gerardo Pisarello—. Domènech ha completado su lista hasta 23 con otros candidatos miembros próximos a él y a Colau (Eloi Badia o Gemma Tarafa) compensando la balanza hacia los comunes. La idea inicial de Domènech era que hubiera cuatro miembros para cada partido y elegir él a 16 independientes.

La lista de Podem, que se denomina Radicalidad democrática ya!, consta de 16 personas y la lidera la diputada en el Congreso por En Comú Podem, Marta Sibina, que es independiente, seguida del economista y activista Sergi Cutillas. Los nombres los han elegido los miembros de los círculos sin “ingerencias de la dirección”, dice Podem. La diputada Albiach, que no quiso pronunciarse antes de la consulta de Podem apelando a su neutralidad, presenta una lista de ocho personas bajo el nombre “Juntes Podem”. La parlamentaria, que perdió en julio las primarias ante Fachin, es afín a Iñigo Errejón y a los comunes. “Tenemos voluntad de sumar, conscientes que la suma de les partes será más que el todo”, dice en la convocatoria de prensa. Podem propuso sin éxito a Albiach integrarse en la lista de Podem de forma proporcional a los resultados en las primarias.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS