Los trabajadores catalanes firmaron de media 2,5 contratos en 2016

La sucesión de empleos temporales crece por octavo año consecutivo y afecta especialmente a jóvenes y mujeres

Cadena de montaje de la empresa Seat en Martorell.
Cadena de montaje de la empresa Seat en Martorell.Albert Garcia

La temporalidad en los contratos de trabajo, uno de los efectos colaterales de la recuperación económica según los sindicatos, gana terreno en Cataluña, y ya representa el 21,2% de los contratos firmados. El informe sobre la rotación laboral publicado este miércoles por el Observatorio del Trabajo y Modelo Productivo de la Generalitat indica que, de media, cada trabajador catalán firmó 2,5 contratos el año pasado, mientras que en España la media está en 2,75. Aunque el número de personas empleadas ha crecido un 5,8% respecto al año anterior, el aumento ha sido más intenso en aquellos trabajadores que han firmado cuatro o más contratos.

Más información
Uno de cada tres contratos nuevos dura menos de un mes
“He tenido 130 contratos en dos años”

El informe, que anualmente estudia en qué sectores de la población incide la temporalidad laboral en Cataluña, muestra que la rotación de trabajos afecta especialmente a los jóvenes: los tramos de edad de hasta 25 años y de hasta 44 años registran ambos una media de 2,53 contratos en 2016. El incremento respecto al año anterior se ha dado sobre todo en los menores de 25 años, debido a la inestabilidad de los primeros años de experiencia laboral. En el último año, la rotación laboral ha aumentado más en los hombres, pero son las mujeres las que tienen una media de contratos firmados más alta: 2,56 por persona.

El informe también desmiente, en parte, que una mayor formación conlleva más estabilidad laboral: los trabajadores con estudios universitarios, aunque han reducido su índice de rotación laboral respecto al año anterior, siguen siendo los que más rotan, con una media de 2,85 contratos por persona en el caso de estudios universitarios de primer ciclo. En el otro extremo, los que han cursado otros estudios superiores postsecundarios son los que menos rotan entre empleos.

Las ocupaciones más afectadas por la rotación laboral son las relativas a las profesiones sanitarias, tales como el cuidado de personas con necesidades, terapeutas y otros. En el caso más extremo, de media un profesional sanitario firmó 5,28 contratos en 2016. También están especialmente afectados por la rotación los peones de industrias manufactureras, los bibliotecarios y trabajadores de correos, y los profesionales de la cultura y el espectáculo. En el otro lado, los que menos rotan entre empleos son los comerciantes propietarios, los directivos públicos y privados y los militares. Los trabajadores contratados a través de ETT han visto reducida su rotación laboral y la media se sitúa en los 4,10 contratos en 2016.

El mapa de la temporalidad en Cataluña está bastante repartido, con especial incidencia en las comarcas de la Conca de Barberà, Alt Camp y Pla de l'Estany. Por origen de los trabajadores, la población extranjera mantiene un nivel de rotación laboral inferior respecto al conjunto de la población.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Josep Catà

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS