Hacia un corredor mediterráneo cultural

Cataluña, Baleares y Valencia suscriben la ‘Declaración de Palma’ para fortalecer sus lazos históricos y lingüísticos

Los consejeros de cultura de Cataluña (izquierda), Santi Vila; Baleares, Ruth Mateu, y Valencia, Vicent Marzà.
Los consejeros de cultura de Cataluña (izquierda), Santi Vila; Baleares, Ruth Mateu, y Valencia, Vicent Marzà.

Hacía tiempo que no pasaba y por eso el encuentro de ayer entre los máximos representantes culturales de Cataluña, Valencia y Baleares fue excepcional, e, incluso, alguno de los que participaron no dudaron de calificarlo de “histórico”. Santi Vila, Vicent Marzà y Ruth Mateo, respectivamente, se reunieron en el Museo de Mallorca para visualizar la Declaración de Palma, un acuerdo de colaboración entre las tres comunidades para fortalecer los lazos históricos, lingüísticos y culturales; un encuentro que podría parecer obvio, pero que, en los últimos años, no se había producido por los múltiples desacuerdos entre los diferentes gobiernos autonómicos.

“Hay que reforzar los creadores y agentes culturales de los tres territorios para que puedan moverse con más facilidad favoreciendo el enriquecimiento mutuo. Juntos tenemos más oportunidades de abrirnos al mundo”, resaltó Mateo tras el encuentro.

Un Ramon Llull a la búsqueda de Aragón

Otro de los acuerdos de la Declaración de Palma es el relativo a consolidar el compromiso con el Institut Ramon Llull (IRL) como el organismo de “promoción exterior y de internacionalización de nuestro autores y creadores más allá de nuestros territorios”, explicó Santi Vila. El IRL, dirigido por Manuel Forcano que también estuvo en la reunión, ha visto crecer su presupuesto en 2017 un 10%

En mayo se oficializó el reingreso de Baleares en el IRL, y se busca que ocurra lo mismo con la Comunidad Valenciana. De hecho, este organismo colabora con la Generalitat Valenciana en el Plan Estratégico Cultural “Haz Cultura”. Cuando el consejero Vila se presentó en marzo de 2016 en sociedad, tras tomar posesión de su cargo, aseguró que quería que Aragón se incorporara también; algo que ha ido repitiendo en varias ocasiones desde entonces.

“El corredor cultural mediterráneo es absolutamente necesario y hay que impulsarlo por razones históricas y de compromiso por la cultura. Es la primera piedra para construir puentes y no muros”, explicó el valenciano Marzà que reivindicó la normalidad de unas relaciones que “nunca tendrían que haber desaparecido”. En su mente estaba el tan anhelado corredor ferroviario que reivindican estas y otras comunidades para poder transportar mercancías y pasajeros a la frontera por la costa.

Por su parte, el político catalán Santi Vila apostó por la “consolidación del mercado interior de los tres territorios, por unificar y dar prestigio a la lengua común y soporte a la promoción exterior. Porque es imposible entender nuestra cultura sin las aportaciones de los creadores baleares o valencianos”.

A partir de ahora las tres administraciones se comprometen a trabajar en comisiones y por áreas que se reunirán de forma periódica y los consejeros, una vez al año.

A nivel práctico, con la Declaración de Palma, las tres administraciones contemplan impulsar los circuitos de artes escénicas, visuales, música, literatura, audiovisual y cultura popular o tradicional, facilitando, explicaron, “el movimiento entre los tres territorios en las industrias culturales y los creadores, y el funcionamiento será acordado por grupos de trabajo de las tres instituciones”.

En el ámbito de la lengua, el manifiesto establece conseguir un sistema de acreditaciones de conocimientos lingüísticos compartido y compatible, “garantizando la coherencia, la transparencia y la máxima información pública”.

El acuerdo pasa, también, por el impulso para la participación conjunta en ferias y festivales; en la creación de un catálogo de exposiciones y de música en vivo. Mientras que en la promoción de la creación literaria y editorial será fundamental el intercambiando autores y un impulso de las políticas lingüísticas.

En el encuentro entre los tres consejeros de ayer también asistieron el director general de Cultura del Gobierno de las Islas Baleares, Jaume Gomila; la directora general de Política Lingüística del mismo gobierno, Marta Fuxà; la directora general de Política Lingüística de la Generalitat de Catalunya, Ester Franquesa; el secretario autonómico de Cultura y Deportes, Albert Girona, y el director del Institut Ramon Llull, Manel Forcano.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50