Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau cede y ofrece a ERC una consulta para aprobar el plan de hoteles

"El acuerdo está cerca, a falta de poner hasta la última coma por escrito", dicen los republicanos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha acabado cediendo a las exigencias de ERC para salvar, de nuevo en el último minuto, uno de sus grandes planes del mandato, el plan de hoteles, conocido como PEUAT. El plan se votará este miércoles por la tarde pero le quedaba una piedra en el zapato: las exigencias de los republicanos, que pese a estar de acuerdo con el texto del plan, han puesto dos condiciones para aprobarlo. Piden al ejecutivo incrementar la plantilla de inspectores de pisos turísticos ilegales y consultas sobre el futuro de tres hoteles que tienen todos los permisos en regla pero que tanto el propio gobierno como los vecinos rechazan.

ERC ha marcado territorio y el presidente del grupo, Alfred Bosch, ha comparecido para afirmar que "el acuerdo está cerca, a falta de poner hasta la última coma por escrito". "Hemos hecho posible lo que parecía imposible", ha celebrado. Los flecos a los que se refería son cuestiones como que la contratación de inspectores sea aprobado en plenario. Sobre las consultas, el concejal Jordi Coronas, que ha llevado el peso de la negociación, ha celebrado "que se dé respuesta política y voz a los vecinos".

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha comparecido para anunciar no exactamente tres consultas para decidir expropiaciones, pero sí una solución salomónica para lograr el sí de los republicanos. "La ciudad necesita este plan y no podía esperar más" ha dicho Sanz quien ha explicado que habrá seguro una consulta para decidir el uso de la parcela pública adjunta al hotel del Rec Comptal. En el caso del albergue de la Vila Olímpica, se creará una comisión técnica para analizar qué posibilidades hay de frenar el proyecto.

El tercer caso es Drassanes, donde la familia Trenor quiere levantar un hotel de la cadena Praktik, pero el ayuntamiento está dilatando la concesión de la licencia. Aquí, la apuesta de Sanz pasa por  el "liderazgo público para ver el encaje del proyecto en el entorno y encontrar actuaciones que minimicen su impacto". La oferta del equipo de Colau también prevé ampliar en 110 --que serían nuevas contrataciones-- los inspectores que trabajan detectando pisos turísticos ilegales.

Más información