Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cambio climático protagoniza la nueva temporada del CCCB

El centro barcelonés registra su récord histórico de visitantes, 450.000

El cambio climático como motor de las principales transformaciones que afectan al planeta y están destinadas a modificar inexorablemente la vida humana, será el tema central de la nueva temporada del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). Lo anunció ayer su director Vicenç Villatoro, resumiendo en la fórmula “una idea fuerte y cinco ejes”, una programación que se enfrenta a la naturaleza del “gran cambio, sus causas, efectos y narrativas desde diversas perspectivas: la literatura amplificada, la sociedad, la cultura audiovisual, las nuevas tecnologías y la innovación cultural”.

El CCCB, que alcanza su récord histórico de visitantes, 450.000 (a los que se suman 160.000 de sus muestras itinerantes), casi cien mil más de lo que ha sido habitual en los últimos años, seguirá reflexionando y analizando el presente junto con pensadores y expertos de primera fila. “Una fórmula que a lo largo de 22 años nos ha granjeado un público fiel, que también ha multiplicado su presencia en la versión virtual del centro, con más de un millón de visitas”, indicó Villatoro, que terminará su encargo en noviembre de 2017 y que para este año cuenta con un presupuesto de algo más de 10 millones de euros.

La temporada arrancará con una reivindicación del libro, Fenómeno fotolibro, protagonista de una gran exposición organizada junto con la Fundación Foto Colectania, que con ella inaugurará la nueva sede del paseo Picasso. La muestra dará paso a Kosmopolis, “un festival bienal y un programa de actividades permanente”, según la definición de Juan Insua, responsable del CCCB Lab, que en esta 9º edición se articula alrededor del concepto de cambio. “No hay posibilidad de salir de esta crisis planetaria si ante todo no cambia la sensibilidad antropocéntrica”, indicó Insua.

Las transformaciones tecnológicas y el impacto que provocan en el planeta y la sociedad, se tratarán desde dos ejes: el ecosistema audiovisual y mediático en pleno proceso de transición y la intersección entre arte, ciencia, humanidades y tecnología. “La galaxia audiovisual”, según la definición de su responsable Àngela Martínez, se plasmará en los exitosos y consolidados programas de Xcèntric, el canal de YouTube Soy Cámara y el cine de verano Gandules, a los que se suman nuevas colaboraciones como el Serielizados Fest sobre los nuevos formatos televisivos y la edad de oro de las series.

Las transformaciones impulsadas por la colaboración cada vez más frecuente entre artistas y científicos, creadores y programadores, centrarán la segunda gran muestra del año, Después del fin del mundo, que pretende convertirse en catalizador del cambio que la emergencia ecológica hace imprescindible. “Hay que revisar la idea de progreso y aceptar que se plantean diversos escenarios de futuro”, aseguró la jefa de exposiciones, Rosa Ferré.

El eje más social de la programación, que se aglutina alrededor del Debate de Barcelona, un encuentro anual que convoca los más destacados pensadores internacionales, se propone renovar la mirada sobre Europa, enfrentándose al final de las utopías y el envejecimiento acelerado de la población desde las periferias, las realidades ocultas y las voces minoritarias. Finalmente, un ciclo de conferencias conmemorará el centenario de la Revolución de Octubre.