_
_
_
_

El parlamento de la juventud

Scholas Ciudadanía celebra en la capital su segundo encuentro para adolescentes de entre 16 y 17 años

Mai Montero
Varios jóvenes durante el encuentro Scholas Ciudadanía en el colegio María Inmaculada.
Varios jóvenes durante el encuentro Scholas Ciudadanía en el colegio María Inmaculada.KIKE PARA

Esta semana se reúnen en Madrid 350 estudiantes de 21 institutos públicos, concertados y privados de la Comunidad en el colegio María Inmaculada de las Hijas de la Caridad. El objetivo: poner en común los problemas sociales que les preocupan e intentar darles una solución práctica. Esta es la segunda ocasión en que un grupo de estudiantes se reúne en la capital con ese fin; la anterior fue en enero, a iniciativa de Scholas Ciudadanía, también conocida como Scholas Occurrentes, con sede en Argentina.

En 2001, cuando el papa Francisco era arzobispo en Buenos Aires, se puso en contacto con el docente José María del Corral para proponerle una iniciativa. “Estábamos viviendo una crisis muy importante en el país y muchas voces decían que los jóvenes no tenían ideas y que no les importaba nada. El papa, Jorge Bergoglio entonces, me animó a que me pusiese en contacto con ellos e hiciésemos algo para intentar cambiar la situación, y así lo hice”, asegura Del Corral. El ahora presidente de Scholas Ciudadanía decidió reunir a 120 estudiantes que profesaban cuatro religiones distintas (católica, judía, islámica y evangelista) para que debatiesen sobre sus intereses y preocupaciones.

Más información
Cómo aprende a enseñar el docente
Cáritas Salamanca rechaza donativos de una asociación de jóvenes taurinos

Aquel primer encuentro, que iba a durar un mes, acabó prolongándose seis. “Pedían cosas muy lógicas relacionadas con la educación. Que tuviese sentido para ellos, que se tuvieran en cuenta sus problemas reales y que querían estar con personas de otras religiones y no separados. Sus propuestas llegaron hasta el Congreso de los Diputados en Argentina y se aprobó la primera ley hecha por jóvenes”, explica Del Corral.

Después del éxito cosechado, desde Scholas decidieron expandir el proyecto a otros países como Haití, Emiratos Árabes o España. “Nuestro proyecto es laico y solo busca dar voz a los jóvenes que están dispuestos a cambiar las cosas”, asegura el presidente. Durante este encuentro en la capital, los estudiantes no solo hablarán de los dos temas que entre todos han planteado (violencia de género y presión social ante las adiciones como el alcohol o las drogas), sino que también saldrán a la calle a investigar y hablar con la gente para dar con las respuestas.

Pablo Gutiérrez, del instituto San Isidro, y Marina Padilla, del Colegio Nuestra Señora del Pilar, son dos de los alumnos que vivieron esa experiencia el mes de enero y ahora repiten como voluntarios. “Es una vivencia que nos pone en contacto con muchas realidades, porque venimos de entornos distintos. Trabajamos los problemas que nos preocupan y es muy gratificante porque intentamos encontrar una solución. No es como un trabajo en el que se corta y pega de Internet, aquí salimos, hablamos con la gente e investigamos”, sostiene Padilla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Las conclusiones de esta experiencia serán leídas este viernes por los alumnos a las 10.00 de la mañana en el Teatro Fernán Gómez. “El Ayuntamiento y la Comunidad están invitados. Esperemos que no tengan una cita más importante que escuchar a los jóvenes”, concluye Del Corral.

Sobre la firma

Mai Montero
Es editora de portada en el equipo digital de EL PAÍS y escribe reportajes para otras secciones. Antes trabajó en otros medios como Periódico Magisterio, especializado en educación, y en Cambio16. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS, actualmente cursa el Grado de Derecho en la UNED.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_