Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Debate política general

Puigdemont busca con Sí que es Pot y la CUP otro frente prorreferéndum

Junts pel Sí acuerda con los anticapitalistas un referéndum en septiembre, que se resolvería con el 50% más uno

Gabriel (CUP) y Carles Puigdemont, conversan durante un receso.
Gabriel (CUP) y Carles Puigdemont, conversan durante un receso.

Carles Puigdemont confía en fraguar hoy en el Parlament, en el debate de Política General, otro frente común en favor del referéndum de independencia tejiendo alianzas con la CUP y Catalunya Sí que es Pot. La Cámara volverá a visualizar hoy después de dos años que 83 de sus 135 diputados están a favor de esa consulta. No todos opinan igual. Junts pel Sí y la CUP le han puesto fecha a la votación —antes de final de septiembre de 2017— y la confluencia de izquierdas busca el reconocimiento internacional de la consulta.

Hace ocho días, Puigdemont resumió su hoja de ruta en esta máxima: “O referéndum o referéndum”. Esto es, que convocará la votación con o sin el permiso del Estado. El dilema permite al president jugar a dos bandas con sus socios potenciales de la CUP —que consideran inútil negociar con el Gobierno— y con Sí que es Pot que, bajo la influencia de los comunes de Ada Colau, ha matizado sutilmente su postura. El Parlament aprobará hoy las propuestas de resolución de los grupos que reflejarán la distinta velocidad a la que viajan quienes defienden la consulta.

Las frases del debate

ANDREA LÓPEZ

  • “¿Usted cree que la gente es corta? ¿Qué cree que somos niños de P3? Fuimos con 46 compromisos a Rajoy y no ha hecho nada” (Carles Puigdemint, en respuesta a Albiol tras asegurar que el Gobierno intenta ayudar a los catalanes).
  • “Con usted de presidente, señor Puigdemont, hay más embajadas y más barracones”. (Inés Arrimadas, Ciutadans)
  • “El independentismo es una forma de vagancia que les permite no hacer nada. O es una forma de inmadurez que les permite decir de todo lo que no va es culpa del otro” (Xavier García Albiol, PP)
  • “Mientras el Departamento prepara un gran proceso participativo sobre cómo ha de ser el sistema educativo cuando llegue la independencia, se va reduciendo el gasto en educación”. (Miquel Iceta, PSC)
  • “El 76% de los catalanes está a favor de hacer pagar más a los más ricos” (Benet Salellas, CUP)
  • “Eso de la desconexión, tal y cómo la plantean, no existe. Nos gustará más o menos pero no existe y hace falta tener la valentía de asumirlo” (Albano Dante Fachin, CSQP)
  • “Hoy la palabra referéndum la han dicho ustedes más veces que yo”. (Carles Puigdemont)
  • “Su país ideal sería un país donde cada día fuera 11 de Septiembre pero de la estelada no se come.” (Xavier García Albiol, PP)
  • “Tenemos la mano tendida en todo lo que sea desarrollar el proceso, construir país y construir un país público, y continuamos teniendo el puño cerrado, en todo lo que sean recortes, privatización y servicios a los poderosos” (Benet Salellas, CUP)
  • “Con la amenaza de un referéndum unilateral con fecha no recuperará la buena relación con el gobierno de España” (Miquel Iceta, PSC)

Ante la negativa en redondo del Gobierno del PP a negociar, la confluencia de izquierdas ha omitido en su texto la referencia a consulta pactada y apuesta por ampliar la base en favor del derecho a decidir con “las máximas garantías”, buscar el “reconocimiento previo de la Unión Europea y de la comunidad internacional” y seguir llamando a las puertas del Estado para celebrarlo.

Pese a que se desmarca de la unilateralidad, el documento revela que Sí que es Pot ha cambiado de estrategia para dejar de estar alineada con el bloque antisecesionista que conforman Ciudadanos, PSC y PP. Y lo plasmó, además, suscribiendo con Junts pel Sí y la CUP otra propuesta en contra de la judicialización del proceso tras la petición fiscal contra Artur Mas y Joana Ortega e Irene Rigau. Pero Puigdemont avisó a Sí que es Pot que no podía pedir que hubiera una “alineación astral” para que el Gobierno autorice algún día la votación. Con todo, matizó que exprimiría ese “hilo” de entendimiento con Sí que es Pot. Junts pel Sí se debatía anoche entre votar “sí” o abstenerse sobre ese texto de la confluencia.

En paralelo, los dos grupos secesionistas suscribieron una propuesta en la que se fija que el referéndum debe celebrarse como muy tarde antes de septiembre de 2017 —la CUP renunció al final a que fuera en julio— con una pregunta binaria; quieren convocar una cumbre de forma inmediata sobre la votación y  que la ponencia de la transitoriedad jurídica esté lista antes del 31 de diciembre (la CUP quería aprobarla antes de esa fecha). No solo eso. También consensuaron otra resolución sobre el proceso constituyente que fija las primeras condiciones sobre la consulta: los próximos Presupuestos incluirán partidas para la consulta en la que bastará el 50% de los votos para que venza una de las dos opciones. Si gana el “sí”, en seis meses se celebrarían elecciones constituyentes.

Las conclusiones del debate están centradas en el referéndum pero la realidad es que Puigdemont apenas habló de él. Tras exponer su plan de Gobierno para el presente ejercicio, la oposición cargó contra él acusándole de poca sensibilidad social y de “triunfalismo”. “Con usted hay ahora más embajadas y más barracones”, le reprochó Inés Arrimadas. El socialista Miquel Iceta le advirtió que el Gobierno o se toma más en serio la lucha contra la desigualdad o Cataluña “acabará rota” y el popular Xavier García Albiol le espetó: “El independentismo es una forma de vagancia que les permite no hacer nada”.

Más información