Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La militancia de la CUP refrenda al secretariado liderado por Arrufat

Gabriel avisa que las bases se deberán pronunciar si Puigdemont liga la cuestión de confianza a los Presupuestos

Quim Arrufat (CUP) interviene en un acto de campaña del 27-S.
Quim Arrufat (CUP) interviene en un acto de campaña del 27-S. EFE

La CUP ya dispone de un nuevo secretariado nacional. Los militantes anticapitalista han refrendado con sus votos, emitidos vía telemática desde el día 30 hasta este jueves, la lista de consenso auspiciada por el exdiputado en el Parlament Quim Arrufat que ha intentado fijar una tregua y cerrar la grave crisis que vive el partido. El reglamento de las elecciones obligaba para copar las 15 plazas del órgano con una lista colectiva de 11 miembros y las otras cuatro restantes debían cubrirse con aspirantes a título individual. El resultado estaba predestinado porque la de Arrufat era la única candidatura de consenso y ha reunido el 72,23% de los votos (837). La participación ha sido del 63,18% (1098 militantes) del total de afiliados con derecho a voto (un mínimo de seis años de militancia y estar al corriente de pago).

La lista de consenso auspiciada por el exdiputado recibe el 76% de los votos

El secretariado nacional coordina y ejecuta las líneas marcadas en las asambleas y en el Consell Polític. Las decisiones relevantes de los anticapitalistas, como la del veto a los Presupuestos, las fijó ese consejo y el Grupo de Acción Parlamentaria, que reúne a pequeñas entidades, muchas de ellas de la extrema izquierda. El principal reto que deberá encarar el secretariado es el debate sobre la cuestión de confianza al que se someterá Carles Puigdemont el 28 de septiembre. La diputada Anna Gabriel ha subrayado que el president tendrá un "si" de la CUP si pide el apoyo para fijar un referéndum unilateral. Pero la diputada ha advertido que los anticapitalistas deberán consultar a las bases si Puigdemont pretende ampliar el debate. Junts pel Sí aspira a que en el debate se incluya también los presupuestos.  "Tendremos que consultar a nuestras bases si se insertan otros elementos en la vida parlamentaria. No estamos en un escenario que nos haga cambiar el método de la toma de decisiones", ha afirmado Gabriel en declaraciones recogidas por TV3. "Si se pretende utilizar el debate para lograr un aval a unas políticas que hemos venido a combatir de raíz deberemos consultarlo. Esperamos no encontrarnos en un escenario de estas características".

La reflexión de Gabriel contrasta con la emitida hace una semana por su compañero Benet Salellas que admitió que no tenían ganas de someter sus decisiones a asambleas que reproduzcan enfrentamientos como el que se vivió en la de investidura de Artur Mas. El nuevo secretariado liderado por Arrufat se reunirá este lunes. El órgano no acoge ni a militantes de Endavant!, cuya cara más visible es Anna Gabriel, pero tampoco de Poble Lliure, cuyo representante más conocido es el diputado Albert Botran. El primer sector prioriza la lucha social anticapitalista por encima del proceso de secesión y el segundo, a la inversa. Los dos grupos han situado a varios de sus simpatizantes. La CUP rechaza vincular los dos asuntos entre otras cosas porque en septiembre no estará ni siquiera esbozado el proyecto de Presupuestos pra 2017. Poble Lliure difundió este jueves un informe sobre el balance político y no se pronunció sobre el asunto. Puigdemont ha aplazado a final de este mes su negociación con la CUP y les ha pedido muestras de lealtad “al pueblo de Cataluña” por encima de a su asamblea.

Los nuevos miembros del secretariado

Los nuevos miembros del secretariado, al margen de los que concurrían de forma individual, son los siguientes: Quim Arrufat; Natàlia Sánchez (Figueres), Lluc Salellas (regidor de Girona), Núria Gilbert (Sant Cugat), Dani Corpas (Sant Celoni), Anna Gabaldà (Sant Pere de Ribas), Juanma Roja (La Garriga), Elisabet Punset (Sacalm), Eduardo Càliz (Barcelona), Aida Sanuy (Alpicat) y Ricard Torné (Olot). Además de los 11 miembros del grupo de Arrufat, han salido elegidos también como candidatos individuales Laura Rafecas (540 votos), Xavi Generó (502), Albert Serrats (408) y Oscar Simón (351). Todos ellos, salvo Serrats, eran miembros del antiguo secretariado. 

La renovación del secretariado de la CUP se acordó en la Asamblea que celebró en Esparraguera el pasado mes de abril y en la que también se dio luz verde a dar por roto el pacto de investidura con Junts pel Sí. Estas elecciones se decidieron, por tanto, antes de que los anticapitalistas apostaran por votar en contra de la tramitación de los Presupuestos de 2016. Los miembros del secretariado saliente han emitido una carta en la que les animan a mantener la organización vinculada y comprometida con las "luchas populares, reforzar las alianzas anticapitalistas y ganar el referéndum y construir una nueva República". Tras recordar el intenso año que han vivido, los firmantes afirman que hay que huir del concepto de las dos "almas" que existen en el seno de la organización porque "ahora toca trabajar para el futuro y seguir avanzando en la construcción de objetivos comunes".

El proceso soberanista ha actuado como una falla en la mayoría de partidos y la CUP tampoco ha sido ajeno a ello. Tras el veto a los presupuestos, se evidenció la fractura de la organización. Varios miembros del antiguo secretariado acusaran a parte de sus compañeros de haber condicionado los debates y de haber actuado de forma “maquiavélica y sectaria” en los debates de investidura y de los presupuestos. El grupo aludió a “disfunciones democráticas” y que se ha “jugado” con mecanismos para interpretar “interesadamente” o incumplir los estatutos y dificultar el concurso de la militancia.