Unos padres recogen 20.000 firmas ante la negativa del registro para llamar Lobo a su hijo

El juez da a los progenitores un plazo de tres días para comunicar un nombre alternativo

Ignacio y María, en la imagen que acompaña su campaña en Change.org.ATLASundefined

El juez ha marcado el plazo. Un magistrado de Fuenlabrada (Madrid) ha avisado a los padres de un bebé al que quieren llamar Lobo que, si pasados tres días sin haber comunicado un nombre alternativo a este, que había sido denegado, se procederá a inscribirlo con el que se estime oportuno. Así lo recoge una providencia, fechada el pasado 28 de julio, que se ha emitido de forma paralela a una resolución de la fiscalía, que también se opone a que el bebé se registre con este nombre.

Más información
Lucía y Hugo vuelven a ser los nombres de moda entre los recién nacidos
De Mari Carmen a Lucía: cómo han cambiado los nombres en España

"No ha lugar a la inscripción de nacimiento con el nombre propio Lobo. Sin perjuicio de que los progenitores manifiesten un nombre alternativo en el plazo de tres días", reza la providencia, que han recibido Ignacio y María, los padres del pequeño, que iniciaron una recogida de firmas para pedir que le dejen llamar a su hijo de esa forma. Ya llevan más de 20.000 apoyos a través de la plataforma Change.org. "Lobo me parece un nombre precioso y digno. Si te puedes llamar Paloma o León ¿Por qué no Lobo?", escribió Pablo Iglesias, líder de Podemos, en su perfil en la red social Twitter, respondiendo a la polémica del nombre del niño.

Ignacio, que ha vivido en Escocia ocho años y dos en Australia, afirma que Wolf (lobo en inglés) es allí un nombre "bastante habitual", así como en Alemania, Brasil, Portugal o Argentina. Además, recuerda que personajes como Wolfgang (manada de lobos) Amadeus Mozart "han alcanzado éxitos insospechados". Según ha explicado la pareja, el Registro Civil de Fuenlabrada les comunicó en un primer momento que no aceptaba este nombre porque "podría ser ofensivo para el pequeño". Después, a través de la providencia, este organismo insiste en que están prohibidos los nombres "que hagan confusa la identificación".

De hecho, el registro subraya que Lobo "se corresponde con un apellido especial". "Dice que, al ser un apellido en España, no lo pueden aceptar como nombre propio. Pero existen multitud de apellidos en este país que coinciden con nombres propios, como por ejemplo León", apunta la pareja.

Ignacio y María aseguran que para ellos es "muy duro" pensar en llamar de otra manera a su bebé, nacido el pasado 12 de julio, puesto que "se llama así desde hace seis meses". Además, el pequeño ya está inscrito en la Seguridad Social por este nombre. "Es injusto. No pueden negar nuestro derecho a llamar a nuestro hijo así basados en ese criterio", apostillan los padres.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS