Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro obras complican la movilidad por la capital durante agosto

La reforma de la línea 1 de metro y el túnel de Cercanías entre Atocha y Recoletos se unen a los subterráneos de Atocha y de Corazón de María

Los madrileños que regresaran ayer de vacaciones o que todavía no hayan disfrutado de ellas se van a encontrar en agosto con algunos problemas de movilidad derivados de cuatro obras de mejora en puntos estratégicos de la ciudad. Los trabajos de mejora de gran parte de la línea 1 de metro, iniciados hace dos meses, coinciden ahora con la puesta a punto del túnel de Cercanías que une la estación de Atocha con la de Recoletos. En circulación viaria, los conductores se toparon ya desde ayer con el cierre del túnel de Corazón de María y la próxima semana ocurrirá lo mismo con el de Atocha.

Cuatro obras complican la movilidad por la capital durante agosto

La obra que más afecta a los madrileños es la de la línea 1 de metro, que tiene 97 años de antigüedad. Está previsto que se prolonguen hasta el 12 de noviembre. Los trabajos se acometerán en 13,5 kilómetros de vía a lo largo de 23 estaciones —entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe— de las 33 de que consta la línea. Las obras consisten en consolidar la estructura del túnel y en la instalación de una catenaria rígida, además de la reforma de las pasarelas de conexión entre andenes de varias estaciones. También se modernizarán los sistemas de comunicaciones de forma que el puesto de mando tenga todos los datos necesarios en tiempo real.

La Comunidad de Madrid ha destinado 69,8 millones de euros. Está previsto que estos trabajos reduzcan en más de un 50% las incidencias de la línea 1, que es utilizada por 85,4 millones de pasajeros al año. Durante este periodo, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ofrece un servicio de tres líneas de autobús que discurren por el mismo itinerario que la línea 1. El número de vehículos se adapta a las necesidades del servicio, de forma que no haya incidencias en la circulación, según ha explicado en diversas ocasiones la concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

Recoletos-Atocha

La segunda obra que también afecta al transporte público es el túnel de Cercanías entre la estación de Atocha y la de Recoletos. Por este subterráneo circulan cinco líneas de tren, con el consiguiente problema para los viajeros. Los trabajos consistirán en instalar una nueva ventilación y en eliminar la marquesina metálica de los andenes de la estación, según un comunicado del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

Las obras en sí durarán 10 meses pero solo será necesario suspender el servicio hasta el próximo 5 de septiembre, según Adif. También se pretende evitar las filtraciones de agua y las humedades. Como se instalará un nuevo techo suspendido de bandejas de aluminio de color claro, se mejorará la sensación de amplitud por parte del viajero.

La zona SER, gratuita por las tardes

Los usuarios del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), los conocidos como parquímetros, se encontraron ayer por la tarde con una agradable sorpresa. Durante el mes de agosto, aparcar en estas zonas verdes y azules será gratuito. A partir de las tres de la tarde, ya no será preciso pagar hasta las nueve de la mañana del día siguiente, siempre que sea laborable.

Esta es una medida excepcional que se repite todos los años en la capital, dado el descenso de personas que acceden en coche a la capital. El resto de la jornada será preciso pagar: de nueve de la mañana a tres de la tarde, de lunes a sábados. Los festivos y los domingos continuarán siendo gratuitos, como es habitual durante el año.

En este caso también habrá un servicio gratuito de la EMT entre Atocha y Recoletos, con una frecuencia de entre 6 (hora punta) y 12 minutos (hora valle). Eso sí, no tiene paradas intermedias, lo que ha generado la protesta de algunos usuarios. Funcionará entre las 05.15 a 00.03. Tiene la cabecera en el intercambiador de Atocha y la llegada frente la Biblioteca Nacional, esquina al paseo de Recoletos y la plaza de Colón.

La circulación en superficie también se verá afectada por al menos dos obras durante el mes de agosto. El túnel entre Alfonso XIII y Corazón de María, en el distrito de Chamartín, quedó cortado ayer a las nueve de la mañana. No se reabrirá hasta la una de la tarde del 31 de agosto. La alternativa al tráfico se realizará por los laterales derechos de Corazón de María y de Alfonso XIII.

El túnel que se sumará en breve será el de Atocha, que une la Ronda de Atocha y el paseo de la Infanta Isabel. Está previsto que se corte la circulación desde las nueve de la mañana del próximo lunes 8 de agosto. La interrupción de la circulación será en este caso bastante más corta, ya que durará hasta la una de la tarde del 19 de agosto. En este caso, la alternativa es la superficie de la glorieta del Emperador Carlos V o el desvío por la calle de Embajadores y la calle del Ferrocarril.
En ambos casos, se mejorará el sistema de drenaje para evitar las incidencias por lluvias intensas. Se instalarán nuevos sistemas de bombeo de agua y de canalización hacia nuevos pozos de drenaje.

20% menos de circulación

La primera hora punta del mes de agosto transcurrió tranquila, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Madrid. Las intensidades de los vehículos en la M-30 fue un 20% menor las de un lunes de junio. De hecho, los problemas terminaron en esta vía de circunvalación a las 08.50. Tan solo se registró una incidencia significativa frente a la media de 5,57 de un día laborable.

Menos "búhos" y autobuses para las universidades

El servicio de autobuses nocturnos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), los conocidos como búhos, también han reducido su frecuencia en estas semanas de verano. Desde el pasado 29 de julio y hasta la noche del 3 al 4 de septiembre, habrá menos autobuses las noches de los viernes, sábados y las vísperas de festivos.

La razón, según la EMT, es que se busca adaptar la oferta a la demanda que durante agosto desciende “considerablemente”. Las salidas desde la plaza de Cibeles y de Alonso Martínez se realizarán desde las 23.45 hasta las 05.50 con una frecuencia de entre 25 y 30 minutos. La noche de los viernes habrá 14 salidas y las de los sábados y vísperas de festivos se incrementa en una más. Desde la periferia hacia el centro de la capital, el servicio comenzará a las 23.50 y terminará a las 05.30. El horario nocturno de la línea Exprés Aeropuerto no sufre cambios.

Los autobuses de la EMT que van a los diferentes campus universitarios quedarán suprimidos hasta el 31 de agosto, salvo la línea A (Moncloa-Somosaguas) y el H (Aluche-Somosaguas). Ambas funcionarán con una frecuencia de media hora, salvo a media tarde, cuando la aumentarán a una hora. El motivo es la suspensión de la actividad académica en el periodo estival. Del 2 al 11 de septiembre, se retomará de nuevo con menor servicio que el resto de los meses académicos, salvo la línea U (Séneca-Paraninfo).

Las intensidades de tráfico en el resto de la capital también descendió un 20% respecto a julio. Respecto al corte del túnel de Corazón de María, los servicios municipales no percibieron “problemas significativos” debido a la alternativa del tráfico en superficie y la reducción de la intensidad circulatoria en agosto.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram