Los Mossos detienen a 24 presuntos miembros de la mafia china

Los agentes realizan 13 entradas y registran las joyerías Rabat, Rolex y Colomer

Los Mossos d’Esquadra han puesto en marcha hoy a las siete de la mañana una operación contra una banda de ciudadanos de origen chino, dedicados supuestamente a extorsionar a compatriotas. La policía catalana prevé ha llevado a cabo 13 entradas y registros y ha deteniso a 24  personas en Barcelona, Santa Coloma de Gramenet y Badalona, según fuentes policiales consultadas por EL PAÍS.

Más información
El capo de la mafia china ya fue detenido por Mossos en 2011
Vuelve a actuar una banda que hace explotar cajeros automáticos
Operación de los Mossos contra el dopaje: detenido Jama Aden
Desmantelada una banda que robaba camiones y los enviaba a Siria e Irak

Pasadas las diez de la mañana, los agentes han entrado en la joyería Rabat, en la joyería Colomer y en una joyería Rolex, en relación a la actividad delictiva de la supuesta mafia. Los Mossos sospechan que los acusados compraban relojes de alta gama en esos establecimientos, para después revenderlos. En los registros han participado agentes de la Agencia Tributaria. 

Parte de la operación, que lleva a cabo la Unidad Central de Grupos Juveniles Organizados, se ha llevado a cabo en la zona de Arc de Triomf y del Eixample, un lugar donde abundan los establecimientos regentados por ciudadanos chinos. La policía catalana sospecha además que los detenidos se dedicaban a dar palizas por encargo, a traficar con drogas y a la explotación sexual.

Los agentes consideran que los acusados funcionaban como cualquier otra banda, con divisiones de roles, según esas mismas fuentes. Hace más de un año que los Mossos investigan el caso, dirigido por el juzgado de instrucción número 24 de Barcelona.

No es la primera vez que la policía catalana actúa contra ciudadanos chinos relacionados con actividades delictivas, pero hasta ahora las investigaciones las había llevado a cabo la Unidad de Tráfico de Seres Humanos. En 2011, actuaron contra un grupo dedicado supuestamente a traer a mujeres a España para explotarlas sexualmente, pero posteriormente la Audiencia les absolvió. El año pasado, la Guardia Civil volvió a detener a las mismas personas, por los mismos hechos, y siguen a la espera de juicio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS