Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pederasta reconoce que abusó de cuatro menores de 10 y 12 años

El acusado, que tenía 18 años y residía en L'Alcora cuando se cometió el delito, acepta una pena de 9 años de prisión

El acusado durante el juicio.
El acusado durante el juicio.

La Audiencia de Castellón ha juzgado a un pederasta que tenía 18 años cuando abusó sexualmente de dos menores de 10 y 12 años. “Me arrepiento de todo lo que he hecho” ha manifestado el acusado, que ha reconocido su culpabilidad en los abusos ocurridos a finales de 2014 en la localidad de L'Alcora (Castellón). El Ministerio Fiscal pedía una pena de 16 años de prisión, pero un acuerdo de conformidad con la defensa y la acusación particular ha fijado la petición en 9 años de prisión y multas por los delitos de exhibicionismo y hurto.

El pederasta, que está desde su detención en diciembre de 2014 en prisión preventiva, se ganó la confianza del entorno familiar y del círculo de amistades de los menores, a los que llevaba regularmente al colegio y visitaba sus domicilios con frecuencia. De hecho, estableció una relación de dominación con uno de los menores a base de regalos y prebendas, según recoge en su escrito la Fiscalía.

Por ello, continua la argumentación, y aprovechando la excusa de llevar y traer a uno de los menores de la escuela, el acusado se introducía en su habitación y cometía los abusos sexuales continuados a los que el menor accedía por la dependencia emocional y física que el pederasta había creado en él. Durante estos abusos, el acusado llegó a hurtar 400 euros de una caja metálica que la madre del acusado tenía en el interior del armario de la habitación de matrimonio.

En el caso de los otros menores, el procesado aprovechó diversos descuidos en los que estaba a solas en su domicilio o en un lugar común de reunión de los amigos en el municipio para proceder conminarles a mantener relaciones sexuales y para, en ciertos momentos, practicar el exhibicionismo en su presencia.

El Ministerio Fiscal ha realizado una petición condenatoria en sus conclusiones de 9 años de prisión y multa por dos delitos de abuso sexual a menores de 13 años, uno de ellos continuado, dos delitos de exhibicionismo y provocación sexual y un delito de hurto por el dinero sustraído a la madre de uno de los menores.