Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homs propone crear una comisión en el Congreso sobre la independencia

Primer debate entre los candidatos catalanes a las Cortes Generales en la cadena Ser

De izquierda a derecha, Dolors Montserrat (PP), Francesc Homs (CDC), Gabriel Rufián (ERC), Xavier Domènech (En Comú Podem), Meritxell Batet (PSOE) y Juan Carlos Girauta (C's).
De izquierda a derecha, Dolors Montserrat (PP), Francesc Homs (CDC), Gabriel Rufián (ERC), Xavier Domènech (En Comú Podem), Meritxell Batet (PSOE) y Juan Carlos Girauta (C's).

Independencia sí, independencia no o cómo lograr el encaje de Cataluña en España tras las elecciones del 26-J, este ha sido el tema principal en el debate entre los candidatos catalanes al Congreso de los Diputados que ha tendido lugar este martes en Cadena Ser. Los representantes de las diferentes formaciones han protagonizado un debate, en ocasiones acalorado, en el que han dejado claro que, previsiblemente, el principal problema al que se enfrentarán los partidos a la hora de formar Gobierno será el encaje de Cataluña en España; ya que, si los resultados son similares a los del 20-D será necesaria la colaboración de los nacionalistas para lograr investir un presidente.

El cabeza de lista de Convergència Democràtica de Catalunya, Francesc Homs, ha propuesto, ante la sorpresa del portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, la creación de una comisión en el Congreso para tratar el tema catalán que "aporte resultados antes de finales de año". Por su parte, Rufián se ha mostrado más tajante asegurando que "Cataluña no volverá a pedir permiso al Estado", dejando así claras las intenciones rupturistas de los republicanos. Para Rufián su presencia en el Congreso es solo "un escaparate" para poder visibilizar el mandato del 27 de septiembre, aunque sí que ha celebrado que haya partidos como Podemos que reconozcan la plurinacionalidad de España.

Fuentes del equipo de Homs aseguran que esta propuesta es una fórmula "procedimental" para poner fin "a la callada por respuesta" que está recibiendo, en su opinión, Cataluña. El objetivo de la comisión sería que todos los grupos políticos del Congreso se vieran obligados a realizar sus propuestas sobre el encaje de Cataluña en España y, a partir de esa base, elaborar unas conclusiones. El debate sería, en todo caso, obligado.

Convergència, por ejemplo, previsiblemente junto a Esquerra Republicana, defendería la convocatoria de un referéndum independentista. La llamada del partido nacionalista va en la línea del planteamiento expresado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una entrevista a EL PAÍS el pasado domingo, cuando demandó una propuesta del próximo Gobierno que se pueda trasladar a la consulta que prevé convocar la Generalitat. En este caso, sin embargo, la iniciativa no surgiría del Ejecutivo sino del Parlamento.

La propuesta de Homs se encaja en la campaña electoral que quiere impulsar CDC, en la que quiere dar la imagen de que lidera el independentismo y que lo quiere defender en el Congreso con planteamientos prácticos. Fuentes de Convergència han desmarcado ese planteamiento con el realizado por el candidato socialista, Pedro Sánchez, que propone ofrecer un encaje singular a Cataluña. Los nacionalistas han tachado de inconcreta la medida del líder del PSOE.

El representante de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, se ha mostrado fiel al argumentario de la formación naranja negando que se pueda hacer ningún tipo de concesión a los independentistas, y ha tachado de la comisión propuesta por Homs de "estar dedicada a mantener un caldo de cultivo que no se corresponde con los problemas de los ciudadanos". En este punto también ha coincidido la candidata socialista Meritxell Batet, que ha asegurado que con la propuesta federalista que propone el PSOE no solo se daría solución al problema territorial sino que también se podrían solucionar las cosas que "importan a los ciudadanos" como la pobreza energética.

Por su parte, Dolors Montserrat, número cuatro del PP por Barcelona, ha cerrado toda posibilidad a hacer una consulta y a que se modifique la Constitución. Aunque la candidata popular ha estado más centrada en seguir el argumentario que los populares tienen marcado  para esta campaña, con la creación de empleo como bastión principal de las políticas realizadas por Rajoy, que en argumentar en contra de la independencia de Cataluña. 

Xavier Domènech, el candidato de En Comú Podem —la coalición de Podemos en Cataluña—, ha defendido que la mejor solución para la cuestión catalana es un referéndum convocado por el Estado "para agilizar el proceso" y ha ilustrado su opción con ejemplos como las consultas realizadas en Canadá o en Escocia. Para Domènech la cuestión catalana es un problema de todo el Estado, que tarde o temprano tiene que acabar derivando en un debate sobre el modelo territorial, en que se reconozca la realidad plurinacional de país.

A lo largo del debate se han vivido momentos tensos, especialmente con las intervenciones del candidato republicano, Gabriel Rufián, que en su primera intervención reivindicó el mandato del 27-S y aseguró que lo que pasa en Cataluña no es "ni una crisis ni un lio", sino que es el mandato de la ciudadanía catalana. A lo que el candidato de Ciudadanos respondió de manera tajante: "El separatismo tiene las de perder. ahora hay que ver cómo organizamos a los independentistas y a ver cómo los encajamos en un estado de derecho democrático".

La comisión parlamentaria sobre la independencia

La propuesta de crear una comisión parlamentaria que discuta y estudie el encaje de Cataluña en España, del candidato de Convergència Democràtica de Catalunya, Francesc Homs, debería aportar conclusiones antes de final del 2016, o lo que es lo mismo, tan solo tres meses de trabajo para tratar este tema, ya que previsiblemente no habrá Gobierno hasta septiembre.

Según Homs tres meses es tiempo más que suficiente para poder tratar los puntos básicos como un diagnóstico de qué ha pasado en Cataluña desde la suspensión del Estatut, hace ahora 10 años.

Esta comisión también deberá presentar propuestas sobre cómo articular una posible votación sobre el encaje de Cataluña en España, y sobretodo establecer unos marcos legales para la consulta como la pregunta y la fecha.