Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC vende su sede en Barcelona

Los socialistas pretenden reducir deuda y ya buscan nuevo local

Iceta i Escarp, ante la sede del PSC.
Iceta i Escarp, ante la sede del PSC.

Época de mudanzas para los partidos políticos. Los socialistas catalanes firmaron ayer el contrato de arras para vender la histórica sede que tiene el partido en la calle Nicaragua de Barcelona. El objetivo, según confirman, es reducir el déficit. El inmueble estaba en venta desde el pasado verano, pero el partido no ha querido revelar el importe de la venta. Los socialistas se dan ahora un plazo de entre cinco y ocho meses para encontrar un nuevo lugar. El nuevo propietario está vinculado al sector inmobiliario, según ha avanzado El Periódico en su edición digital.

El edificio de la calle Nicaragua tiene más de 4.700 metros cuadrados y seis plantas --una de ellas, un aparcamiento de 400 metros cuadrados--. Los socialistas, que ocupaban el edificio desde hacía más de 40 años, han sopesado en este periodo hasta tres ofertas de compra antes de cerrar la operación.

No son los únicos. La dirección de Unió Democràtica de Catalunya decidió en marzo acogerse a un preconcurso de acreedores para resolver su alarmante situación financiera producto de la deuda acumulada. El partido debe 17 millones de euros, según el Tribunal de Cuentas.  Convergència vendió el año pasado su histórica sede de la calle de Còrsega, en Barcelona, al Grupo Platinum, de Hong Kong.