Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primero de Mayo con amenaza de huelga general en Barcelona

9.000 personas, entre ellas decenas de políticos, marchan el Día Internacional del Trabajo por la capital catalana

Manifestación del Primero de Mayo en Barcelona.
Manifestación del Primero de Mayo en Barcelona. EFE

Los líderes de los sindicatos catalanes mayoritarios han amenazado, en los minutos previos al inicio de la manifestación del Primero de Mayo en Barcelona, con convocar una huelga general, antes de que se acabe el 2016, si el Gobierno no deroga la reforma laboral. La principal movilización del Día del Trabajador en la capital catalana ha contado con la presencia de decenas de políticos y cargos públicos entre los que han destacado la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Oriol Junqueras o la consejera de trabajo, Dolors Bassa. En total entre políticos, sindicalistas y el resto de participantes, 9.000 personas han marchado por la Via Laietana reivindicando sus derechos laborales. 

Este año la pancarta unitaria que encabezaba la manifestación ha rezado: “Contra la pobreza salarial y social. Trabajo digno y derecho”. Minutos antes de iniciarse la marcha, Camil Ros, el recientemente nombrado secretario general de UGT Cataluña, ha amenazado con una huelga general. Ros ha criticado que “la reforma laboral del PP ha hecho pobres a los trabajadores y la salida de la crisis sólo la han notado las empresas del Ibex 35”. El líder sindical ha apostado por la necesidad de aprobar una renta garantizada de ciudadanía “para la que no podemos esperar ni tres, ni 18 meses”. Ros ha amenazado con que los sindicatos movilizarán a la “clase trabajadora para que en las próximas elecciones voten para derogar la reforma laboral”. Además, el líder de UGT apuesta por un salario mínimo de 1.000 euros.

Por su parte, Joan Carles Gallego, secretario general de Comisiones Obreras en Cataluña, ha denunciado que en España “ha aumentado la riqueza pero esta no llega a los trabajadores por lo que tenemos que luchar para conseguir condiciones laborales estables y dignas”. Gallego ha pedido que se hagan políticas al servicio de las personas y no al revés y ha sido muy crítico con los recortes o “la ley mordaza”. “Seremos conflictivos en los lugares donde existan políticas que generen pobreza”, ha amenazado.

Después de las declaraciones de los líderes sindicales ha sido el turno de las decenas de políticos que han querido participar en la tradicional protesta trabajadora. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha asegurado que no es la primera vez que asiste a la movilización. “Esta vez he venido a defender a los trabajadores y los derechos sociales, hay que defender la emergencia habitacional y luchar contra la pobreza energética”.

Junqueras ha calificado su presencia en la marcha como una obligación. “El gobierno debe defender los derechos de los ciudadanos” y ha criticado las decisiones del Tribunal Constitucional, “un tribunal politizado que actúa contra Cataluña”. El vicepresidente de la Generalitat ha querido enviar un claro mensaje a la ciudadanía: “El actual gobierno de la Generalitat no dejará a sus ciudadanos en la estacada” y se ha mostrado a favor de derogar la reforma laboral.

Bassa, que hasta el año pasado era secretaria general de UGT en Girona, ha cargado contra la reforma laboral del Partido Popular y ha añadido que “hay que derogarla y desde Cataluña trabajamos para tener todas las competencias laborales”.

El líder socialista Miquel Iceta se ha manifestado junto a sus compañeros del PSC. Eva Granados ha ejercido las funciones de portavoz socialista y ha pedido un “cambio de gobierno para que se derogue la reforma laboral”. El líder socialista municipal, Jaume Collboni,ha apostado por un discurso más social “hay gente con trabajo que es pobre, tenemos que acabar con eso”. El diputado de Cataluña Si que es Pot, Lluís Rabell, ha vaticinado que este “Primero de Mayo es el disparo de salida para esta segunda vuelta de las elecciones Generales con la que consigamos un gobierno de cambio”. A preguntas sobre la ausencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la marcha; Rabell ha sostenido desconocer si Colau participaba o no de la misma “pero ella siempre ha apoyado todos los actos reivindicativos, no le queda nada por demostrar en ese sentido”.

El diputado de Ciudadanos, Albert Espinosa, también ha acudido a la manifestación y ha apostado por “revisar” la reforma laboral del PP.

Entre los asistentes se encontraban diputados, alcaldes, concejales… de PSC, ERC y las distintas confluencias de izquierdas.

También han tenido lugar en la marcha diferentes mareas y reivindicaciones de vecinos originarios de otros países con propuestas como acabar con el bloqueo en Cuba o luchar contra la corrupción en Brasil. La marcha reivindicativa ha comenzado en la plaza Urquinaona y ha finalizado unos metros más abajo en la plaza de la Catedral.