Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento reconoce la falta seguridad en El Retiro

El Consistorio reforzará la presencia policial para frenar el menudeo de droga y los robos

Puerta de la Independencia del parque de El Retiro de Madrid.
Puerta de la Independencia del parque de El Retiro de Madrid.

El Área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid reconoció ayer que existen problemas de seguridad en el parque de El Retiro, como el menudeo de droga, por lo que pretende aumentar la presencia policial en las próximas semanas. En especial, preocupa la primavera y el verano. Otras incidencias recurrentes son la venta ambulante de productos falsificados y el robo por descuido, según los grupos de Ciudadanos y del PP.

El director de la Policía Municipal, Andrés Serrano, espera que el número de agentes de la Unidad Integral de Distrito (UID, la comisaría del distrito) de Retiro aumente próximamente hasta completar el 100% del personal. Esto permitiría aumentar las patrullas de vigilancia dentro del parque y controlar la venta ambulante. También se pretende incrementar el número de ciclistas dependientes de la Unidad de Medio Ambiente que patrulle por el parque. “Entre abril y octubre se llevará a cabo el programa de alta visibilidad por el que se aumenta la presencia en el parque”, relató Serrano.

La más crítica con la gestión del equipo de gobierno fue Carmen Castell, del PP, que aseguró que se está traficando con droga en el pasadizo de la calle de Lagasca. “Cada vez que voy por ahí acelero el paso por si acaso. Usted habla de competencias y no de soluciones, porque no sabe los términos en lo que hacerlo”, señaló la concejal del PP. La edil de Ciudadanos Ana María Soler destacó los hurtos hechos por menores rumanos y búlgaros en los alrededores del Palacio de Cristal, la venta ambulante de camisetas, bolsos y palos de selfies, además de los lateros que venden comida y bebida por todo el parque, además del menudeo de droga.

Déficit de policías

Otro problema que se trató ayer en la comisión de Salud, Seguridad y Emergencias es el alto déficit de agentes que sufre la Policía Municipal. En concreto, hay 900 funcionarios menos de los que recoge la relación de puestos de trabajo. Se está al 78% del total. Ese es uno de los motivos que esgrimió el concejal José Javier Barbero para disolver una de las unidades centrales de seguridad (UCS, los antidisturbios del cuerpo).

Los agentes de movilidad del Ayuntamiento (600 en total) con más de cinco años de antigüedad podrán pasar a hacerse policías municipales si superan unas pruebas restringidas mediante un concurso-oposición, según adelantó Barbero. Se premiará, eso sí, los principios de “mérito, capacidad, igualdad y publicidad”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram