Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pacto de JxSí y la CUP dinamita los puentes con Catalunya Sí Que Es Pot

Marta Ribas asegura que la coalición tiene la mano tendida para "acabar con las políticas de derechas"

Los diputados de la CUP en el Parlament en una imagen de archivo.
Los diputados de la CUP en el Parlament en una imagen de archivo.

Los diez diputados de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) han enviado este lunes una carta al grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot en la que muestran su preocupación por la falta de diálogo entre ambas formaciones en el Parlament. “No os hemos visto nunca como enemigos políticos ni como objetivo a batir, ni tan solo como a rivales, simplemente porque es evidente que formulamos propuestas políticas muy diferentes”, manifiestan los anticapitalistas.

La CUP ha intentado involucrar a la izquierda alternativa en distintas iniciativas, sobre todo en materia social, para evitar votar siempre solo con Junts pel Sí. En la carta, los anticapitalistas explican que ya quisieron sumar a la coalición durante las negociaciones para formar Gobierno, pero respetaron que no hubiera una reunión formal de ambos grupos hasta la investidura fallida de Artur Mas: “Desde el día siguiente a las elecciones entendimos como una prioridad política haceros partícipes del proceso político que vivimos en este momento histórico para Cataluña”.

El partido independentista asegura que ha buscado la “complicidad política” poniendo en el centro del debate “imaginarios y relatos” que ambos partidos comparten. Desde el 27-S, la CUP ha buscado puntos de encuentro en el marco del derecho a decidir con Catalunya Sí que es Pot, aunque la coalición no apoye la intención de construir una república catalana sí les unen reivindicaciones como el plan de choque social. La CUP insiste en que esperaba poder formar un “bloque de izquierdas” con el grupo de ICV, Podem, EUiA y Equo tras la investidura de Carles Puigdemont.

La misiva se centra en criticar la posición de los miembros de Iniciativa dentro de la coalición: “Los acontecimientos parlamentarios y mediáticos de los últimos días nos presentan una estrategia clara por parte de algunos miembros de vuestro grupo parlamentario y de portavoces de ICV de ataque a la CUP con el objetivo de ‘evidenciar contradicciones’ en nuestra organización”. Los diputados anticapitalistas manifiestan un sentimiento de “linchamiento” en las redes sociales y en el Parlament, y citan una comparecencia de la diputada Hortènsia Grau de la semana pasada en la que censuró la postura de la CUP sobre la empresa ATLL.

“Deseamos compartir con vosotros muy pronto el calor fraternal de la lucha compartida”, sostienen en la carta. Ambas formaciones se han reunido una sola vez desde las elecciones catalanas. Esta semana, la CUP busca su apoyo para que las tres leyes independentistas se desarrollen en una ponencia conjunta con todos los grupos parlamentarios. Una fórmula que se decidirá en la reunión de la Mesa del Parlament de este martes y que defienden junto a Junts pel Sí.

Iniciativa per Catalunya ha salido al paso negando el relato que sostiene la carta de la CUP. “Están expresando como un problema de comunicación lo que en realidad es un problema de estrategia política: han optado por dar apoyo a Junts pel Sí y a un presidente de CDC”, ha dicho la portavoz de ICV y diputada de Catalunya Sí que es Pot, Marta Ribas. 

La diputada de la izquierda alternativa ha apuntado que su formación continuará “con la mano tendida” para “acabar con las políticas de derechas” y se ha defendido de las acusaciones a su compañera de filas, Hortènsia Grau: “Ellos han optado por no hurgar en la herida de Convergència y por huir hacia delante con el tema de ATLL”.

“Me sorprende que, si se quiere resolver una diferencia que no es comunicativa sino estratégica que puede haber generado algún malentendido, no se haga cara a cara y se haga con una carta que se envía a la prensa”, ha zanjado Ribas. Por su parte, el diputado de Catalunya Sí que es Pot por parte de Podem, Albano Dante, ha contestado a los anticapitalistas sin reproches a través de Twitter: “Desde las divergencias coincidimos en que hay que construir puentes. No siempre es fácil. La carta seguro que ayuda”.

Más información