Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miró: el amor por los objetos

CaixaForum Madrid recorre la heterodoxia artística del creador catalán en una exposición de 109 obras

Algunas de las esculturas de Joan Miró que se muestran en la exposición 'Miró y los objetos'.
Algunas de las esculturas de Joan Miró que se muestran en la exposición 'Miró y los objetos'.

A lo largo de toda su vida, Joan Miró (Barcelona, 1893 - Palma de Mallorca, 1983) acumuló en sus estudios todos aquellos objetos que encontraba y habían llamado su atención: Conchas, esponjas, manillares de bicicletas, un trozo de alfombra o unos cubiertos. Por un lado, los usaba para decorar su lugar de trabajo, pero muy pronto empezaron a formar parte de sus collages, esculturas y cerámicas, como también hicieron dadaístas y surrealistas. En una carta enviada a su amigo Matisse, en 1936, habla de su afición: “Me siento atraído por una fuerza magnética hacia un objeto, sin premeditación alguna”.

De esa esa intensa relación trata la exposición Miró y el objeto que hasta el 22 de mayo se puede ver en las salas de CaixaForum Madrid. Realizada en colaboración con la Fundación Miró de Barcelona, la exposición muestra 109 obras fechadas entre 1916 y 1981, prestadas por coleccionistas públicos y privados de todo el mundo, en las que se narra como el artista perpetra su personal asesinato de la pintura y ensalza la obra de arte más allá del caballete y de las telas convencionales.

Comisariada por William Jeffett, responsable de exposiciones del Salvador Dalí Museum de Saint Petersburg (Florida), la impactante muestra guarda un orden cronológico y el espectador aprecia los dos grandes momentos en los que Miró decidió acabar con la pintura convencional. El comisario señala que el artista exploró por primera vez la idea de la antipintura en 1930. “En una serie de telas calculó con gran precisión la composición para luego eliminarla tachando la imagen. En 1974 Miró realizó una serie de telas quemadas para su gran retrospectiva en el Grand Palais de París. tiempo, propuso una serie de esculturas en bronce, hechas también a partir de assemblages de objetos, cerámicas y tapices, como expresiones poéticas más allá de la pintura”.

En el primero de los seis ámbitos en los que está dividida la exposición, se puede apreciar la atracción primigenia de Miró por los objetos y su primera relación creativa con ellos a partir de su representación pictórica. Incluye una selección de naturalezas muertas entre las que destacan dos de 1922-1923 procedentes del MoMA de Nueva York: supusieron sus primeros intentos conscientes de incorporar objetos humildes en su producción y reivindicar el valor de los elementos populares como materia artística.

Viene después el ámbito en el que se da cuenta de su batalla contra el arte convencional. Después de conocer a Breton y aliarse con los surrealistas crea algunas de sus obras más rompedoras, como su serie Bailarinas españolas (1928) y los collages Sin título (1929), compuestos con materiales no artísticos. En 1930 realiza una serie de (anti)pinturas, donde se presentan imágenes canceladas o tachadas. En esta línea de experimentación, un año después, Miró crea una serie de pinturas-objeto que son puros ensamblajes hechos con objetos encontrados en la calle.Es entonces cuando irrumpe en su obra el objeto físico para no abandonarla ya jamás.

La exposición avanza con obras realizadas en la década de los cuarenta, hechas con materiales inusuales y soportes no asociados a las técnicas tradicionales de bellas artes: conglomerado de madera, fragmentos de metal, fibrocemento. El comisario concluye explicando que el artista quebranta así los enfoques convencionales de la pintura mediante la incorporación de materiales no pictóricos o la selección de formatos inusuales, negando la función tradicional del arte como ilusión y, a la vez, afirmando su condición material como objeto. Estas investigaciones le conducirán, posteriormente, al mundo de la cerámica y de la escultura.

Intercaladas entre los diferentes ámbitos artísticos, se muestra una selección de algunos de los objetos encontrados en los estudios de el artista, junto a fotografías en las que se le puede contemplar trabajando sus nuevos materiales.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram