Crisis políticas

Iniciativa y Podem pugnan por el liderazgo de Catalunya Sí que es Pot

Los diputados del partido morado habían amagado con romper la coalición si no se producían ajustes

Iniciativa per Catalunya y Podem protagonizaron ayer otro episodio que refleja los desencuentros y la pugna por el liderazgo en Catalunya Sí que es Pot (CSQP). Albano Dante Fachín, diputado de Podem, envió el lunes, en su calidad de portavoz adjunto del grupo, un extenso escrito entre cientos de simpatizantes en la que lamenta que ICV ha convertido a los diputados de Podem en espectadores de la vida parlamentaria al “hacer y deshacer a placer”. El documento daba de plazo a ICV hasta este jueves para rectificar. Tras una reunión, el ecosocialista Joan Coscubiela negó ayer el riesgo de ruptura y avanzó que se aplicarán los “ajustes necesarios”. No todos los diputados de Podem comparten la estrategia de Fachín pero sí el malestar en el grupo.

Fachin (i), Coscubiela (c) junto al socialista Iceta, y Rabell (d), en el Parlament.
Fachin (i), Coscubiela (c) junto al socialista Iceta, y Rabell (d), en el Parlament.Albert Garcia

La carta, de cuatro folios, no está firmada por Fachín pero la difundió él. Varias fuentes le identifican además de que alude a su trabajo de periodista y a su lucha como activista de la sanidad pública. Bajo el título Operación luz morada, el texto, que teóricamente deberían haber firmado los cuatro diputados de Podem, alude a la difícil vida parlamentaria y a la escasa visibilidad de Podem. El protocolo firmado por ICV, Podem y Esquerra Unida i Alternativa otorgaba a los ecosocialistas la portavocía del grupo pero la carta lamenta que eso no quería decir que “tuvieran que desaparecer del mapa o trabajar al dictado”. En la carta, en la que se critica el proceder de la “vieja política”, se informaba de que ICV tenía hasta mañana para cambiar el rumbo.

Fachín se entrevistó el lunes por la mañana con Lluís Rabell, presidente del grupo, Coscubiela y Joan Josep Nuet, de EUiA y les avisó que la situación era “intolerable”, pedía un “cambio profundo” y que en caso contrario el grupo de CSQP podría tener “los días contados”. Por la noche, Fachín difundió el relato invitando a la organizaciión a tomar una decisión si el ultimátum no cuajaba.Tras horas de tensión, la crisis se recondujo ayer por la mañana en el Parlament con una reunión de todos los diputados. En una comparecencia en la Cámara, Coscubiela admitió las “debilidades de un grupo joven” en el que conviven varias culturas y admitió que aplicará “los ajustes necesarios”. “Somos como una caña de junco: puede soplar el peor tsunami que nunca se rompe. No hay ningún riesgo de ruptura”, dijo.

La tensa relación entre los dos socios ha trascendido justo cuando Ada Colau ha impulsado un nuevo partido político “que no sea una coalición ni una sopa de siglas”. Todas las partes aseguran que ha sido una mera coincidencia porque apuestan por la confluencia. Fachín, que no pudo ayer ser localizado por este diario, planea presentar su candidatura al consejo ciudadano de Podemos que votará una nueva dirección dentro de dos meses. Todo apunta a que habrá más de una candidatura y que otra surja del mismo grupo parlamentario.

Fuentes de Podem reconocieron que existía malestar por la forma de actuar de Iniciativa pero que la estrategia de Fachín no era unánime en el grupo y que se precipitó. En la carta, en cualquier caso, se deduce que habla en nombre del colectivo. Marc Bertomeu, portavoz de Podem, minimizó el conflicto y señaló que Fachín se había limitado a rendir cuentas a los afiliados.

Coscubiela rebajó la tensión señalando que CSQP goza de buena “salud” y de “coherencia política” como lo demuestra que no haya habido divergencias ideológicas sobre la comisión del proceso constituyente. El portavoz, que precisó que se estaban negociando el reparto de tareas, achacó la carta a a inexperiencia y “a la angustia” de algún diputado al estar el Parlament “hibernando”. Coscubiela anunció que el diputado Joan Giner presidirá la comisión de la Juventud y que el cargo de portavoz de la del Proceso Constituyente, que reivindicaba Podem, se la repartirán Rabell, Coscubiela y Dante.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50